Mi?rcoles, 26 de septiembre de 2007
AMERICA/COSTA RICA - Los Obispos piden votar seg?n principios ?ticos en el refer?ndum sobre el TLC; llamamientos, iniciativas de oraci?n por la paz social y la comuni?n (Fides)

Comunicado de la Conferencia Episcopal de Costa Rica
en relaci?n con el referendo sobre el TLC


Por un voto ?ticamente responsable.

1. Los costarricense estamos a las puertas de una importante efem?ride nacional y desde nuestra misi?n de pastores somos conscientes que no debemos quedar ?al margen en la lucha por la justicia? (S.S. Benedicto XVI, Deus Caritas est 28). Pues la Iglesia ?colabora purificando la raz?n de todos aquellos elementos que la ofuscan e impiden la realizaci?n de una liberaci?n integral. Tambi?n es tarea de la Iglesia ayudar con la predicaci?n, la catequesis, la denuncia, y el testimonio del amor y de justicia, para que se despierten en la sociedad las fuerzas espirituales necesarias y se desarrollen los valores sociales. S?lo as? las estructuras ser?n realmente m?s justas, podr?n ser eficaces y sostenerse en el tiempo? (Aparecida 385).

2. Desde esta perspectiva, consideramos necesario invitar a todos los y las costarricenses a participar en el referendo del pr?ximo 7 de octubre, y as? cumplir con el deber c?vico de ejercer nuestra voluntad y libertad de voto, conforme a la propia conciencia, iluminada por los principios ?ticos propuestos por el Magisterio de la Iglesia.

3. Tenemos claro que todo Tratado de Libre Comercio, aunque sea tan solo un instrumento de pol?ticas comerciales, debe enmarcarse dentro de la concepci?n de desarrollo ?que es el paso, para cada uno y para todos, de condiciones de vida menos humanas, a condiciones m?s humanas? (S.S. Pablo VI, Populorum Progressio 20). Es decir, no puede justificarse s?lo como el beneficio de unos pocos, sino el de todos los grupos ciudadanos. Por eso, su calidad ?tica est? definida por su contribuci?n al bien com?n de la sociedad, es decir, de todos los que la integran, no s?lo el de algunos, y ni siquiera ?nicamente el de la mayor?a.

4. En esta concepci?n de desarrollo, que es la que la Iglesia ha venido proponiendo en su Magisterio Social, son elementales no s?lo los principios de eficiencia, competitividad y productividad, sino tambi?n, y de manera prioritaria, los principios de justicia, equidad, solidaridad, opci?n preferencial por los pobres, libertad, autonom?a, participaci?n, di?logo y respeto por el ambiente.

5. Para discernir si estos principios est?n presentes en cualquier Tratado de Libre Comercio es necesario preguntarse:
a. ?Corrige o aumenta la creciente brecha social y econ?mica interna?
b. ?Ayuda a eliminar o deja inalterables las ra?ces de la pobreza?
c. ?Fortalece o debilita la capacidad nacional para decidir con autonom?a sobre el propio desarrollo?
d. ?Quedan los productores costarricenses m?s fortalecidos o m?s vulnerables frente al socio comercial?
e. ?Respeta la vida humana tal como se estipula en nuestro ordenamiento jur?dico?

6. Con estas orientaciones, que resumen las que hemos venido proponiendo desde el a?o 2005, reafirmamos nuestro compromiso de iluminar desde el Evangelio y la Ense?anza Social de la Iglesia el ser y el quehacer de la comunidad nacional. No nos corresponde decir si hay que votar s? o no en el referendo, porque ?incumbe a las comunidades cristianas analizar con objetividad la situaci?n propia de su pa?s, esclarecerla mediante la luz de la palabra inalterable del Evangelio, deducir principios de reflexi?n, normas de juicio y directrices de acci?n seg?n las ense?anzas sociales de la Iglesia? (S.S. Pablo VI, Octogesima Adveniens 4).
7. Una vez realizado el referendo, exhortamos a todos los sectores a respetar nuestro estado social de derecho y a aceptar el resultado con madurez y serenidad, de tal manera que se evite todo aquello que pueda amenazar la paz social. Corresponder? a todas las fuerzas vivas de la Naci?n, unirnos en un di?logo transparente y abierto, para consolidar la paz que tiene como nombre el desarrollo. Un desarrollo humano, integral y solidario que propicie el bien com?n y una sociedad m?s justa, equitativa e inclusiva.

8. Ponemos en manos de Nuestro Se?or Jesucristo, Pr?ncipe de la paz, y bajo la protecci?n de Nuestra Se?ora de los ?ngeles, patrona y Madre de los costarricenses, este referendo que por primera vez celebramos en nuestra querida Costa Rica.

Dios bendiga a nuestra Patria.

Dado en la Sede de la Conferencia Episcopal, el d?a 20 de setiembre del 2007.

Comisi?n permanente de la Conferencia Episcopal.
+Jos? Francisco Ulloa Rojas.
Obispo diocesano de Cartago.
Presidente de la Conferencia Episcopal.


+Hugo Barrantes Ure?a.
Arzobispo Metropolitano de San Jos?.
Vicepresidente.

+?scar Fern?ndez Guill?n.
Obispo diocesano de Puntarenas.
Secretario General.
Publicado por verdenaranja @ 0:11  | Hablan los obispos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios