Martes, 18 de septiembre de 2007
Trabajo sobre la presencia de la Virgen Mar?a en Europa, ?publicado por DOSSIER FIDES de Agencia Fides.


MARIA Y EUROPA
(Segunda Parte)

A cargo de N. Bux y S. Vitiello




IRLANDA

Los santuarios irlandeses visibles actualmente se remontan al siglo XI, puesto que las tierras irlandesas --las cuales, si bien situadas en los l?mites del mundo conocido, fueron de las m?s f?rtiles para la conversi?n luego de la evangelizaci?n iniciada el a?o 432 por san Patricio, originario de Breta?a--, sufrieron en el siglo VIII las incursiones de las poblaciones vikingas, que saquearon y destruyeron los monasterios de todo el norte de Europa.

El reflorecimiento de la fe cat?lica y, por lo tanto, de la devoci?n mariana, se debe al establecimiento en la isla de poblaciones normandas, a partir del siglo XI, las cuales volvieron a dedicar a la Sant?sima Virgen muchos lugares que hab?an estado precedentemente dedicados a los santos locales.

NUESTRA SE?ORA DE LA ISLA ? LADY?S ISLAND

Es este el caso de Nuestra Se?ora de la isla, localidad dedicada previamente a san Barry. La peregrinaci?n a este lugar sigui? siendo practicada incluso durante los per?odos de mayor persecuci?n por parte de los ingleses, durante el reino de Enrique VIII, con caracter?sticas fuertemente penitenciales: se recorr?a el per?metro de la isla varias veces, caminando descalzo por el agua. En estos periodos, el fervor cat?lico irland?s se convirti? tambi?n en s?mbolo de la identidad nacional y cultural negada por mucho tiempo por la opresi?n inglesa. En los momentos de mayor persecuci?n siempre la conciencia de la pertenencia a Cristo y el consecuente confiarse del hombre a su Creador se hacen m?s intensos y evidentes, no como consecuencia de la necesidad de una toma de posici?n en el conflicto, sino como un anhelo irreprimible de la verdad por parte del hombre ante la injustificable negaci?n de la misma.
En 1647 la primera asamblea nacional del nuevo reino proclam? a Mar?a como su protectora. En 1641 el pueblo irland?s, guiado por el comandante Owen Roe O?Neill, adopt? como grito de guerra ?Santa Mar?a? y como estandarte del ej?rcito la figura de la Virgen con el Ni?o. Pero la resistencia fue vencida pronto por las tropas de Oliver Cromwell, el cual, habiendo recorrido toda la isla, destruy? todo vestigio de culto cat?lico y demoli? todas las iglesias y conventos.
Lo que permiti? a los irlandeses custodiar su identidad cat?lica y alimentar eficazmente la fe fue la recitaci?n, personal o en el hogar dom?stico, del Santo Rosario, el cual tuvo un papel tan importante que se convirti? en una caracter?stica nacional.
Las leyes penales contra los cat?licos fueron abolidas reci?n en 1828 y la rehabilitaci?n social y econ?mica tuvo que esperar un tiempo mayor. Los antiguos santuarios y conventos no fueron reedificados y hasta ahora las ruinas yacen solitarias en medio del campo. Por ello en Irlanda no es posible divisar la presencia de ning?n santuario, a excepci?n del de Knock.

NUESTRA SE?ORA REINA DE IRLANDA ? KNOCK

Santuario mariano nacional, constituye meta obligada para todo buen cat?lico irland?s.
Este lugar se origina en una aparici?n de la Virgen acompa?ada de San Jos? y de san Juan Evangelista, completada por un altar que tiene encima al Cordero Divino y la Cruz. La aparici?n se remonta al 21 de agosto de 1879 y se verific? en presencia de quince personas de diversas edades. El santuario goza de la presencia anual de cerca de un mill?n de peregrinos. El acontecimiento contribuy? a reducir la tensi?n social y el odio hacia los ingleses y fue interpretado como un signo de la ayuda celestial y un llamado a permanecer fieles a la Iglesia Cat?lica y en particular a la Divina Eucarist?a y al culto mariano. El mismo obispo del lugar, Monse?or John McHale, coment? con las siguientes palabras la respuesta favorable de la comisi?n que estudi? los hechos de Knock: ?Es un privilegio para la pobre gente del oeste, en su miseria y en su sufrimiento, que la Virgen se haya aparecido a ellos?.
A 1976 se remonta la construcci?n de una gran iglesia, que se uni? al templo parroquial, y la localidad fue honrada con la visita del Siervo de Dios Juan Pablo II el 30 de setiembre de 1979, aniversario de la aparici?n.
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios