Mi?rcoles, 03 de octubre de 2007
Octubre: ?Para que la Jornada Mundial Misionera sea una ocasi?n propicia para suscitar una cada vez m?s profunda conciencia misionera en cada bautizado? Comentario a la intenci?n misionera indicada por el Santo Padre, por el P. Vito Del Preto, PIME, Secretario General de la Pontificia Uni?n Misionera (PUM)

Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) - La Jornada Mundial Misionera 2007 lleva por tema: ?Todas las Iglesias para todo el mundo?. Con este eslogan, el Papa Benedicto XVI ?invita a las Iglesias locales de cada continente a una consciencia compartida sobre la urgente necesidad de dar un nuevo impulso a la acci?n misionera frente a los m?ltiples y graves desaf?os de nuestro tiempo? (Benedicto XVI, Mensaje por la Jornada Mundial Misionera 2007). Al mismo tiempo desea impulsar nuevamente y dar nueva identidad a los sacerdotes y laicos Fidei Donum, nuevo sujeto misionero, que es la expresi?n m?s comprensible, inmediata y eficaz de la responsabilidad de la Missio ad Gentes que tienen todas las Iglesias particulares. Aquello que hace a este mensaje particularmente eficaz y comprensible es la consciencia ya adquirida de que la Iglesia es por su propia naturaleza misionera.
La Iglesia existe para la humanidad. Como comunidad convocada por la Trinidad, ella es signo o sacramento de la humanidad salvada (el pueblo santo de Dios, un reino de sacerdotes) que debe testimoniar y proclamar la salvaci?n de Dios (pueblo de profetas).
Toda la Iglesia santa est? consagrada a la misi?n. Es una Iglesia que reza, una Iglesia que anuncia, una Iglesia que interpela y, a la luz de su Se?or, se inserta en el curso de la Historia. Todas las Iglesias est?n llamadas a evangelizar el mundo entero. A la Iglesia, a todas las Iglesias, y a todos en la Iglesia, ha sido confiada la tare de evangelizar a las Gentes hasta los confines de la Tierra.
Todas las Iglesias - Todo el Mundo: es la universalidad de la misi?n que Cristo confi? a su comunidad de disc?pulos; universalidad de sujetos misioneros y universalidad de los destinatarios de la evangelizaci?n. En el fondo, el mensaje del Papa resalta que toda la Iglesia y todas las Iglesias tiene como tarea prioritaria, absoluta, justificante de su existencia y actividad s?lo esto: ir y anunciar el Reino de Dios, que lleg? con Cristo, Salvador del Mundo, en un modelo de comuni?n misionera entre las Iglesias difundidas en los diversos pueblos de la Tierra. Es toda la Iglesia en sus presencias culturales e hist?ricas la que debe hacer morada entre las gentes.
Esta misi?n tiene como modelo, metodolog?a y camino, la comuni?n entre las Iglesias, en la unidad del Cuerpo m?stico de Cristo. La misi?n es una tarea de todas las comunidades, que como vasos comunicantes comparten personal y recursos para la ?nica misi?n universal. Todas las Iglesias unidas en la misi?n. P?o XII, con la Enc?clica Fidei Donum, de la cual celebramos este a?o el 50? aniversario de publicaci?n, cre? un nuevo sujeto misionero eclesial y de este modo abri? una fase nueva en la historia misionera. Coloc? al nivel te?rico, pero sobre todo al nivel de la praxis, signos e instituciones de una renovada acci?n eclesiol?gica. Afirmaba claramente que toda la Iglesia y todas las Iglesias deben participar en la acci?n misionera universal y por tanto es su deber enviar miembros a otras Iglesias para la acci?n evangelizadora. En estos 50 a?os todas las Iglesias, aquellas de fundaci?n antigua y reciente, han continuado enviando a sus sacerdotes diocesanos y a sus laicos primeramente a las Iglesias hermanas del ?frica, luego a Am?rica Latina y Asia, para la misi?n Ad Gentes, para la nueva evangelizaci?n o simplemente para salir al encuentro de las necesidades de las Iglesias m?s pobres.
Sin embargo, debemos constatar que en las Iglesias de antigua fundaci?n existe una aguda disminuci?n de vocaciones presbiterales misioneras de por vida, as? como una disminuci?n de los Fidei Donum, lo que constituye un verdadero desaf?o que enfrentar, seg?n dec?a el Papa Benedicto XVI a los participantes en el Congreso Mundial de los Fidei Donum, organizado por la Pontificia Uni?n Misionera, desarrollada en Sacrofano (Roma) en mayo del 2007.
La experiencia eclesial, en efecto, nos dice que el ?nico remedio para dar nuevamente vitalidad a las comunidades cristianas es la Missio ad Gentes. La fe se revive don?ndola. Si una di?cesis, una comunidad cristiana, no se colocan en el camino de la evangelizaci?n, entonces hay una crisis de fe. En el 50? aniversario de la Enc?clica Fidei Donum y frente a la urgencia de la evangelizaci?n oremos para que todas las Iglesias hagan propia aquella expresi?n usada en la III Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, en Pueblo en 1979: ?Es cierto que nosotros mismos tenemos necesidad de misioneros, pero debemos dar desde nuestra pobreza?. (P. Vito Del Prete, PIME) (Agencia Fides 1/10/2007; l?neas 55, palabras 793)
Publicado por verdenaranja @ 0:08  | Misiones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios