Mi?rcoles, 05 de diciembre de 2007
El Cardenal Jorge L. Urosa Savino, Arzobispo de Caracas, pide a todos los fieles vivir la Navidad en esp?ritu de caridad desterrando el odio y el rencor, los ego?smos y la violencia, ante la situaci?n que est? viviendo el pa?s en estos d?as. (Fides)


Mensaje de Navidad


EL REINO DE CRISTO
+JORGE L. UROSA SAVINO,
CARDENAL ARZOBISPO DE CARACAS



A los sacerdotes, religiosas, religiosos y fieles de la Arquidi?cesis de Caracas

MIS QUERIDOS HERMANOS:

Nos encontramos en el tiempo lit?rgico de Adviento, en el cual los cristianos nos preparamos a la celebraci?n espiritual y festiva del Nacimiento de Jesucristo Nuestro Salvador y Rey. La Navidad es una fiesta espec?ficamente cristiana y religiosa que debemos conmemorar con esp?ritu de acercamiento a Dios y de renovaci?n espiritual. En ella recordamos y festejamos el inmenso amor de Dios, que ha querido enviarnos a su Hijo ?nico, nacido de Mar?a Virgen , en la humildad de Bel?n, para que todos los que creemos en El tengamos vida y vida abundante. Festejamos a Aqu?l que naci? en Bel?n para instaurar en el mundo el Reino del amor y de la vida, de la santidad y de la gracia, de la justicia, el amor y la paz.

JESUCRISTO SALVADOR

En Navidad recordamos que ha nacido para nosotros Jes?s, nuestro Salvador, a quien adoramos en el Pesebre, -que no debe faltar en ning?n hogar-, y quien nos llama a vivir una vida santa y religiosa, sin pecado, llena de amor, plena de felicidad!
En medio de los problemas y angustias de la vida, el tiempo de Adviento y la celebraci?n de la Navidad ser?n estupenda ocasi?n para profundizar y fortalecer nuestra fe cristiana y nuestra identidad cat?lica, que implica acoger con un coraz?n abierto la salvaci?n que nos ofrece Jesucristo, y comprometernos a vivir el mandamiento del amor ?a Dios por sobre todas las cosas, y a nuestro pr?jimo como a nosotros mismos?. Sea esta Navidad una oportunidad para acercarnos cada vez m?s al Se?or de la misericordia, para renovar nuestra fe en Cristo y nuestro compromiso de fidelidad a su Palabra, que es Palabra de vida eterna, y sendero seguro hacia la felicidad y la salvaci?n.


SEGUIR A CRISTO, NUESTRO REY

En el Pesebre Jes?s se nos revela como nuestro Rey y Se?or. ?l, nuestro Dios, nos ha librado del reino de las tinieblas y nos ha trasladado al Reino de su luz admirable, que es el ?reino de la verdad y de la vida, de la santidad y de la gracia, de la justicia, del amor y de la paz?, al cual pertenecemos por ser miembros de la Iglesia

La Navidad nos ayuda a fortalecer nuestra esperanza: Jes?s nos ha llamado a formar parte de su Reino eterno. En medio de los problemas del mundo, a pesar de la presencia del pecado y de la muerte, nosotros sabemos que ?l est? con nosotros, como nuestro ?nico Rey y Se?or. El nos fortalece y consuela en nuestras tribulaciones. La Navidad alienta la renovaci?n de nuestra esperanza y de nuestra religiosidad: Jes?s, Dios hecho hombre, cercano y amigo, nuestro Salvador, nos ama y nos ofrece los dones de la salvaci?n: el perd?n de los pecados, el gozo de participar de la misma vida de Dios, fortaleza y serenidad en medio de las dificultades de la vida, y plena dicha por toda la eternidad. Pero adem?s, su reconocimiento nos lleva a agradecerle el habernos incorporado a su Reino por medio de la Santa Iglesia.

Al acoger una vez m?s con alegr?a y gratitud el don extraordinario de Jes?s como nuestro hermano y Salvador, debemos renovar tambi?n la determinaci?n de seguirlo, y de cumplir a cabalidad los Diez Mandamientos de la Ley de Dios. En particular los invito a la pr?ctica de la caridad viva, y a desterrar el odio y el rencor, el ego?smo, y la violencia. La Navidad nos presenta a todos los cat?licos venezolanos un reto inmenso, el reto de ser instrumentos de la paz de Dios. El reto de superar las divisiones, la discordia, el odio, y de evitar a toda costa la violencia. Es preciso que, superando cualquier tipo de divisi?n pol?tica, social o econ?mica, reafirmemos la solidaridad, la fraternidad y la uni?n con todos nuestros compatriotas.

Todos los cat?licos, y especialmente quienes tienen en sus manos las decisiones m?s importantes para la vida del Pa?s, debemos siempre ser instrumentos de paz. As? daremos gloria y alabanza a Dios.

CELEBRACION CRISTIANA DE LA NAVIDAD

Renovemos, pues, nuestra fe, nuestra caridad y nuestra esperanza en estas semanas de preparaci?n a la Navidad. Celebremos el cumplea?os de Jesucristo, Nuestro Rey y Se?or, con la participaci?n viva e intensa en la Eucarist?a tanto el 25 de diciembre como el Primero del a?o, que son d?as de precepto, en los cuales estamos todos llamados a participar en la Santa Misa.

Rechacemos las paganas y fantasiosas patra?as del supuesto e inexistente ?Esp?ritu de la Navidad?, que no tiene m?s realidad y consistencia que los personajes de las f?bulas, cuentos y comiquitas. Festejemos la Navidad en familia, sin excesos, con la recepci?n piadosa de los sacramentos de la Reconciliaci?n y la Eucarist?a. Ayudemos a los m?s necesitados; busquemos siempre la paz, demos y pidamos perd?n si estamos distanciados de alguien; seamos cada vez m?s generosos y bondadosos con todos y especialmente con los m?s necesitados, a semejanza de nuestro Dios, que se entreg? ?l mismo para nuestra salvaci?n. Vivamos la alegr?a de nuestra identidad cristiana y el compromiso de pertenecer al Reino de Cristo, como Hijos de Dios, disc?pulos suyos y miembros de su Santa Iglesia Cat?lica.

Al desear a todos una Navidad muy feliz y un a?o 2008 lleno de paz y prosperidad, recordando especialmente a los que se encuentren solos o tristes, encarcelados o enfermos, les imparto de coraz?n mi afectuosa Bendici?n Episcopal.

Caracas, 3 de diciembre de 2007
+JORGE UROSA SAVINO,
CARDENAL ARZOBISPO DE CARACAS


Este mensaje ser? le?do en todas las celebraciones lit?rgicas en todas las Iglesias parroquiales o filiales de la Arquidi?cesis de Caracas, el primer fin de semana luego de su recepci?n. En las Escuelas cat?licas, en todas las aulas, en la primera oportunidad.
Publicado por verdenaranja @ 23:05  | Hablan los obispos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios