Domingo, 16 de septiembre de 2007
16 Septiembre (ACI).- A las doce horas de hoy, miles de peregrinos se dieron cita en el Palacio Apost?lico de Castelgandolfo para rezar el ?ngelus Dominical con el Papa Benedicto XVI, quien afirm? que la verdadera religi?n es aquella en la que la persona entra en sinton?a con el coraz?n rico de misericordia de Dios haci?ndose capaz de amar a todos a imitaci?n del Padre.

?Dios es amor misericordioso?, fueron las palabras con las que el Santo Padre dio inicio a su reflexi?n en base a cap?tulo 15 del Evangelio seg?n san Lucas.

El Papa apunt? que ?casi pareciera escuchar la voz de Jes?s que nos revela el rostro del Padre, suyo y nuestro?, y es que en efecto ??l ha venido al mundo? para ?hablarnos del Padre; para hac?rnoslo conocer, hijos perdidos, y resucitar en nuestros corazones el gozo de pertenecerle, la esperanza de ser perdonado y restituidos a nuestra plena dignidad, el deseo de habitar por siempre en su casa, que es tambi?n nuestra casa?.

?Dios no quiere que se pierda ni siquiera uno solo de sus hijos, y su alma desborda en alegr?a cuando un pecador se convierte?, agreg? el Pont?fice.

Asimismo defini? la verdadera religi?n como aquella que ?consiste en entrar en sinton?a con este Coraz?n ?rico de misericordia?, que nos pide amar a todos, imitando al Padre celeste que respeta la libertad de cada uno y nos atrae a s? con la fuerza invencible de su fidelidad?.

Citando tambi?n el cap?tulo seis del mismo Evangelio, el Papa anot? que cuantos quieren ser disc?pulos de Jes?s deben seguir el camino que ?l muestra: ?No juzgu?is... no conden?is... perdonad y ser?is perdonados; dad y recibir?is... sed misericordiosos como es misericordioso vuestro Padre?.

Hacia el final de su alocuci?n, el Santo Padre record? al Siervo de Dios Juan Pablo II, quien ?dedic? su segunda Enc?clica al Padre misericordioso? y quien ?a lo largo de todo su pontificado se hizo misionero del amor de Dios y de todas las gentes?, recordando que ?la Misericordia de Dios es m?s fuerte que todo mal, y que solo en la Cruz de Cristo se encuentra la salvaci?n del mundo?.
Comentarios