Domingo, 09 de diciembre de 2007
09 Diciembre (ACI).- Antes de rezar el ?ngelus este mediod?a, el Papa Benedicto XVI resalt? el llamado a la conversi?n que contin?a haciendo Juan Bautista a los ?hombres y mujeres de nuestro tiempo, en los cuales el modo de vivir y percibir la Navidad suele lamentablemente padecer de una mentalidad materialista?.

Ante miles de feligreses que se hicieron presentes en la Plaza de San Pedro este mediod?a para la oraci?n mariana, el Santo Padre reflexion? en la lectura del Evangelio de la Misa de este segundo Domingo de Adviento se?alando que este llamado es una invitaci?n a ?abrir el coraz?n y a acoger al Hijo de Dios que viene en medio de nosotros para manifestar la justicia divina?.

?El Padre ?escribe el evangelista Juan? no enjuicia a nadie, pero ha dado al Hijo el poder de enjuiciar, porque es Hijo del hombre. Y es hoy, en el presente, que se juega nuestro destino futuro; es con el comportamiento concreto que tengamos en esta vida que decidimos nuestra suerte eterna?, dijo el Pont?fice.

Al respecto indic? que ?al final de nuestros d?as sobre la tierra, al momento de la muerte, seremos valorados seg?n nuestra semejanza o no con el Ni?o que est? por nacer en la pobre gruta de Bel?n, porque ?l es el criterio de medida que Dios ha dado a la humanidad?.

M?s adelante, el Papa explic? que ?el Padre celestial, que en el nacimiento de su Hijo Unig?nito ha manifestado su amor misericordioso, nos llama a seguir sus huellas haciendo, como ?l, de nuestras existencia un don de amor. Y los frutos del amor son aquellos ?dignos frutos de conversi?n? a los que se refiere san Juan Bautista?.

Al finalizar su alocuci?n antes del ?ngelus, el Papa se?al? que ?mediante el Evangelio, Juan Bautista contin?a hablando a trav?s de los siglos, a cada generaci?n?.

?Sus claras y duras palabras ? constat? resultan cu?nto m?s saludables para nosotros, hombres y mujeres de nuestro tiempo, en los cuales el modo de vivir y percibir la Navidad suele lamentablemente padecer de una mentalidad materialista. La ?voz? del gran profeta que llama a preparar el camino al Se?or que viene, en los desiertos de hoy, desiertos exteriores e interiores, sedientos del agua viva que es Cristo.

?La ?voz? del gran profeta que llama a preparar el camino al Se?or que viene, en los desiertos de hoy, desiertos exteriores e interiores, sedientos del agua viva que es Cristo?, se?al? Benedicto XVI antes de pedirle a la Virgen Mar?a que nos gu?e en el camino de una ?aut?ntica conversi?n del coraz?n? para comprender la ?necesidad de sintonizar nuestra mentalidad con el Evangelio?.
Comentarios