Domingo, 09 de diciembre de 2007
Carta que ha escrito monse?or Jos? Manuel Lorca Planes, obispo de Teruel y de Albarrac?n, con el t?tulo ?No ocult?is la Navidad?.


Que los caminos de Dios no son nuestros caminos, ya lo sabemos, de sobra lo sabemos, pero la condici?n humana es fr?gil y tiende a ir ?trampeando?, incluso con Dios. ?Cu?ntos ?Advientos' vividos! ?Acaso nos hace falta otro? Hoy me pregunto si hemos aprovechado la insistente llamada de Dios a la conversi?n y si deseamos convertirnos. La pregunta es oportuna, porque nadie recibe el Misterio de Dios, si no lo desea de coraz?n. Lo bueno es que Dios sigue esperando, como el Padre del hijo pr?digo, no se cansa de esperar para darnos el abrazo de la paz y ofrecernos el banquete de la fiesta. Los bueno es que es un Padre maravilloso y, ya veis, nos brinda otro a?o con nuevas v?as para la esperanza. Es recomendable, mejor, es necesario abrir bien los o?dos y dejar obrar dentro de nosotros al Esp?ritu Santo. Esto lo sabe hacer muy bien Dios, solo hay que recordar c?mo ha planteado toda la Historia de la Salvaci?n y c?mo ha ido preparando el coraz?n su pueblo para que su Hijo Jes?s pusiera el pie sobre el escenario de la humanidad: ?desde antiguo y, de muchas maneras, habl? Dios a nuestros padres?, dice en la Carta a los Hebreos.

En Adviento, no podemos pasar por alto el papel de la Virgen Mar?a, con su s? generoso y con su persona entregada al Plan salvador de Dios, la esclava del Se?or no se ech? atr?s y acept? la Palabra de Dios en su seno. Cuando Cristo apareci? entre los brazos de Mar?a acababa de levantar la esperanza del mundo. La Sant?sima Virgen Mar?a es nuestro modelo de fe, de confianza en Dios, de total y espl?ndida colaboraci?n con el Alt?simo. Mar?a es nuestro icono, la mejor imagen de la Iglesia, que mira siempre a Dios para hacer su voluntad; es fidelidad, es esperanza nuestra, la gran creyente que se ha abandonado en las manos de Dios. Dice el Papa, Benedicto XVI, que ?Ella es la Inmaculada que acoge incondicionalmente el don de Dios y, de esa manera, se asocia a la obra de la salvaci?n. Mar?a de Nazaret, Icono de la Iglesia naciente, es el modelo de c?mo cada uno de nosotros est? llamado a recibir el don que Jes?s hace de s? mismo en la Eucarist?a? (S.C,33).

Pongamos mucha atenci?n en estas cuatro semanas de preparaci?n para la Navidad, especialmente los cristianos, para poder vivirlas con autenticidad y con la intenci?n que tiene la Iglesia, porque son muchas las seducciones de ocultar en Nacimiento de Dios. Abrid los ojos y comprobad c?mo van desapareciendo los signos cristianos de la Navidad de las tradicionales tarjetas de felicitaci?n, no se menciona la palabra Navidad, te felicitan las ?fiestas? o el a?o nuevo; en la iluminaci?n de las calles van despareciendo los signos navide?os, con alternativas raras, bajo pretexto de modernidad; los paquetes de regalos, turrones, cavas, CD's de m?sica, colonias y juguetes pretenden captar la atenci?n de grandes y chicos; en muchos balcones cuelgan figuras de un se?or mayor, con barba blanca y un saco a la espalda, que no se sabe si entra o sale de las casas, pero el susto lo llevas por delante. Quieren ocultar la Navidad. Pero lo m?s grave es que le est?n quitando la dimensi?n de familia, para dejarla en una ?fiesta? m?s. ?Tiene remedio esto??qu? puedes hacer tu para unir m?s a la familia?

Os ruego encarecidamente a todos los cristianos que recuper?is el verdadero sentido de este tiempo lit?rgico, primero deseando recibir a Jes?s y prepar?ndose bien en este Adviento; segundo, participando de la Eucarist?a dominical y confesando los pecados en la celebraci?n del Sacramento de la Penitencia; tercero, viviendo estos d?as de Adviento con austeridad. Aprovechad los padres para dar una catequesis a los hijos y compartir con ellos la fe. Son d?as especiales, para rezar juntos, bendecir la mesa, hacer oraciones de la ma?ana o de la noche, en nuestra p?gina Web ten?is oraciones para Adviento. Es el tiempo de la familia unida en la fe. Y, cuando se acerque la Navidad, si ten?is la costumbre de adornar la casa, al menos, que sea con la imagen de Nuestro Se?or, bien con el Nacimiento, bien con un repostero en el balc?n... Cultivad todos los recursos para compartir, en familia, el gozo y la alegr?a. Os bendice,

Monse?or Jos? Manuel Lorca Planes,
Obispo de Teruel y de Albarrac?n
Publicado por verdenaranja @ 22:11  | Hablan los obispos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios