S?bado, 22 de septiembre de 2007
Santo Domingo (Agencia Fides). La Conferencia del Episcopado Dominicano ha convocado una rueda de prensa para dar a conocer el documento publicado por los Obispos al termino de su Asamblea Plenaria celebrada a finales del mes de agosto 2007.

NOTA SOBRE LA DESPENALIZACI?N DEL ABORTO


CONFERENCIA DEL EPISCOPADO DOMINICANO


La Conferencia del Episcopado Dominicano, en su reciente Asamblea Plenaria, celebrada desde el domingo 26 al viernes 31 de Agosto del 2007, ha decidido dirigir una breve Nota al pueblo dominicano, ante la amenaza que se cierne frente a la eventual despenalizaci?n del aborto.

Nosotros los Obispos de las 12 Di?cesis de la Republica Dominicana, queremos reafirmar lo siguiente:

(1) El c?digo gen?tico de cada vida humana concebida en el vientre materno es ?nico, original e irrepetible. La ciencia asegura que la fecundaci?n del ovulo y el espermatozoide produce una nueva criatura humana, que tiene un c?digo gen?tico distinto al de su madre, que no es parte del cuerpo de ella y tiene la misma dignidad que sus progenitores, por tanto, sus padres no pueden disponer de esa nueva vida que tiene su desarrollo aut?nomo, continuo y progresivo. Destruir el desarrollo de esta vida constituye un crimen jam?s justificable.

(2) La defensa de los derechos humanos fundamentales, es precisamente el Derecho a la Vida, que ha de ser protegida desde su concepci?n hasta su muerte natural. Es un imperativo ?tico para la Iglesia, el Gobierno, los Legisladores, las Organizaciones Nacionales e Internacionales y para todo ciudadano asumir la defensa de la vida humana, por encima de cualquier circunstancia. ?Ninguna circunstancia, ninguna finalidad, ninguna ley en el mundo, podr? jam?s hacer l?cito un acto que es intr?nsecamente il?cito, porque es contrario a la ley de Dios, escrita en el coraz?n de todo hombre, reconocible por la raz?n misma y proclamada por la Iglesia? (Juan Pablo II ? Evangelium Vitae. 25.03.95).

(3) La Constituci?n de la Republica Dominicana que es nuestra ley sustantiva, fundamenta claramente el derecho a la Vida y considera el aborto como un delito. (cfr Constituci?n de la Rep?blica, Art. 8. Ley 2501: la ley del Ni?o por nacer, Gaceta Oficial 1072, 2001 y el C?digo Penal dominicano Art. 317).

(4) Llamamos la atenci?n sobre las presiones que ejercen Organismos Internacionales y algunas ONGS sobre nuestro Gobierno y los Legisladores. ?No vendamos nuestra independencia, tan dolorosamente conquistada! Sabemos de estas presiones que son inaceptables, pero les pedimos que no claudiquen ante el valor fundamental de la vida, ya que lo fundamental es permanente y lo contingente es pasajero. Recordemos que la ?Interrupci?n Voluntaria del Embarazo? (IVE), no es m?s que un mentiroso, malicioso e irresponsable eufemismo para disimular el crimen del aborto.

(5) Hacemos un llamado a m?dicos, juristas, legisladores, artistas, grupos profesionales, sindicales y madres, que tienen clara conciencia del valor inviolable de la vida y que sienten el imperativo moral de defenderla, cuidarla y protegerla, a que se pronuncien a favor de la Vida y en contra de la pretendida despenalizaci?n del aborto.

(6) Compartimos con las personas que tristemente defienden el aborto en circunstancias especiales como violaci?n o incesto, amenaza de muerte de la madre y deformaci?n del feto; todo lo doloroso de estas situaciones y les pedimos tomar conciencia de que la soluci?n a estos casos, no es el aborto; sino la b?squeda de soluciones responsables desde el punto de vista m?dico, jur?dico, familiar y social, que somos los responsables de crear las condiciones de atenci?n digna a las madres con embarazos no deseados y a las criaturas que de ellas van a nacer.
(7) Recordemos que lo legal no suplanta lo moral, ni mucho menos suprime el sufrimiento f?sico y sicol?gico, ni el sentimiento de culpabilidad de quien aborta o colabora, a?n cuando sea en casos especiales.

(8) Dirigimos una palabra a las madres que han abortado y a los que experimentan la culpa de haber colaborado con abortos. Sabemos que han sufrido profundamente. Confiamos su arrepentimiento a la misericordia de Dios. Sean ustedes ahora testigos de excepci?n, haciendo un llamado a la defensa de la Vida Humana siempre y en cualquier circunstancia.

(9) Invitamos a todos los defensores de la Vida Humana, sean cat?licos o no, y a los hermanos de denominaciones cristianas y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, a que hagamos causa com?n de defensa y protecci?n del valor supremo de cada Vida Humana.

(10) Recordamos a todos los dominicanos, que la Iglesia, con sus obispos, sacerdotes, di?conos y fieles, ha sido y ser? siempre coherente con los principios ?ticos y morales y de manera particular con la defensa de la Vida Humana. Fray Ant?n de Montesinos defendi? la vida y la dignidad de los ind?genas y recibi? el rechazo de las autoridades de su tiempo. El Episcopado Dominicano, sali? a la defensa de la Vida Humana en la famosa Carta Pastoral del 25 de enero del 1960: ?Cada ser humano, aun antes de su nacimiento ostenta un c?mulo de derechos anteriores y superiores a los de cualquier Estado?. Con esta posici?n defend?a la vida de tantos dominicanos que eran acribillados durante la dictadura de Trujillo. Naturalmente, tambi?n recibi? el rechazo de las autoridades del momento.

(11) No corresponde al Estado, ni a Legisladores, ni a grupo humano alguno, atribuirse la potestad de decidir sobre un derecho individual, singular y original, que no puede ni debe ser violado. Es inconcebible que la capacidad intelectual de los legisladores y pol?ticos se vuelque contra la misma Vida Humana y quiera justificar err?neamente la legalizaci?n y despenalizaci?n del crimen del aborto. La defensa de la Vida Humana es un imperativo ?tico que hunde sus ra?ces en la ley natural, que no puede ni debe ser manipulada por ning?n poder, ni por ninguna legislaci?n que condena a muerte a un ser humano absolutamente indefenso.

(12) Invitamos a todas las parroquias del pa?s, de cada di?cesis, con sus sacerdotes, consagrados y fieles, a hacer una demostraci?n p?blica en defensa de la Vida Humana, organizando el rezo del Santo Rosario y promoviendo otras celebraciones que contribuyan a la toma de conciencia para defender la misma Vida Humana.

Esta Nota ha de ser le?da, en todas las comunidades donde se celebre la Eucarist?a, el 1er Domingo despu?s de recibida y darla a conocer a trav?s de los medios de comunicaci?n social, particularmente, los que son propiedad de la Iglesia..


Les bendecimos de Coraz?n.
Publicado por verdenaranja @ 15:48  | Hablan los obispos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios