Martes, 05 de febrero de 2008
Carta semanal del arzobispo de Valencia Don Agust?n Garc?a-Gasco Vicente para el domingo d?a 30 de Diciembre de 2007


Por la familia


La familia es, al mismo tiempo, una realidad natural, una escuela insustituible de valores y un verdadero don de Dios. Los cristianos celebramos este domingo la fiesta de la Sagrada Familia: Dios hecho hombre quiso nacer y crecer en una familia humana. Este acontecimiento revela que el primer encuentro de Dios con la humanidad se realiza en la familia.

Estamos todos invitados a celebrar con alegr?a el don de la familia que es c?lula viva no s?lo de la sociedad sino tambi?n de la Iglesia. La festividad de la Sagrada Familia es un d?a en que todas las parroquias celebran esta jornada por la familia. Especialmente este a?o estamos, adem?s, convocados en Madrid para anunciar de una manera clara y decidida que la familia tiene un ser y una misi?n propia, que contribuye al bien com?n de la sociedad y que no debe ser tratada con descuido, indiferencia o aversi?n por los poderes p?blicos.

El proyecto cultural del laicismo radical trata a la familia como un denigrante campo de experimentaci?n. Los proyectos legislativos aprobados en Espa?a durante los ?ltimos a?os atacan directamente los fundamentos de la familia.

Somos hijos, hermanos, padres y madres, marido y mujer, abuelos o nietos por ser humanos. No lo somos por ser cristianos, isl?micos, jud?os o budistas, ni por creyentes, agn?sticos o ateos. Tampoco por ser blancos o cobrizos, ni por ricos o pobres, ni por ser de izquierdas o derechas, ni de ?sta u otra naci?n. El fundamento de toda la familia descansa en la diferencia y en la fecunda complementariedad entre el var?n y la mujer.

Y no podemos tratar o vivir esa realidad de la naturaleza humana como si fuera mera ret?rica, accidente hist?rico, arbitrio ideol?gico o cuesti?n privada y menor.


El matrimonio y la familia son un bien fundamental y un patrimonio com?n de toda la humanidad. Es la instituci?n m?s valorada por las personas. Quienes hablan y legislan contra la familia, fundada en el matrimonio, no saben lo que hacen porque no saben lo que deshacen.

Por todo esto, lo que pasa a la familia, a todos nos pasa. El futuro de la humanidad se forma en la familia. En cada familia. Tambi?n en tu familia.

Construir la familia es posible a pesar de la hostilidad, dificultades y contradicciones de la sociedad. Adem?s de posible es como una navegaci?n valiente y brillante. Es la aventura del amor real ?del bueno, bello y verdadero?. Este amor es capaz de crear su propio espacio y tiempo en medio y dentro de cualquier ambiente, incluso en los m?s hostiles. El amor siempre vale la pena y todo lo puede.

La Iglesia, junto a todos los hombres de buena voluntad, se siente responsable de apoyar a las familias, animando a los que se esfuerzan por vivir sus v?nculos con honestidad y fidelidad, iluminando y sosteniendo a los que, entre incertidumbres y conflictos, buscan conservar o restaurar su familia, ayudando a quienes ven impedidos sus derechos y su libertad para construir su propia familia.

Si Dios se hace hombre en medio de una familia normal y corriente, naciendo de una madre, Mar?a, casada con Jos?, entonces una familia ?tu familia? es un lugar de privilegio. Es el ?mbito natural donde vivir los amores humanos m?s verdaderos, buenos y bellos. Por ello, todos, con la familia.

Con mi bendici?n y afecto,


+Agust?n, Card. Garc?a-Gasco
Arzobispo de Valencia
Publicado por verdenaranja @ 23:53  | Hablan los obispos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios