Domingo, 02 de diciembre de 2007
Comentario a las lecturas del domingo primero de Adviento - A, publicado en Diario de Avisos bajo el ep?grafe "el domingo, fiesta de los cristianos".

Conjugando verbos


DANIEL PADILLA


Alguien dijo que, en el Adviento, "tienen su realidad todos los tiempos del verbo "venir". Y yo ampl?o esta observaci?n a las formas del verbo "esperanzar". Repasemos primero el verbo "venir". En pret?rito perfecto: "vino". Vino Dios. Se hizo hombre. Puso su tienda en nosotros.Y nosostros vimos su gloria... En fin, lean despacio las bellas frases que puso Juan.

En futuro: "Vendr?". Porque el Adviento, amigos, nos anuncia tambi?n la ?ltima venida de Jes?s: "Ver?n venir al Hijo del Hombre en poder y majestad". Es algo que conviene recordar continuamente.

En presente de indicativo: "Viene". Es un presente activo e incesante. Dios est? viniendo siempre. En cada cosa que sucede en el mundo, en cada circunstancia que
me roza a m?. Recordemos el reiterativo poema de Tagore: "?No han o?dos sus pasos silenciosos? El viene, viene, viene siempre. En cada instante y en cada edad, todos los
d?as y todas la noches ?l viene, viene siempre..." Ahora llamamos a eso los "signos de los tiempos". Y el
m?s inteligente quehacer del hombre consiste en observar, muy atento, esta continua llegada de Dios.

En potencial simple: "Vendr?a si..." Por ejemplo, "si yo allanara los caminos y enderezara las sendas que le separan de m?". 0 si fuera capaz de hacer un acto de contrici?n tan perfecta como el del centuri?n: "Se?or, yo no soy digno...".

En pret?rito pluscuamperfecto de subjuntivo: "Hubiera venido".
Este tiempo hay que conjugarlo con cierta pena y melancol?a. Jes?s hubiera venido m?s veces a m?, si yo no hubiera estado tan absorto en otras aventuras y bagatelas. ?Qu? hermoso, a este respecto, el soneto de Lope!:

?Cu?ntas veces el ?ngel me dec?a:
"?Alma, as?mate ahora a la ventana
ver?s con cu?nto amor llamar porf?a!"
Y ?cu?ntas, hermosura soberana,
-"Ma?ana le abriremos ", -respond?a
para lo mismo responder ma?ana!


En fin, es imperativo: "Ven". ?Ven , Se?or Jes?s! Es un imperativo urgente y anhelado: "?Marana tha!".

Pero, junto al verbo "venir", el Adviento me lleva al verbo "esperanzar". Es un verbo que, si no existiera, yo lo inventar?a. "Esperanzar" es mucho m?s que "esperar". "Esperanzar" es vivir lleno de esperanza y contagiarla a los dem?s. Viene a ser aquello que quer?a Pablo: "Mientras tenemos tiempo, hagamos el bien".

Un compa?ero, para animarme, siempre me dice: "Haz el bien que puedas". O, quiz?, llevar a la pr?ctica el deseo de Jes?s: "Dichoso el criado, a quien, al volver su se?or, lo encuentra vigilando". "Esperanzar", s?. Es salir caminando hacia "Aqu?l que viene en el nombre del Se?or". S?, es "ir al encuentro" de ?se que "viene, viene, viene siempre..."

?Es ya Adviento! ?Muy pronto, la Navidad; es decir, la llegada de Dios a nosotros! ?El Emmanuel! ?Aleluia! ?Pueden empezar a sonar los villancicos...!
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios