Martes, 04 de diciembre de 2007
VATICANO - ?Se os ha dicho, pero yo os digo...? - una intervenci?n del prof. Michele Loconsole sobre el di?logo jud?o-cristiano

Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) - ?Se os ha dicho, pero yo os digo...?, aquella frase c?lebre de Jes?s, presente en toda su predicaci?n terrena, especialmente en la confrontaci?n con los jefes del pueblo jud?o; la encontramos sobre todo en el quinto cap?tulo del Evangelio de Mateo, inmediatamente despu?s de las bienaventuranzas. El singular ?incipit? pone en evidencia que Jes?s ense?aba con autoridad propia, no delegada por otros como en el caso de los rabinos. Lejos de pensar en una ruptura con la religi?n de Israel que ?l mismo practicaba, Jes?s buscaba su realizaci?n, indicando como criterio hermen?utico de las Escrituras antiguas la superioridad del amor sobre la ley.

Con Jes?s de Nazaret llega a su plenitud todo lo que desde el principio hab?a sido preparado: la verdadera y plena comuni?n de Dios con el hombre, a trav?s de su Hijo, el Cristo Mes?as, ?nico y universal salvador de los hombres, prefigurado y delineado en las figuras de los patriarcas y profetas del Antiguo Testamento.

?Podemos entonces considerar todav?a v?lida la Ley de Israel, en el horizonte de la salvaci?n de los jud?os despu?s de la venida de Cristo? ?En qu? estado se encuentra la relaci?n entre el Antiguo y el Nuevo Testamento y, m?s en general, entre la Antigua y la Nueva Alianza? ?Cu?l es el valor de la Tor? para los jud?os respecto a la doctrina de la salvaci?n en el cristianismo? ?Cu?l es la misi?n de la Iglesia en relaci?n a los hebreos? La ?Tor? tra?da por el Mes?as? -como se expresa sugestivamente Benedicto XVI en su Libro Jes?s de Nazaret- ?con la Tor? que Dios hab?a dado a Mois?s en el Monte Sian?? ?En qu? relaci?n se encuentran, luego de la predicaci?n de Jes?s, la Ley y la libertad? Pero sobre todo, ?cu?l es el valor de las antiguas disposiciones israelitas y jud?as en el horizonte de la salvaci?n del ?pueblo elegido? a la luz de la Nueva Alianza inaugurada por Cristo?

Son algunas de las preguntas a las que intentamos dar una respuesta, partiendo primeramente de la Sagrada Escritura, tomando en examen la Tradici?n de la Iglesia y el Magisterio, para pasar a los no pocos e interesantes documentos oficiales del di?logo jud?o-cristiano y al pensamiento de los m?s autorizados pensadores del juda?smo contempor?neo.

El t?tulo es, pues, un intento de comprender hasta qu? punto sea necesaria la relaci?n, el di?logo y la confrontaci?n entre el hebra?smo y el cristianismo, y hasta qu? punto sea necesario clarificar y profundizar a partir de ciertos elementos comunes, como el monote?smo, la ?nica historia de la salvaci?n, la Alianza, los libros sagrados y el culto. En esp?ritu de verdad y en el respeto por la diversidad, se buscar? dar a conocer a todos -incluidos los hebreos- la persona de Jes?s y el mensaje que nos dej? antes de regresar al Padre.

La Iglesia, en efecto, es la obra m?s grande de Jes?s de Nazaret, y tiene la misi?n de anunciar su mensaje hasta los confines del mundo, llevando a todos los hombres la comuni?n, la vida y la verdad. El di?logo interreligioso, afirmaba Juan Pablo II, es mucho m?s que un modo para promover la consciencia y el enriquecimiento rec?proco; es parte de la misi?n evangelizadora de la Iglesia, una expresi?n de la misi?n ad gentes (Ecclesia in Asia, 31). La afirmaci?n de que el di?logo religioso es al mismo tiempo una necesidad intr?nseca a la fe y una expresi?n de la misi?n de la Iglesia, sigue siendo hoy en d?a, absolutamente v?lida.

De esta constataci?n queremos partir, explicitando los temas m?s importantes del di?logo jud?o-cristiano, evidenciando los puntos de continuidad y de discontinuidad, de cumplimiento y de superaci?n. (Michele Loconsole) (Agencia Fides 3/12/2007; l?neas 44, palabras 631)
Publicado por verdenaranja @ 22:09  | Espiritualidad
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios