Viernes, 08 de febrero de 2008
Celebraci?n = oraci?n para la campa?a de Cuaresma "Auteridad para Compartir", enviados por las ?reas de Pastoral Social de la Di?cesis de Tenerife.


AUTERIDAD PARA COMPARTIR


?MEJOR DAR QUE RECIBIR?


0. ACOGIDA Y SALUDO DEL CELEBRANTE

1. AMBIENTACI?N: (Lector 1)
Vivimos en una cultura del tener. En general, hoy se valora al hombre y a la al mujer por lo que tiene, no por lo que es. El ?tener? cosas es para nosotros una realidad necesaria y, a la vez, una realidad peligrosa. Pronunciamos con frecuencia en nuestra vida la palabra ?tener?.

Debemos aprender a hacerlo de una manera prudente y realista.
Sin tener lo necesario es dif?cil vivir, pero teniendo mucho es casi imposible ser personas. Y es, mucho m?s dif?cil a?n, que vivamos en coherencia con nuestra identidad
cristiana: como hijos de un mismo Padre y como hermanos y hermanas de todos los hombres ymujeres.

. Dif?cil equilibrio: tener lo que necesito de verdad para ser y vivir dignamente yliberarme de aquello que me lo impide.
Vamos a estar este rato, delante del Se?or, dispuestos a que ?l nos trasforme, dej?ndonos acompa?ar, interpelar y urgir por su Palabra y por el sufrimiento de los hermanos y
hermanas que no tienen lo necesario para vivir con dignidad.

2. CANTO: No ador?is a nadie

3. LECTOR 2.

Podemos pasar la vida ambicionando el tener mucho y frustrados
por no lograrlo. Sin mitificar a los pobres, es verdad que muchos de ellos, teniendo muy poco, han logrado vivir con alegr?a, sin a?orar muchas cosas, valorando la amistad,
la compa??a, la vida, la fraternidad y la vida, por encima de las cosas materiales.
En la sociedad en la que vivimos, tener poder, dinero y propiedades nos clasifica, nos separa y nos defiende de los otros. Sin embargo, cuanto m?s abundante y denso es el deseo de tener y poseer cosas y personas a nuestro servicio es posible que se transparente menos la riqueza del SER. Las cosas que tengamos se pueden convertir en un muro, como en una
alambrada espinosa que impide ver lo que somos y llevamos en el coraz?n.
En la pr?ctica, muchas veces, nos preocupa m?s el que los hijos tengan m?s ?cosas?, que el que sean m?s y mejores personas, aunque digamos lo contrario.
Dejamos un rato de silencio para pensar en las cuestiones siguientes:

Para la
reflexi?n
personal


�� ?Cu?les son mis ambiciones?..... (materiales, espirituales?)
�� ?Me lamento, en la vida de cada d?a, por no disponer de eso
que ambiciono?...
�� ?Qu? es lo me quita la paz y la alegr?a?...
�� ?Qu? cosas necesito para vivir, dignamente?...



4. PETICI?N DE PERD?N, ESPONT?NEA:

Se invita a poner en com?n en forma de petici?n de perd?n el fruto de la reflexi?n.
Despu?s de cada petici?n cantamos: ?El Se?or es mi fuerza, mi roca y salvaci?n?

5. LECTOR 3:

Llenar los bolsillos para consumir y tener llena la casa y nuestras dependencias de cosas innecesarias vac?a el coraz?n. Para paliar la invasi?n del deseo de tener y de consumir, no se trata de hacer renuncias asc?ticas, sino de crecer en la cultura de la austeridad, que hemos de promover y gozar en actitud solidaria con las personas, de modo especial, con
los hermanos y pueblos empobrecidos, compartiendo lo que somos y tenemos: nuestro tiempo, nuestra compa??a, nuestra alegr?a, nuestras cosas y nuestro dinero. El gozo del compartir nos permitir? pasar del tener al ser.
Frecuentemente, creemos que tenemos cosas y en realidad somos tenidos por ellas; casi dir?amos somos esclavos de las cosas. El consumista termina siendo un terrible individualista, no
mira m?s all? de sus propios intereses.
Cuando tenemos estas actitudes, se produce en nosotros:

�� SOLEDAD, porque las cosas ni comunican, ni comulgan, ni gratifican, s?lo las personas pueden hacerlo. As? fue la situaci?n de Ad?n, en el para?so lo ten?a todo, pero estaba
s?lo.

�� VAC?O, porque todo lo que se tiene o consume no sacia las exigencias m?s profundas de
la persona.

�� ANGUSTIA, porque est? estresado, devorado por las ansias de tener y por las prisas del gozar. Pero no goza de su presente diario, vive sin vivir, pensando en el momento dichoso que le espera. Tenemos que ser m?s humildes, m?s pobres, m?s agradecidos del regalo de cada minuto.

�� MIEDO Y RIVALIDAD, porque necesita defender sus posesiones y siempre encontrar? amenazas.

�� CEGUERA, porque tiene como ?nico af?n el ?tener?, posee abundancia de medios, pero escasez de fines; ?tiene cantidad de camellos cargados, que llenan el desierto, pero les falta la estrella que les marque su camino?. Corre cada d?a m?s, pero sin saber a donde va. Ser y tener son dos modos contrapuestos de la existencia humana. Uno lleva a la
aut?ntica realizaci?n y el otro a la enfermedad y a la destrucci?n.

Para la
reflexi?n
personal


�� ?Cu?ndo me siento s?lo? ?Por qu??...
?Experimento el vac?o en mi vida? ?Cu?ndo? ?por qu??
�� ?Qu? cosas me angustian?...
�� ?De qu? y a qu? tengo miedo?
?Cu?l es la causa de mi ceguera para descubrir la presencia de
Dios en la vida de cada d?a?


6. CANTAMOS: Siempre conf?o en mi Dios,

7. LECTOR 1:

Escucharemos ahora, primero, lo que dice Pablo VI, en relaci?n al af?n de tener y consumir, en la Enc?clica Populorum Progressio, publicada hace 40 a?os y, luego, el Juicio de las Naciones del Evangelio de San Mateo:

8. LECTOR 2:

?Cuando el tener se convierte en un absoluto, en el bien supremo que impide mirar m?s all?, el hombre se encierra como en una prisi?n. Entonces los corazones se endurecen
y los esp?ritus se cierran; los hombres ya no se unen por la amistad, sino por inter?s, que pronto les hace oponerse unos a otros y desunirse? (PP 19)

9. LECTOR 3: LECTURA DE MATEO 25, 31-36:

EL JUICIO DE LAS NACIONES:

?Cuando este hombre venga con su esplendor acompa?ado de todos sus ?ngeles, se sentar? en su trono real y reunir?n ante ?l a todas las naciones. ?l separar? a unos de otros,
como un pastor separa las ovejas de las cabras, y pondr? a las ovejas a su derecha y a las cabras a su izquierda. Entonces dir? el rey a los de su derecha:

-Vengan, benditos de mi Padre; hereden el reino preparado para ustedes desde la creaci?n del mundo. Porque tuve hambre y ustedes me dieron de comer, tuve sed y me dieron de
beber, fui extranjero y me recogieron, estuve desnudo y me vistieron, enfermo y me visitaron, estuve en la c?rcel y ustedes fueron a verme?.

10. LECTOR 1.

Dejaremos ahora unos momentos de silencio para DESCUBRIR las llamadas que hoy nos hace el Se?or, para DISPONERNOS A PONER NUESTRA MANO PRONTA y para CONCRETAR c?mo vamos a responder a estas llamadas.

11. PETICIONES ESPONT?NEAS y/o comunicaciones espont?neas

(A lo largo de las aportaciones podemos cantar alguna exclamaci?n en consonancia con dicha aportaci?n).

12. ORACI?N COMUNITARIA: BIENAVENTURANZAS DE LA SOLIDARIDAD

(Se puede hacer completa o elegir algunos p?rrafos, recitada a dos coros)

Felices los que siguen al Se?or por la senda del buen Samaritano.
Los que se atreven a andar tras sus pasos.
A superar las dificultades del camino. A vencer los cansancios de la marcha.
Los que al andar van trazando sendas nuevas para que otros sigan, entusiasmados,y contin?en la obra del Se?or.
Los que, atentos y presurosos, cambian su ruta
para salir al encuentro del Se?or vivo en el que sufre,
tan presente en estos tiempos, tan cercano para algunos, para
otros tan lejano.

Felices los que dan la vida por los dem?s.
Los que trabajan duro por la justicia anhelada.
Los que construyen el Reino desde lugares remotos.
Los que, an?nimos y sin primeras planas, entregan su vida para que otros vivan m?s y mejor.
Los que con su diario sacrificio abren huellas de humanidad nueva en un mundo movido y atrapado por el ego?smo neoliberal del "dios-mercado".

Felices los que caminan juntos, en b?squeda comunitaria del Reino de Vida Nueva y Fraternidad Realizada.
Los que se ayudan siempre, los que aprenden que m?s pueden dos juntos que uno solo.

Felices TODOS los que piensan primero en el hermano y encuentran su alegr?a, el gozo y el sentido de la vida en trabajar por los dem?s, por el Reinado de Dios y por el Se?or que est? vivo en medio nuestro:

Olvidado, marginado, solo y abandonado en los rostros de j?venes, de ind?genas, de ancianos, de mujeres solas, de desempleados y de tantos otros

Felices TODOS los que trabajan con los pobres. Desde los pobres.
Junto a los pobres. Con coraz?n de pobre.
Contemplando a diario la hermana muerte temprana, injusta, dolorosa, en los rostros de los ni?os olvidados, sin salud, ni educaci?n, ni juegos; en los rostros de los inmigrantes que llegan extenuados a nuestras costas.

Felices los que viven solidarios dejando el asfalto limpio para caminar los senderos pedregosos, polvorientos
que entran al mundo de los que no cuentan en los n?meros o estad?sticas de los ministerios de turno.

Felices los que aman al hermano concreto.
Los que no se van en palabras sino que muestran su amor
verdadero en obras de vida, de compa??a y de entrega sincera.
Felices los que ense?an, los que intentan que todos aprendan
sin distinciones del color de su piel o de dinero.

Felices los que comparten sus bienes Dones-regalos del Buen
Dios para vivir como hermanos y demostrarlo en la pr?ctica.
Los que no guardan con ego?smo sino que brindan y comparten.

FELICES, y alzo la voz para que escuchen todos, LOS QUE VIVEN EL MANDAMIENTO PRIMERO QUE ES AMOR A DIOS EN EL HERMANO.

Felices los que descubren que este amor, hoy, se revela en un camino: el camino de LA FRATERNIDAD.

Siendo solidario, HACI?NSOSE SOLIDARIO.
Publicado por verdenaranja @ 15:47  | Caritas
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios