Domingo, 13 de enero de 2008
Secretariado Nacional del MCC de Espa?a se lee:


Peregrinaci?n a Santiago de Compostela 2008


Iniciamos la cuenta atr?s de nuestra Peregrinaci?n a Santiago, con motivo del 60 Aniversario de la Peregrinaci?n de 1948 que se sit?a en los inicios de Cursillos de Cristiandad. En esta secci?n, adem?s, podr?s leer unas palabras de nuestra Presidenta Nacional, dedicadas a este acontecimiento.

Leer m?s

INTRODUCCI?N:


Este rinc?n de nuestra p?gina vamos a dedicarlo a este importante acontecimiento que ha de servir para revitalizar nuestras Escuelas y Secretariados , nuestras Ultreyas y Reuniones de Grupo al recobrar ?el primer amor?, ese momento inicial de nuestra aventura cristiana que hemos de procurar mantener en tensi?n durante todo nuestro peregrinar por esta vida, en la confianza, como dir?a San Pablo, de que ? el que ha inaugurado entre vosotros una empresa buena, la llevar? adelante hasta el d?a de Cristo Jes?s. Y esta es mi oraci?n: Que vuestra comunidad de amor siga creciendo m?s y m?s en penetraci?n y en sensibilidad para apreciar los valores As? llegareis al D?a de Cristo limpios e irreprochables, cargados de frutos de justicia, por medio de Cristo Jes?s, a gloria y alabanza de Dios?( Fil. 1,3-6 y 9-11).

Vamos a disponernos a peregrinar.

Como recoge nuestra Gu?a del Peregrino, peregrinar es?

Ir por Cristo hacia el Padre,

A impulsos del Esp?ritu Santo,

Por los caminos del coraz?n del mundo

a manera de fermento,

con la ayuda de Mar?a y de todos los santos,

llevando consigo a los hermanos.



Palabras de nuestra Presidenta Nacional:



Queridos amigos y hermanos en la fe:

Sean las primeras palabras, mi m?s sincera felicitaci?n y el deseo de paz y bien para el a?o que ya hemos estrenado.

Estamos en un nuevo a?o; a?o que tiene una significaci?n especial, ya que se cumplen el sesenta aniversario de aquella Peregrinaci?n del 28 de Agosto de 1948 a Santiago de Compostela que como todos bien sab?is, organiz? la Juventud de Acci?n Cat?lica Espa?ola, con la consigna de llevar 100,000 j?venes, para visitar la tumba del Ap?stol en el A?o Santo. Aquella peregrinaci?n suscito un ?mpetu y un ardor evangelizador que causo impacto y que supuso el despertar en los j?venes de un alto ideal de santidad y apostolado. De aqu? surgi? el n?cleo que supuso el germen del nacimiento de Cursillos de Cristiandad.

Hace poco, revisando algunos documentos, le?a un discurso del Papa P?o XII del a?o 1943, donde dec?a con respecto al proyecto de la peregrinaci?n: ?Espa?a, en este momento culminante de la Historia del mundo, tiene, sin duda alguna, una misi?n alt?sima que cumplir; pero solamente ser? digna de ella si logra totalmente de nuevo encontrarse a s? misma en su esp?ritu tradicional y cristiano y en aquella humildad que s?lo sobre tal esp?ritu puede edificarse?.

Si en aquel momento Espa?a, cuna de cursillos ten?a mucho que decir, hoy sesenta a?os despu?s, nuestro Movimiento todav?a tiene que seguir escribiendo y haciendo historia en la tarea evangelizadora de la Iglesia.

No podemos olvidar que desde sus comienzos, se ha reconocido a cursillos un carisma, es decir una gracia del Esp?ritu en orden a una misi?n eclesial y ese carisma lo derrama sobre cuantos van trabajando en cursillos desde sus comienzos hasta nuestros d?as.

Esa gracia se ha ido desarrollando en la historia del Movimiento, lo ha sustentado y ha hecho posible llegar hasta hoy

Ese mismo Esp?ritu siguen presente hoy en todos aquellos que trabajan en el, y el primer paso para asumir nuestra misi?n es tomar conciencia de esa presencia en nosotros aqu? y ahora que nos capacita y nos motiva para llevar a cabo esa tarea.

Quiz?s la pregunta que brote en vuestra mente sea la de c?mo seguir dando respuesta al mundo de hoy.

Cuando aquellos j?venes comenzaron, seguro que no se imaginaban donde iban a llegar, pero sin miedo se pusieron en camino. Ellos supieron acoger un esp?ritu peregrino y con sus mochilas llenas de ilusi?n se lanzaron a la aventura a la que se les invitaba.

Hoy, con la misma fuerza de entonces, se nos est? pidiendo que recobremos nuestro estilo peregrino, que reavivemos en cada uno el deseo de vivir de la fe y por esta fe dejarlo todo. De ser es una llama viva de oraci?n. Hoy, se nos vuelve a pedir, que derrochemos generosidad y arranque, que queramos ir siempre adelante y estar en vanguardia. En una palabra, no guardarnos nada, darnos con ilusi?n y recuperar el gozo de estar al servicio de la Iglesia.

Por este motivo, y con el deseo de volver a reavivar el esp?ritu peregrino que ha impregnado siempre a Cursillos de Cristiandad, desde el Secretariado Nacional de Espa?a, queremos organizar una Peregrinaci?n a Santiago de Compostela que nos ayude a recuperar quiz?s, una Fe dormida. Tal vez, la Esperanza empeque?ecida. Posiblemente, un Amor a medias tintas.

Esta peregrinaci?n culminar? con una Ultreya Nacional el d?a 12 de Octubre, donde todos juntos podremos darle gracias a Dios por todos los regalos que nos sigue haciendo y pedirle que nos siga iluminando para seguir trabajando desde cursillos en la extensi?n de su reino.

Pong?monos a trabajar. Cada uno desde su escuela, desde su Ultreya o desde su reuni?n de grupo. Divulguemos este gran acontecimiento. Invitemos a todos aquellos que nos encontremos a participar con nosotros en este momento de Gracia. Animemos a nuestros Obispos, contagiemos en nuestras Di?cesis, de este deseo de ser ap?stoles en el siglo XXI.

Empecemos a preparar nuestras mochilas. A lo largo de este a?o iremos metiendo en ellas todo aquello que nos haga falta para el camino. Poco a poco, iremos comunic?ndoos, el itinerario, el lugar de celebraci?n, el horario., etc.

?Animo! Santiago de Compostela nos espera, y no podemos faltar a una nueva llamada del Se?or.

No iremos encontrando en el camino.

M? Dolores Negrillo Mart?nez

Presidenta Nacional



Con tal motivo le dec?a a M? Dolores:



Querida M? Dolores:

He le?do tu preciosa carta. Mis felicitaciones m?s cordiales.

Hablas de que este a?o se cumplen el sesenta aniversario de la magna peregrinaci?n de los j?venes de Acci?n Cat?lica en agosto de 1948 a Santiago de Compostela, que vais a conmemorar; del estilo y esp?ritu peregrino, de un alto ideal de santidad y apostolado, etc. Y ello porque, seg?n t?, de aqu? surgi? el n?cleo que supuso el germen del nacimiento de Cursillos de Cristiandad.

Hoy dices que se nos est? pidiendo que recobremos nuestro estilo peregrino, estilo peregrino que lleva difundiendo la Asociaci?n de Peregrinos de la Iglesia. Por este motivo, y con el deseo de volver a reavivar el esp?ritu peregrino q ue ha impregnado siempre a Cursillos de Cristiandad, desde el Secretariado Nacional de Espa?a, quer?is organizar una Peregrinaci?n a Santiago de Compostela que nos ayude a recuperar quiz?s, la Fe dormida, etc. Sin embargo, no citas a quien fue el alma y la vida de esa Peregrinaci?n, del estilo y esp?ritu peregrino, del ideal de santidad y apostolado, etc: el Siervo de Dios Manuel Aparici, cuyas partes actoras de su proceso de Canonizaci?n son la Archidi?cesis de Madrid y Peregrinos de la Iglesia. Quiero pensar que tu omisi?n es por tu falta de conocimiento de esta figura, una de las m?s importantes de la Iglesia Espa?ola en el siglo XX, pero no dudo que har?s todo lo posible para profundizar en su vida, divulgar su figura, y trabajar muy estrechamente con las partes actoras. ?Me equivoco?

Pides que divulguemos este gran acontecimiento, divulgaci?n que ya hemos hecho a ... cursillistas de habla hispana. Es una pena que no hayamos podido hacerlo a los de habla inglesa. Faltan manos.

Como recoge nuestra Gu?a del Peregrino, peregrinar es?



Ir por Cristo hacia el Padre,

A impulsos del Esp?ritu Santo,

Por los caminos del coraz?n del mundo

a manera de fermento,

con la ayuda de Mar?a y de todos los santos,

llevando consigo a los hermanos.




Muchos a?os antes, el Siervo de Dios pas? de la Iglesia Militante a la Iglesia Peregrina.

Porque Manuel Aparici ?hizo brotar de su genio de ap?stol un estilo peregrinante que impregnaba nuestras vidas ? y nos dec?a: la peregrinaci?n espiritual es una marcha asc?tica que hay que realizarla d?a a d?a? [1]. Y les ense?? a entender y a vivir la vida como una peregrinaci?n. Porque, para ?l ?Peregrinar es caminar por Cristo al Padre, a impulsos del Esp?ritu Santo, con la ayuda de Mar?a y llevando consigo a los hermanos?.

Quiso dar ese sello de peregrino constante a nuestra Juventud para restaurar el sentido din?mico de la vida cristiana, porque ?sta no es m?s que un ir constante al Padre. Este distintivo espec?fico de la Obra empieza propiamente con la peregrinaci?n a Roma en 1934. En ella se ratifica la vocaci?n peregrinante de la Juventud de Acci?n Cat?lica Espa?ola.

El desarrollo hist?rico del Ideal Peregrinante hacia la ?Cristiandad ejemplar? coincide pr?cticamente con la historia de la Juventud de Acci?n Cat?lica hasta despu?s de la magna Peregrinaci?n a Santiago de Compostela en 1948; y se relaciona con los ?Cursillos de Cristiandad?. Por eso, pretender escribir la historia de las peregrinaciones de la Acci?n Cat?lica es tanto como relatar la propia historia de esa Juventud.

Muchos a?os despu?s de haber sido formulada esta definici?n por el Siervo de Dios, el Concilio Vaticano II proclamar? en todos sus textos el car?cter peregrinante de la Iglesia y la espiritualidad que de ella se deriva. ?La comunidad cristiana -dice el Concilio- est? integrada por hombres que, reunidos en Cristo, son guiados por el Esp?ritu Santo en su peregrinar hacia el Reino del Padre y han recibido la buena nueva de la salvaci?n para comunicarla a todos?. Y en otro lugar: ?La Madre de Jes?s antecede con su luz al peregrinante Pueblo de Dios?. Y lo repite incesantemente la sagrada Liturgia.

Ideal de santidad y apostolado


De apostolado, porque se trataba de convocar en Santiago a las Juventudes Cat?licas de los pueblos hispanos a una empresa com?n de reconquista del mundo para Cristo. De santidad, porque tal empresa habr?a de exigir de quienes se comprometieran a ella una vida de verdadera santidad, personal y comunitaria.

Movido por las ideas del Siervo de Dios, Antonio Rivera, ?El ?ngel del Alc?zar?, en unos Ejercicios Espirituales, escribi? su prop?sito: ?Para Santiago he de ser santo?. Muerto Antonio Rivera, este grito -??Para Santiago, santo!?- fue el lema de los j?venes peregrinos en los largos a?os de caminar en esp?ritu hacia Compostela.

No todos, sin embargo, estaban de acuerdo con el Siervo de Dios. Entre sus inmediatos colaboradores algunos pensaban -como era opini?n com?n aquellos a?os- que la santidad es cosa de pocos, los dem?s han de contentarse con ser buenos.

Si entonces aquellos j?venes aspiraban a ser santos, hoy el Concilio Vaticano II nos proclama con claridad meridiana la universal vocaci?n a la santidad: ?En la Iglesia, todos, lo mismo quienes pertenecen a la Jerarqu?a que los apacentados por ella, est?n llamados a la santidad, seg?n aquello del Ap?stol: ?Porque esta es la voluntad de Dios, vuestra santificaci?n?? [2].


FIESTA BAUTISMO DE JES?S

--------------------------------------------------------------------------------

[1] (Cf.) Jos? Luis L?pez Mosteiro.

[2] Lumen Gentium, 39.
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios