Domingo, 11 de noviembre de 2007
Carta de Monse?or Jos? S?nchez Gonz?lez, Obispo de Sig?enza-Guadalajara, con motivo de campa?a especial en los medios de comunicaci?n de la Iglesia Espa?ola.

Campa?a para el sostenimiento de la Iglesia


Queridos diocesanos:

Desde el pasado d?a 5 de este mes de noviembre y durante unas semanas, la Iglesia en Espa?a quiere hacerse presente de modo especial en los medios de comunicaci?n social ? Prensa, Radio, Televisi?n, Internet? - con el fin de darse a conocer mejor, informar sobre lo que hace y para qu? sirve y, de este modo, invitar a la colaboraci?n y a la corresponsabilidad a los cat?licos y a cuantas personas quieran ayudarnos.

No se trata de vender un producto en el mercado, aunque tengamos que utilizar las t?cnicas habituales de una campa?a informativa o de publicidad. Se trata, en primer lugar, de darnos a conocer como lo que somos, como Iglesia Cat?lica en Espa?a, con las personas que la formamos, con sus instituciones, sus organizaciones, sus obras, sus servicios en el culto, en la acci?n pastoral, de la promoci?n de la justicia y de la paz, de la acci?n social y de la caridad, de la ense?anza y de la educaci?n, de las misiones y de la ayuda a los pa?ses pobres, de la conservaci?n y promoci?n del arte y de la cultura, de la colaboraci?n a la convivencia en paz y a la reconciliaci?n?

Hemos constatado, preguntando a muchas personas, que no se conoce a la Iglesia, que muchos la confunden con una ONG; que otros se gu?an por prejuicios y estereotipos que aparecen con frecuencia en determinados medios de comunicaci?n y tienen de la Iglesia el concepto de una instituci?n caduca, del pasado, enemiga de la democracia y del progreso. Otros la consideran como una organizaci?n financiera con poderosos recursos econ?micos, tal vez fascinados por el rico patrimonio art?stico, cultural, documental, arquitect?nico. Olvidan o no quieren entender que se trata de un patrimonio recibido para ser conservado, mostrado y transmitido a las siguientes generaciones, que a la Iglesia, lejos de proporcionarle recursos econ?micos, le ocasiona enormes gastos, muy por encima de sus posibilidades.

En esta campa?a de informaci?n se trata de manifestarnos como lo que somos, como la Iglesia de Jesucristo en Espa?a, una instituci?n de naturaleza espiritual, cuyo fin principal es la evangelizaci?n, ofreciendo el Evangelio y el seguimiento de Jesucristo y la fe en ?l como Camino Verdad y Vida, acogiendo a cuantos voluntariamente lo decidan como miembros de la familia de los hijos de Dios y como hermanos. Los medios que utiliza para ello son el culto, la oraci?n, la Palabra y el cultivo de la vida de la comunidad en fraternidad.

Por estar en la tierra y no en el cielo o en las nubes, la Iglesia necesita de recursos materiales, adem?s de los medios sobrenaturales. M?s a?n, por atender a las personas en su integridad, la Iglesia proyecta su acci?n en campos como la salud, la educaci?n, la lucha contra el hambre y el subdesarrollo, la acogida a los emigrantes y sin techo, la ayuda al desarrollo integral de las personas y de los pueblos?

Los recursos para sostener la actividad, las obras y servicios de la Iglesia provienen en su mayor parte de los propios miembros de la Iglesia. Este es el ideal y, en buena parte, esta es la realidad de nuestra Iglesia en Espa?a. Por eso queremos insistir en esta campa?a especial y siempre en la responsabilidad de todos los cristianos de colaborar generosamente al sostenimiento de su Iglesia. Aunque tampoco desde?amos la ayuda de las instituciones o de personas no creyentes o de otras religiones, con tal que ello no suponga p?rdida de la independencia y de la libertad o adulteraci?n de los fines propios de la Iglesia.

En esta campa?a se explica tambi?n en qu? consiste el cambio en el sistema de recaudaci?n de fondos de los contribuyentes a trav?s de la declaraci?n de la Renta de las Personas F?sicas (IRPF). Es voluntaria, pero para los cat?licos es una obligaci?n colaborar, y ?ste es un medio adecuado, que no excluye otros y que, adem?s, no supone una carga a?adida. Desde este a?o 2007 ya el porcentaje de asignaci?n a la Iglesia es el del 0,7% del IRPF (Hasta ahora era el de 0,53%) Sin embargo, desaparece para la Iglesia la exenci?n del impuesto IVA, que supon?a una notable entrada y, por otra parte, el Estado no complementar? m?s la cantidad que se recaude por el 0,7% del IRPF, llegue o no llegue a la cantidad que la Iglesia necesita para cubrir gastos. Es decir, la Iglesia, desde este a?o 2007, depender? fundamentalmente s?lo de sus fieles y de otras personas que quieran ayudarle.

Esta es la raz?n de la especial campa?a actual de informaci?n y de sensibilizaci?n: Que tomemos conciencia de que somos Iglesia, que en ella tenemos derechos y obligaciones y que respondamos generosamente colaborando en todo lo que exijan nuestra pertenencia a la Iglesia y nuestra vocaci?n.

Os saluda y bendice vuestro Obispo

+ Jos? S?nchez Gonz?lez
Obispo de Sig?enza-Guadalajara
Publicado por verdenaranja @ 20:28  | Hablan los obispos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios