Martes, 08 de enero de 2008
El Cardenal Juan Luis Cipriani, Arzobispo de Lima, anunci? la convocatoria en la arquidi?cesis de ?La Gran Misi?n de Lima? siguiendo la misi?n continental anunciada en la V Conferencia General de Aparecida.


HOMIL?A DEL CARDENAL JUAN LUIS CIPRIANI
SOLEMNIDAD DE SANTA MAR?A, MADRE DE DIOS
JORNADA MUNDIAL DE ORACI?N POR LA PAZ


Bas?lica Catedral de Lima
-Martes, 01 de enero de 2008 -



Al celebrar esta Santa Misa, le damos gracias a Dios por las bendiciones recibidas en el a?o que termin?, y queremos mirar llenos de esperanza este A?o Nuevo, deseando que la paz de nuestro Se?or Jesucristo ilumine todos los corazones y hogares del Per?.

El valor de la Paz, tan importante en esta Jornada requiere del esfuerzo de todos, de s?lidos valores espirituales y ?ticos que todos juntos logremos establecer. Cuando vemos la importancia de muchos fen?menos econ?micos, sociales, pol?ticos, queremos desde la Iglesia resaltar la enorme importancia que tiene el patrimonio de valores cristianos de nuestra patria.

?Fomentemos los valores humanos cristianos?

Tenemos que poner esta prioridad en cualquier proyecto de bienestar, de mejorar la espiritualidad de cada uno de nosotros, no solamente tener m?s, sino ser mejores, es una tarea de todos que se apoya en la norma de la moral natural; norma que tenemos dentro del coraz?n, que me indica hacer el bien, perdonar, ser generoso, ser obediente, mantener la unidad. Por eso, esta llamada a fomentar relaciones entre todas las personas que tengan ese firme sustento de los valores humanos y cristianos.

Uno de los principales y primeros valores: la familia. La familia como c?lula fundamental construida en el matrimonio entre un hombre y una mujer, con estabilidad, y con una decisi?n definitiva. ?Por qu?? Porque ese valor maravilloso de la familia nos ayuda en los desaf?os de la educaci?n; ?Los padres son los primeros educadores desde el primer instante en que una criatura viene al mundo! Con un gesto del pap?, de la mam?, con una palabra de cari?o y acogida comienza el proceso educativo de la formaci?n cristiana de los hijos.

Que bueno recordarlo hoy que la Iglesia celebra la solemnidad de Mar?a, Madre de Dios. Y qu? podemos esperar en el a?o que comienza: en primer lugar, darnos cuenta que la mejora material por acumulaci?n tiene un l?mite, pero la mejora espiritual depende de cada uno de nosotros y de cada d?a del a?o, no hay estructuras. Por eso, ese llamado a la familia y a la tarea educativa de la familia; la llamada a la responsabilidad en el proceso de la educaci?n primaria y secundaria como prolongaci?n del hogar, no como proyecto aislado, es una delegaci?n que reciben de las familias para que los profesores contin?en el proceso iniciado en el hogar.

Reflexiones para esperar un buen a?o 2008

Si queremos esperar un buen a?o, pongamos mucho empe?o en la formaci?n de la conciencia.

Me atrevo a hacer unas reflexiones en forma de preguntas, que pueden ser un esquema para este a?o que comienza: ?Seremos capaces de trabajar unidos, dejando de lado la violencia, la corrupci?n, las venganzas, los ego?smos? ?Tendremos el coraje de afrontar los desaf?os que el desarrollo econ?mico presenta con una educaci?n adecuada? ?Acogeremos a la juventud sabiendo que son la esperanza de nuestro pa?s, orient?ndolos con sinceridad y con firmeza en la b?squeda del bien y del trabajo? ?Le daremos el lugar y la importancia que merece a la familia como c?lula fundamental de toda organizaci?n social? ?Sabr?n los responsables de la actividad pol?tica convertirla en una actividad de servicio hacia los dem?s? ?Compartiremos generosa y solidariamente los beneficios econ?micos de la mejor manera? ?Seremos m?s respetuosos de cuidar la honra de los dem?s?

Son peque?os bosquejos de valores que Jesucristo trajo al mundo, de valores que en estos tiempos estamos dejando de lado. Quiero llamar la atenci?n: el mundo solo se ocupa del desarrollo puramente material, que es necesario y que es bueno, ?pero que es completamente insuficiente cuando hablamos de personas!; las personas no se desarrollan solamente con cosas materiales, hace falta un esfuerzo muy profundo para que la fe impregne las relaciones humanas, para que la honradez, el respeto a los dem?s, la verdad, la vida humana, sea acogida y no perseguida; para que la familia encuentre el apoyo de las instituciones. Es muy urgente esta cruzada de valores humanos y cristianos que Jesucristo ha venido a poner al servicio de la humanidad, son verdaderas escuelas de humanizaci?n del progreso material; cuando falta ese aspecto tan importante de nuestra dimensi?n humana que es el esp?ritu realmente se producen ?desarrollos catastr?ficos! No basta el tener m?s, es mucho m?s importante ser mejores, no se excluyen pero hace falta m?s empe?o para potenciar esa oferta, ese ejemplo, esa difusi?n de testimonios de vida sana, honesta, correcta.

Los ap?stoles movidos por el Esp?ritu Santo invitaban a todos a cambiar de vida, a convertirse, nosotros los obispos, sucesores de los ap?stoles tambi?n continuamos esa tarea de sembrar la Buena Nueva en la historia de hoy. Con mucha alegr?a contemplo en la Arquidi?cesis la enorme gracia de la adoraci?n del Sant?simo Sacramento; cu?nto m?s sean y cu?nto m?s adoremos a Jes?s, m?s corazones sentir?n el deseo de ayudar al pr?jimo, de amar a Dios, de dar ejemplo en su trabajo, en su hogar, en la vida diaria. Agradezco a quienes con tanta ilusi?n promueven y siguen promoviendo -y este a?o m?s a?n- la participaci?n en esos Sagrarios delante de Jes?s Sacramentado.

Una Gran Misi?n para Lima

Ciertamente la tarea no es f?cil, vemos un gran secularismo que quiere separar a Dios de la vida diaria, quiere dejar a Dios en una Sacrist?a al margen de la vida. Y tenemos que recordar que el Se?or vino para participar en nuestras vidas, nos dice Jes?s ?Estar? con ustedes todos los d?as hasta el fin del mundo?.

En este d?a, al inicio del a?o, al amparo de nuestra Madre Santa Mar?a, convoco a esta Iglesia local a la Gran Misi?n de Lima que empezar? en la solemnidad de Santo Toribio Alfonso de Mogrovejo, Segundo Arzobispo de Lima y patrono del Episcopado Latinoamericano, el domingo 27 de abril. Empezaremos los preparativos, pero desde ya iniciamos el a?o convocando a todos a esta Gran Misi?n de Lima que dar? muchos frutos de santidad, de bienestar, de ilusi?n a la familia, a la juventud, a la educaci?n a todo el mundo. Remar mar adentro en el que queremos reforzar nuestra identidad de hijos de Dios en la Iglesia Cat?lica. Nada hay m?s hermoso, dice el Papa, que haber sido alcanzado por el Evangelio, por Cristo, nada hay m?s bello que conocerlo y comunicar a los otros la amistad con ?l. Queremos ofrecer ese tesoro maravilloso que se nos ha dado, la pertenencia a la Iglesia, la identidad con Cristo.

Lugar privilegiado de la Gran Misi?n ser? la formaci?n religiosa en todas sus dimensiones, necesitamos no solo escuchar y aprender el catecismo, sino ver modelos, personas, j?venes, hombres, mujeres, ni?os, casados y solteros, religiosos y civiles, ?todos! ?Mu?strame que Jes?s vive, que Jes?s quiere que lo amemos! ?Mu?strame que a Jes?s le interesa mi vida, mu?stramelo con el ejemplo! Por eso, esta siembra de valores cristianos en la vida de la sociedad, ser? una tarea muy grande, muy entusiasmante y con mucho trabajo.

Quiero especialmente convocar a los medios de comunicaci?n, a los que les agradezco su presencia, su entusiasmo por participar de estas iniciativas en servicio de toda la sociedad, que nos ayuden en difundir todas estas iniciativas que tendr?n lugar en la Gran Misi?n de Lima y que iremos dando a conocer poco a poco.

La importancia de los valores cristianos en el desarrollo globalizado

Nuestra patria enfrentar? grandes desaf?os este a?o, importantes reuniones internacionales tendr?n lugar aqu? en el Per?. ?Queremos aportar! Siendo el Per? el pa?s anfitri?n, queremos que aporte la importancia que tienen los valores cristianos en el desarrollo globalizado; un desarrollo globalizado sin valores cristianos, sin defensa de la familia, sin el valor de la verdad, de la honra, de la dignidad, sin una fuerte lucha contra la corrupci?n que corroe el desarrollo mundial, ?Con la defensa de la vida!, ?La defensa de hombres y mujeres, con principios del orden natural! Queremos que este sea un aporte que le de sabor a estas reuniones en esta vitrina que llevar? a nuestra patria a ser objeto de un inter?s mundial.

Lo ponemos en manos de Santa Mar?a, la Madre de Dios a quien le confiamos la Gran Misi?n de Lima, a quien le pedimos que lleve la paz a todos los rincones de nuestra patria. A todos ustedes ?Muy feliz a?o y que Dios los bendiga!
Publicado por verdenaranja @ 21:59  | Hablan los obispos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios