Martes, 05 de febrero de 2008
EUROPA/ITALIA - Entrevista al prof. Andrea Riccardi: ?El sentido de la misi?n es el compartir de la Palabra de Dios y la comunicaci?n del gozo de haber encontrado a Jes?s en nuestros hermanos m?s pobres?

Roma (Agencia Fides) - Con ocasi?n de los 40 a?os de la Comunidad de San Egidio, la Agencia Fides ha dirigido algunas preguntas al fundador de esta, el profesor Andrea Riccardi

Hace cuarenta a?os naci? la Comunidad de San Egidio: ?cu?l era el contexto social y eclesial de entonces y cu?les fueron los motivos de su nacimiento?

La Comunidad naci? el 7 de febrero de 1968 de un grupo de estudiantes de un liceo romano, d?as despu?s del Concilio Vaticano II y durante la revuelta estudiantil, en la que todo parec?a tener que cambiar. Al inicio y en la base de la historia de la Comunidad de San Egidio est? la lectura del Evangelio que ha guiado nuestro camino a lo largo de estos 40 a?os, unida al deseo de ponerlo en la pr?ctica en la vida concreta. La Comunidad es una realidad de laicos creyentes que vive en el mundo y se compromete en la solidaridad con los pobres. As? comenz? el camino de San Egidio en la periferia romana, entre los pobres de las barracas de una Roma que ten?a a?n ?ngulos de Tercer Mundo. Para la Iglesia se trataba de un momento particular. Se estaba en pleno clima del Concilio, que impulsaba a la renovaci?n, a reencontrar la primac?a de la Palabra de Dios, a vivir como pueblo de Dios que se compromete en el mundo.

La Comunidad de San Egidio ha nacido y ha crecido bajo los pontificados de Papa Pablo VI, de Juan Pablo I, de Juan Pablo II, y hoy en d?a de Benedicto XVI. ?Qu? recuerdo tiene de cada uno de estos Pont?fices? ?Qu? han significado para vosotros?

Al Papa Pablo VI nunca pude encontrarlo personalmente. Sin embargo conoc? a este Papa sobre todo a trav?s del estudio de sus textos que han marcado profundamente a la Iglesia, como Evangelii nuntiandi o Populorum progressio, y sus viajes apost?licos a todos los continentes. En los a?os de su pontificado las relaciones fueron sobre todo con su Vicario para la di?cesis de Roma, el Card. Ugo Poletti, que acompa?? con afecto paterno los primeros pasos de la Comunidad, confi?ndole entre otras cosas la Iglesia de San Egidio, de la cual la Comunidad tom? el nombre. El Card. Poletti fue una figura importante para Roma, promotor del Congreso diocesano sobre las responsabilidades de los cristianos frente a las expectativas de caridad y justicia en la di?cesis de Roma, en febrero de 1974.

Sigui? el brev?simo pontificado de Juan Pablo I, el nuevo Conclave y la elecci?n de Juan Pablo II, que inmediatamente inici? a visitar las parroquias. Lo encontramos el 3 de diciembre de 1978, mientras visitaba su primera parroquia, en la Garbatella: ?l se detuvo, le contamos lo que hac?amos, nos alent? y nos dijo ??Est?is en Roma? ?Entonces, venid a encontrarme!? Nos quedamos impresionados de su simplicidad. Desde entonces inici? una relaci?n de 26 a?os, de paternidad, de aliento, de ejecuci?n de sus intuiciones prof?ticas -como aquella de As?s de 1986 de la oraci?n interreligiosa por la paz-. Recuerdo su primera visita a San Egidio en 1979, cuando ?ramos una realidad mucho m?s peque?a de cuanto somos hoy y mucho m?s j?venes en edad. El Papa nos comprendi?, nos sostuvo y am? como un grande Obispo. De nosotros ha dicho una frase muy hermosa: ?no os hab?is puesto ning?n conf?n, mas solo aquel de la caridad?. En la ?poca de la madurez uno no deja de ser hijo: as? sentimos nuestra relaci?n con Papa Benedicto XVI. Con ?l existe una larga historia por vivir, que ya comenz? con la sinton?a profunda sobre los temas de la paz y del ecumenismo, de la evangelizaci?n en Europa y en ?frica: No puedo olvidar la gran alegr?a por su presencia en el Meeting interreligioso de N?poles, el pasado octubre, cuando nos ha alentado a continuar en el camino del encuentro y del di?logo con las religiones y las culturas.

La misi?n es parte integral de la vida de la Iglesia, y con mayor raz?n de la vida de los Movimientos eclesiales. ?Que caracter?sticas distinguen a la misi?n de la vida de la Comunidad?

Al inici? nuestro horizonte era la ciudad de Roma, pero precisamente est? relaci?n con la ciudad y con el Papa, que es su Obispo, nos ha dado el sentido de la universalidad. La misi?n, desde el inicio de nuestra historia, ha sido la de dirigirnos a aquellos que hab?an perdido todo v?nculo con la Iglesia: los j?venes en nuestra Europa descristianizada, los pobres en las periferias que est?n perdiendo sus ra?ces religiosas con la emigraci?n y con las dificultades de la vida... En los barrios pobres de Roma naci? esta pasi?n por el Evangelio que ha llevado la comunidad a las fronteras del mundo. San Egidio vive la comunicaci?n del Evangelio como encuentro personal. En nuestra historia no hemos enviado nunca ?misioneros? a otros pa?ses: nuestras comunidades en el mundo han nacido de encuentros con hombres y mujeres que han compartido el ?esp?ritu? de San Egidio y lo han llevado a sus propias realidades. El sentido de la misi?n es por lo tanto compartir la Palabra de Dios y la comunicaci?n de la alegr?a de haber encontrado Jes?s en nuestros hermanos m?s pobres dando testimonio de que se puede vivir el Evangelio en cualquier situaci?n, viviendo de manera ?extraordinaria? tambi?n la vida ?ordinaria? de todos.

?En cu?les pa?ses del mundo est? presente la Comunidad de San Egidio? ?Cu?les son las experiencias m?s significativas lejos de Europa?

En la actualidad San Egidio est? presente en 70 pa?ses del mundo con casi 50,000 personas. De las cuales m?s de la mitad se encuentran en el sur del mundo, sobre todo en ?frica. Nuestras comunidades viven tambi?n en situaciones de gran dificultad para los cristianos como en Sud?n, Pakist?n o Indonesia. Todas las Comunidades est?n compuestas por personas del lugar, con la vida y los problemas de todos, pero con la conciencia de que ?nadie es tan pobre de no poder ayudar a otro?. Es el ejemplo de nuestras Comunidades en ?frica comprometidas con los ni?os de la calle o con los presos.

Seguramente estos 40 a?os nos han abierto nuevos escenario internacionales: nos han involucrado profundamente en la experiencia de sufrimiento de muchos pa?ses. En estos largos a?os hemos encontrado respuestas de paz, como por ejemplo en Mozambique, cuya paz fue firmada en San Egidio el 4 de octubre de 1992, despu?s de 16 a?os de una sangrienta guerra civil. El mundo puede cambiar.

San Egidio vive en todas partes la espiritualidad de la gratuidad, y en la actualidad eso es un testimonio de que no existe s?lo el mercado. Los trabajos de San Egidio cuentan con la participaci?n voluntaria de millares de personas que por ser gratuita no por eso es inconstante o ineficaz. Se trata de intervenciones libres de esquemas ideol?gicos llevadas adelante en algunos casos con ?medios d?biles?, como el servicio de los j?venes africanos que ayudan a los pobres del propio pa?s, y con proyectos capaces de intervenir donde grandes instituciones internacionales no logran llegar.
La pregunta sobre las experiencias de la Comunidad en el mundo es muy compleja: cada historia de resurrecci?n de un pobre, cada encuentro con un joven que comienza a creer y a esperar en el futuro, cada condenado a muerte que recibe una carta de un amigo, cada anciano desesperado que recibe una visita, cada ni?o que nace sano de una madre con VIH, todo esto es significativo para nosotros, incluso cuando sucede en un ?ngulo olvidado del Sur del mundo. La periferia se convierte en el centro del mundo cuando el Evangelio da sus frutos, a trav?s del coraz?n y de las manos de un hermano de San Egidio. (P.L.R.) (Agencia Fides 4/2/2008; l?neas 95, palabras 1325)
Publicado por verdenaranja @ 21:17  | Entrevistas
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios