Lunes, 10 de septiembre de 2007
09 Septiembre (ACI).- Concluida la Santa Misa en la Catedral de San Esteban en Viena, el Papa Benedicto XVI rez? con los presentes en la plaza central el ?ngelus Dominical, invitando a contemplar el don que Dios nos hace en la Eucarist?a y ver en la respuesta disponible de la Virgen Mar?a un modelo para todos los cristianos.

?El Rito eucar?stico realizado con el debido cuidado nos ayuda a tomar conciencia de la inmensa grandeza del don que Dios nos hace en la Santa Misa, y nos colma de un gozo profundo?, dijo el Pont?fice.

Invitando a tener a Mar?a como modelo de respuesta, el Santo Padre record? que ?frente al amor respetuoso y delicado de Dios, que por la realizaci?n de su proyecto de salvaci?n espera la libre colaboraci?n de su criatura, la Virgen pudo hacer caer toda duda y entregarse confiadamente en sus manos?.

?Plenamente disponible, totalmente abierta en su interioridad y libre, dio a Dios la posibilidad de colmarla con su Amor, con el Esp?ritu Santo?, agreg?.

Finalmente exhort? a los fieles presentes a ??Amar a Jes?s como lo am? Mar?a, a llevarlo a los hombres como Mar?a lo llev? a Isabel, suscitando gozo y alegr?a! La Virgen ha donado al Verbo de Dios un cuerpo humano, para que pudiese entrar en el mundo. Donad tambi?n vosotros vuestro cuerpo al Se?or, haci?ndoos cada vez m?s un instrumento del amor de Dios, un templo del Esp?ritu Santo?.
Comentarios