Mi?rcoles, 16 de enero de 2008
Textos de San Daniel Comboni invitando a ofrecer a Dios su frimientos y provaciones por las misiones. Escrito publicado en Bolet?n Bimestral ENERO-FEBRERO 2008 "MISIONEROS de la tercera edad".


El amor a Dios, el amor a jesucristo, que se manifiesta amando a todos los hermanos, es la fuerza que nos ayuda a superar todos los sufrimientos y penalidades de esta vida.
El experimentar el amor de Dios en nuestras vidas, el sentirnos amados, nos consuela, nos reconforta y nos da fuerzas para superar el dolor de las enfermedades y no sentirnos nunca solos. Dios est? siempre con nosotros.
San Daniel Comboni amaba tanto a Dios que le llev? a entregar su vida por Ios africanos.


Leemos algunos textos de sus cartas:

❑"No, la Palma del cielo (la eternidad) no se puede conseguir sin penas, aflicciones y sacrificios; y aquellos a los que se les concede esta clase de favores celestiales pueden con todo derecho llamarse felices en esta tierra, pues gozan de la beatitud de los santos, quienes consideraron suma delicia el padecer mucho por la gloria de Cristo" (Escritos n? 421).

❑ "Que ocurra todo lo que Dios quiera. Dios no abandona nunca a quienes en El conf?an... Soy feliz en la cruz, que, llevada de buena gana por amor de Dios, genera el triunfo y la vida eterna" (Escritos n? 7,246).

❑ "Cuando el misionero de ?frica tiene ardiente el coraz?n de puro amor a Dios, y con la mirada de la fe contempla lo sumamente beneficiosa, grande y sublime que es la Obra por la que ?l se fatiga, to-das las privaciones, los esfuerzos continuos, los m?s duros trabajos se vuelven para su coraz?n un para?so en la tierra..." (Escritos n? 2.705).

Cuando el Misionero de la Tercera Edad tiene ardiente el coraz?n de amor a Dios y sabe que sus sufrimientos, sus sacrificios, sus oraciones y el ofrecimiento de la propia ancianidad son sumamente beneficiosos para las misiones, le ayuda a aceptar y seguir ofreciendo sus privaciones por amor a Dios y amor a todos los hermanos que tambi?n sufren en el mundo.

Que San Daniel Comboni os ayude a vivir vuestra vejez con mucha esperanza y confianza en Dios.
Publicado por verdenaranja @ 22:27  | Espiritualidad
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios