Domingo, 02 de diciembre de 2007
Preg?n de las Fiestas de Santa Rita en Punta Brava del Puerto de la Cruz en Tenerife pronunciado por el Padre Antonio Mar?a Hern?ndez y publicado en la Revista "Como las Abejas" del Hogar Santa Rita, n?mero 35 - SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2007.

Preg?n a cargo del P?rroco de Santa Rita,
en las Fiestas de Punta Brava 2007


Ilustre Se?ora Alcaldesa-Presidenta, en esta noche representada, por la Ilustre Se?ora Eva Navarro, 2a teniente de Alcalde del Puerto de la Cruz, e Ilustres Se?ores Concejales del Excelent?simo Ayuntamiento del Puerto de la Cruz, amigos de la Comisi?n de Fiestas de este a?o, distinguidas se?oritas que optan a la elecci?n de Reina de nuestras Fiestas. Vecinos, visitantes y devotos de la Santa Cruz de Punta Brava, del Cristo de la Agon?a y de Santa Rita.

Anoche, ya agotado por el cansancio y d?ndole vueltas para ver qu? pudiera decirles en este Preg?n de las Fiestas, me qued? dormido y tuve un precioso sue?o que quiero contarles.

So?? que con un grupo de j?venes de "Siempre Amigos", me traslad? a lza?a, en Las Ca?adas de nuestro majestuoso Teide y, de una manera ordenada, nos fuimos lanzando, uno a uno, al vac?o sentados en un grandioso parapente. Ibamos volando como una pandilla de ?guilas reales, lentamente con las alas fijas, balance?ndonos a un lado y a otro disfrutando desde esa altura del bell?simo paisaje del Valle de La Orotava. De pronto, se presenta ante nuestros ojos, como un espectacular oasis en medio del desierto, un bell?simo pueblo, y exclamamos todos a una: ilmpresionante! ilncre?ble! ?lndescriptible! iQu? hermosura! iDios m?o!

C?mo vibraban nuestros corazones emocionados. Empezamos a disparar nuestras c?maras digitales: era nuestro pueblo de Punta Brava, visto desde las alturas. Nos parec?a un para?so. Hab?a cambiado much?simo. Pudimos observar por la parte alta el verdor de las magn?ficas instalaciones del Loro Parque y por la parte del mar serpenteando nuestras costas, sin destruir ninguna edificaci?n actual, se divisaba, una gran avenida peatonal con dos anchas aceras y un paseo central adornado de lado a lado por unos frondosos laureles de indias, que un?an sus ramas por sus copas, semejando un tupido bosque.

Esta nueva gran avenida part?a de la actual de D. Paco Afonso y rodeando nuestro pueblo por el mar se un?a a la nueva carretera que sube por el Maritim. Al llegar a la ermita de la Santa Cruz de Punta Brava, se ensanchaba m?s la avenida y como el coraz?n de un peque?o para?so, estaba centrada por una pintoresca fuente, de la cual brotaban unos gigantescos chorros multicolores, que recreaban nuestra retina.

En la parte baja de esa gran plaza, hab?a un espacioso aparcamiento de coches, que guardaba casi la totalidad de los coches de Punta Brava. Continuando bordeando la calle Tegueste, al llegar al final estaba la bonita capilla de la Santa Cruz de la calle Bencomo, con otra plaza m?s peque?a; pero con un hermoso parque infantil, con los m?s variados aparatos para jugar los ni?os. All?, en un bello letrero con el escudo del Puerto de la Cruz, se pod?a leer en espa?ol, ingl?s y alem?n: "Bienvenidos a este bendito pueblo de Punta Brava".

De pronto, como si de una pesadilla se tratara, y cuando m?s emocionado estaba con tanta belleza, me despert? iQu? pena! iTodo ha sido un sue?o!

iPueblo bendito de Punta Brava! Bienvenidos todos a esta hermosa Gala con que se abre, de par en par, las puertas de nuestras Fiestas Patronales.

Hace casi treinta y tres a?os vine como a una aventura a este bendito pueblo, desconocido hasta ese entonces para m? y yo para ustedes. Estaba nervioso, emocionado, ilusionado, temeroso. Aquello me parec?a un sue?o. Tengo fresca mi memoria y grabada en mi retina aquella escena escalofriante e inesperada. En la entrada de aquel viejo Punta Brava, estaban esper?ndome la Banda de Tambores y Cornetas, que dirig?a mi inolvidable amigo Alberto Padilla. Al comp?s de los tambores y del toque de las cornetas empezaron a danzar, jugando con los palillos y las banderas las mayorets de esta banda, capitaneada por la tan recordada, por los que viv?an en aquel entonces, "Isabel la del Pito", de D?a. Ofelia, que reside actualmente en Finlandia. Adultos, j?venes, ni?os fueron a recibir a aquel cura nuevo, vestido con sotana a la antigua usanza.

Me recibieron tan maravillosamente sin saber, qui?n era yo. No era a Antonio Mar?a, era sencillamente el acogedor recibimiento a un sacerdote desconocido que no pertenec?a a la comunidad de los padres agustinos. Yo me qued? sin palabras, pues, no esperaba este recibimiento. Jam?s en mi vida hab?a estado antes en este paradis?aco rinc?n del Puerto de la Cruz, ni hab?a o?do hablar nunca de Punta Brava.
Me sorprendi? el ver que casi todas las calles ten?an nombres guanches: Bencomo, D?cil, Benhearo, Guayanfanta, A?agua, Guajara, A?aterve, Pelinor, G?eton, Pelicar, Tinguaro, Romen y Tegueste y por la parte que lindaba con Las Dehesas, las calles Teide, Timanfaya, Ucanca y Boca Tauce. S?lo tres calles ten?an nombres tradicionales; Dr. Fleming, Ballesteros y V?ctor Machado.

Una franja boscosa de platanera separaba al viejo n?cleo de Punta Brava de Las Dehesas, limitando con Los Realejos con la Finca Los Frailes, actualmente Campo de F?tbol y de B?isbol y la depuradora. No exist?a la iglesia parroquial, ni el colegio actual, ni el campo de lucha. El Loro Parque, apenas hab?a comenzado en la Finca de D. V?ctor Machado, junto a su casa particular. Solamente ten?a un peque?o n?mero de loros amaestrados. Todo estaba en embri?n.

En mi primera noche por fuera de la peque?a ermita de la Cruz, en V?ctor Machado, hab?a un mont?n de j?venes y ni?os, quiz? por curiosidad, pues, no conoc?an nada de mi vida. Yo no sab?a qu? hacer y en lugar de echarles un serm?n, ped? que pusieran un cassette con una cinta de folklore, y me puse a bailar la isa, y luego a brincar, con juegos que improvis? emocionado con tantos j?venes y ni?os. No llevaba nada preparado. Todo fue espont?neo salido del coraz?n y ya qued? prendado del cari?o, de este antiguo barrio, que ahora gozo en llamar pueblo bendito de Punta Brava.

Comenzaron aquellos inolvidables grupos organizados en nombre de la amistad: los grupos de "Siempre Amigos". Llegamos a contar entre los grupos casi trescientos j?venes y ni?os. Unos treinta j?venes maravillosos, estaban al frente, como monitores, de unos ocho ni?os cada grupo, siguiendo el sistema de patrulla de los "Boys Scouts". Alg?n monitor ten?a hasta dos grupos, como "Las Sonrisillas". A un tiempo fundamos entre los adultos y tambi?n muchos ni?os, la Hermandad de Punta Brava. Pr?cticamente estaba movilizado casi todo el pueblo. Luego comenzaron los juegos, los festivales, las excursiones. En la excursi?n m?s grande que hicimos en aquel entonces llegamos a 60 guaguas, m?s muchos coches particulares. Era la uni?n de tantas parroquias que yo llevaba en aquellos momentos. En esa ocasi?n salieron de Punta Brava dieciocho guaguas, llenas hasta los topes. Luego los cinco Banquetes de "EL MILLON", y la edificaci?n del "Templo Parroquial" actual.

iQu? uni?n tan impresionante reinaba en este bendito pueblo! Durante casi dieciocho a?os, estuvimos con los grupos de "Siempre Amigos". Era normal que afloj?ramos el arco durante tantos a?os tenso.
Los ni?os se hicieron j?venes y la mayor?a de los j?venes se casaron y marcharon fuera de Punta Brava, porque aqu? no hab?a espacio para ellos edificar. Luego lleg? la escuela, y el Templo Parroquial, la ampliaci?n del Loro Parque y empezaron las edificaciones por iniciativa privada, car?simas para los bolsillos de los j?venes de este pueblo, que quer?an tener una vivienda en propiedad, a un precio asequible.
Es l?gico pues, que hayan tenido que emigrar, a El Toscal, a Los Realejos, al Sur o a otros municipios. Punta Brava, se ha quedado encajonada entre el mar y por las preciosas instalaciones del Loro Parque, el colegio, el campo de luchas y la depuradora. Los pisos nuevos construidos por iniciativa privada son car?simos. Nunca se han llegado a construir pisos de protecci?n oficial, para evitar la emigraci?n de los j?venes de este pueblo y casi ya parece tarde. Los nombres han cambiado. En la Playa Jard?n, las calles Antonio Ruiz ?lvarez y Manuel Yanes Barreto y en la parte que linda con Las Dehesas han sustituido con criterios distintos y muy respetados, los nombres guanches por los relacionados con las embarcaciones del mar: las calles Bergant?n, Canoa, Gale?n, Trainera, Balandra, Fragata y la Lancha.

Uno siente que todas las personas que habitan en las nuevas viviendas, no forman, en la pr?ctica, el pueblo de Punta Brava. Actualmente en lo que realmente llamamos Punta Brava, hay menos j?venes y menos ni?os por dos motivos: Porque los nacimientos han disminuido y porque casi la mayor?a de los j?venes que se han casado viven fuera de este bendito pueblo.
Hagan ustedes mismos una visita por las casas de las antiguas calles de este pueblo y constatar?n, que falta gente en casi todas las casas y est? casi despoblada de ni?os, S?lo nos queda para edificar, el mar al estilo de Holanda, y la platanera que une la Playa Jard?n con las instalaciones del Loro Parque. Quiz? toda esta cruda realidad hace cada vez m?s dif?cil el hacer unas "Fiestas Populares" y tendremos que empezar a hablar del casco hist?rico.

Amigos m?os de este hermoso y hospitalario pueblo, nada de esto tiene que desanimarnos, ni nos debe causar depresiones ni abatimiento. Hemos de levantar el ?nimo, aceptarnos como somos, unirnos todos, poner el hombro. La uni?n hace milagros. La fiesta la tenemos que hacer entre todos, cada uno aportando lo que est? en su mano.

Hemos de sentirnos orgullosos de haber nacido y vivir en este tan amado pueblo. No podemos calificar las Fiestas Patronales por la cantidad de fuegos que se quemen, o lo caro o barato de las orquestas contratadas. ?nimo amigos! Esta es nuestra Fiesta. No estemos en una actitud de brazos cruzados, como meros espectadores venidos en plan de transe?ntes, para ver los eventos programados. No dejemos que decaiga el esp?ritu de alegr?a y de amistad que siempre ha distinguido a los Puntabraveros. Somos los que somos. Ni mejores, ni peores que nadie, Solamente somos diferentes. No nos tiene nadie que venir a hacer felices, somos nosotros los que tenemos que levantar el coraz?n y hacer todo lo que est? en nuestras manos para llenar de alegr?a nuestro pueblo y que cu?ntos vengan a nuestras fiestas se sientan sorprendidos por la amistad y la uni?n que se respira en todos los habitantes de nuestro querido pueblo. Ahora todo comienza.

Para la Comisi?n de Fiestas ha quedado atr?s casi un a?o de esfuerzos en la b?squeda de fondos, y elaboraci?n de un programa atractivo. Ahora ha sonado ya la campana que da la salida. Lo que est?, est?. Ahora toca que nos arremanguemos todos. Dispong?monos a pasar unas bonitas fiestas. No dejemos que se apague la ilusi?n, ni decaiga el ritmo de nuestras Fiestas. No se trata de qui?n es el protagonista. Lo que debe unirnos es el ?xito y la buena fama de nuestro pueblo.

Una vez propuse de unirnos: Hermandad, Siempre Amigos, la Asociaci?n de Vecinos, la Comisi?n de Fiestas y, sin ?nimo de protagonismo, hacer una impresionante "Fiesta" en que estuvieran involucrados todos los grupos de Punta Brava. Nunca se pudo realizar esta idea y cada uno durante estos a?os ha hecho lo que ha podido. Cada vez que llegan las Fiestas Patronales algo se remueve dentro de nosotros.

Son d?as distintos en el a?o, siempre muy esperados, en que regresan a su pueblo tantos y tantos que durante el a?o est?n viviendo fuera. Darle las gracias en nombre de la Comisi?n de Fiestas a: el Se?or Kiessling del Loro Parque, al Ayuntamiento del Puerto de la Cruz, a todos los vecinos y a cu?ntos han ayudado para hacer posible estas Fiestas. Que Santa Rita. el Cristo de la Agon?a y el Santo Madero llenen de Bendiciones a cu?ntos hoy comenzamos a celebrar las Fiestas Patronales, en su honor.

Felicidades a todas las j?venes y ni?os que participan en las galas de la Elecci?n de Reina. No importa qui?n salga elegida, lo que importa es participar.

Pueblo de Punta Brava, iArriba el ?nimo! iArriba los corazones! iQue ardan nuestros corazones de optimismo! Juntos y unidos podemos hacer a?n cosas grandes, La historia a?n no est? concluida. Hay mucho por hacer, para engrandecer m?s a?n el prestigio de nuestro pueblo, a?n cuando aceptemos que estamos un tanto diezmados y nos hayamos quedado recluidos en nuestras viejas calles, golpeadas por las olas del Bravo mar, que chocan contra nuestras costas. Esta es Punta Brava. Estos son los hombres y mujeres que habitan en ?l, yen el que el buen Dios ha querido que se hospedaran, como unos hijos m?s de nuestro pueblo, los "Ancianos" que viven en el Hogar Santa Rita I.

Adelante, amigos, compa?eros de ruta, vamos a continuar nuevamente el camino sin mirar atr?s, paso a paso. a escribir una nueva p?gina en la historia de nuestro querido pueblo, en estas Fiestas que comienzan en este a?o de 2007. No es nuestro pueblo el que nos honra, somos nosotros los que vivimos aqu? los que tenemos que hacer vibrar de ilusi?n a cu?ntos vengan a visitarnos, y hacer m?s grande y prestigioso el nombre de Punta Brava.

?Que vivan nuestras Fiestas! ?Que vivan siempre! ?Y que bendigan a este bendito pueblo, Santa Rita, el Cristo de la Agon?a y la Santa Cruz de Punta Brava!

Gracias

Antonio Mar?a Hern?ndez Hern?ndez
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios