Domingo, 13 de enero de 2008
Sacado de materiales enviados a la parroquia para la celebraci?n de la Jornada de la Infancia Misionera de 2008.

El Dec?logo del Ni?o Misionero


La Infancia Misionera propone, desde su inicio, un estilo nuevo de misi?n que coloca en el centro la gracia del Bautismo y reconoce a los ni?os el derecho de recibirla y el deber de darla. Se configura as? como un itinerario de fe que les hace descubrir la alegr?a de servir a los hermanos.

El lema ?los ni?os ayudan a los ni?os? supone un gran cambio en el campo apost?lico. Los peque?os act?an en la Iglesia como protagonistas de la pastoral. Un protagonismo sencillo, pero creativo y valiente. Ellos no son ?nicamente beneficiarios de la misi?n y destinatarios del anuncio: se convierten tambi?n en sus protagonistas. Todos, y especialmente las comunidades cristianas, han ido tomando conciencia de la fuerza misionera de los ni?os, en los que se manifiesta la presencia del Esp?ritu.

Imitando a Mar?a, cada bautizado recibe la gracia de la inocencia, de la pobreza interior, de la obediencia, de la humildad y de la docilidad, de la pureza y del silencio, y se siente animado a mirar y orar al Ni?o Jes?s y a ver en otros ni?os d?biles y necesitados de ayuda y de cari?o la misma presencia de Dios. La misi?n de la Infancia Misionera se realiza con peque?os gestos, con deseos y pensamientos de paz, por medio de actitudes fraternas, en los momentos de juego, en el trabajo, en la oraci?n. Los ni?os ayudan a los ni?os y juntos caminan hacia el Padre. Este esp?ritu es reconocido en el Estatuto de las OMP cuando describe la primera de las finalidades de Infancia Misionera: ?Esta Obra es un servicio de las Iglesias particulares que trata de ayudar a los educadores a despertar progresivamente en los ni?os una conciencia misionera universal y a moverles a compartir la fe y los medios materiales con los ni?os de las regiones y de las Iglesias m?s desprovistas a este respecto? (art. 13).

El Dec?logo del ni?o misionero concreta este esp?ritu al recordar que:


1.- Un ni?o misionero mira a todos los hombres con ojos de hermano.

2.- Un ni?o misionero conoce a Jes?s, ama como Jes?s, no se averg?enza de hablar de Jes?s.

3.- Un ni?o misionero reza todos los d?as a su Padre Dios por sus hermanos, los ni?os de todo el mundo y quiere que conozcan a su Madre, la Virgen.

4.- Un ni?o misionero siempre dice ?Gracias!

5.- Un ni?o misionero goza de poder dar, y de que los otros tambi?n puedan gozar al darle a ?l.

6.- Un ni?o misionero est? alegre en el servicio.


7.- Un ni?o misionero sabe que su persona es m?s necesaria que su dinero.

8.- Un ni?o misionero es generoso aunque le cueste.

9.- Un ni?o misionero busca soluciones y las encuentra.

10.- Un ni?o misionero mira a todos los hombres con ojos de hermano.



Por todo ello, es necesario revitalizar y recuperar la fuerza del Dec?logo del ni?o misionero como medio adecuado para hacer realidad el carisma de esta Obra Misional.

Aitor Pastor
Delegaci?n de Misiones de Vitoria
Publicado por verdenaranja @ 21:08  | Misiones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios