Lunes, 08 de octubre de 2007
Comunicado por parte del Nuncio apost?lico de la Santa Sede, el arzobispo Christophe Pierre al conmemorar el XV aniversario de la reanudaci?n de relaciones diplom?ticas entre M?xico y la Santa Sede.

MENSAJE CONCLUSIVO
DEL SEMINARIO


Al final de este Seminario, con motivo de los XV a?os del restablecimiento de las relaciones diplom?ticas entre M?xico y la Santa Sede, creo interpretar los sentimientos de todos los aqu? presentes si digo que hemos celebrado un episodio importante en la historia de la Naci?n mexicana, y tambi?n en la historia de la Iglesia cat?lica en M?xico. Les felicito por ser protagonistas de este acontecimiento.

Garantizar el derecho a la libertad religiosa es una necesidad antropol?gica, social, pol?tica, jur?dica y cultural, m?xime en sociedades abiertas y plurales como la mexicana, que pretenden construirse a partir de una aceptaci?n integral y no selectiva de los derechos humanos.

En este Seminario hemos reflexionado sobre el papel significativo y positivo de las relaciones entre la Santa Sede y el Estado mexicano. La Iglesia Cat?lica, como instituci?n con personalidad jur?dica internacional, expresada de manera concreta y pr?ctica a trav?s de la Santa Sede, busca realizar su Misi?n a trav?s de la promoci?n de la justicia, de la paz y de la reconciliaci?n en el mundo entero.

Una de las m?ltiples maneras como la Iglesia se empe?a en lograr este objetivo es colaborando siempre con disponibilidad y entusiasmo a la causa de la libertad religiosa. En el Seminario que termina, las exposiciones han puesto de manifiesto que es imposible ignorar la interacci?n que existe entre restablecimiento de relaciones entre la Santa Sede y el Estado mexicano y el necesario reconocimiento del derecho humano a la libertad religiosa.

Desde esta perspectiva, creo que no es dif?cil identificar algunas ?reas de oportunidad en el marco jur?dico vigente. ?reas que son sin duda territorio de discusi?n ciudadana y de compromiso de todas las asociaciones religiosas, de las autoridades y de los estudiosos del tema.

Conf?o en que podamos seguir construyendo, paso a paso, puentes de di?logo y colaboraci?n que den por resultado el pleno respeto a la dignidad de toda persona humana y la garant?a de sus derechos en materia religiosa.

La Iglesia cat?lica la conforman no s?lo los obispos y sacerdotes, sino tambi?n los fieles laicos, cuya fe en Jesucristo los invita a ser constructores del bien com?n y, por tanto, trabajadores incansables de la promoci?n y defensa de los derechos humanos para todos. Es por ello que la Iglesia cat?lica no vive al margen de la historia de un pueblo, ni debe ser vista con hostilidad por los dem?s miembros de la comunidad pol?tica, pues comparte el mismo destino de la Naci?n.

Me parece oportuno destacar que en la discusi?n contempor?nea sobre el Estado laico y la libertad religiosa, a ?sta se le considere no s?lo como un derecho humano, sino tambi?n como un verdadero principio de organizaci?n de la sociedad y de configuraci?n pol?tica, sin que esto signifique, en alg?n modo, crear un Estado confesional. Por ello se presenta como una tarea imprescindible que incumbe a todos, aunque de distinta manera, el desarrollo de la disciplina del Derecho Eclesi?stico del Estado, tanto en su vertiente nacional como en la internacional. El estudio del derecho comparado podr? aportar luces para el camino que queda por recorrer en este campo.

Espero un renacer de iniciativas a favor de un Estado aut?nticamente laico, que en relaci?n cordial con la Santa Sede, pueda seguir promoviendo el derecho a la libertad religiosa.

Ojal? que, dentro de 15 a?os, en el XXX aniversario del restablecimiento de las relaciones entre M?xico y la Santa Sede, podamos seguir celebrando el crecimiento de una verdadera cultura de los derechos humanos que incluya en un lugar muy especial la m?s amplia libertad para vivir de acuerdo a la fe.

Pido, finalmente, a nuestro Se?or por intercesi?n de Nuestra Se?ora de Guadalupe, que nos ilumine y nos bendiga a todos en el esfuerzo de construir juntos el bien com?n de M?xico, Agradezco a las autoridades de la Secretaria de Relaciones Exteriores su amistad y su colaboraci?n en este Seminario que nos ha podido iluminar y nos ha permitido encontrar motivos para seguir trabajando.


? Muchas gracias!


MONS. CHRISTOPHE PIERRE
Publicado por verdenaranja @ 0:04  | Art?culos de inter?s
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios