Martes, 12 de febrero de 2008
VATICANO - Al inicio de la Cuaresma el encuentro del Papa con los p?rrocos y el clero de la Di?cesis de Roma - Entre los temas en discusi?n: diaconado, j?venes, pecado y Nov?simos, silencio, di?logo y misi?n

Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) - El jueves 7 de febrero, se reuni? el Santo Padre Benedicto XVI, en el aula de las Bendiciones, con los p?rrocos y el clero de la Di?cesis de Roma en la tradicional cita del inicio de la Cuaresma. El encuentro se desarroll? en forma de di?logo entre el Santo Padre y los participantes. Ofrecemos a continuaci?n algunos breves pasajes de las respuestas del Papa sobre algunas de las numerosas tem?ticas afrontadas.

Diaconado
"Desear?a tambi?n yo expresar mi alegr?a y mi gratitud al Concilio, porque repuso este importante ministerio en la Iglesia universal? puede ser igualmente un v?nculo entre el mundo laico, el mundo profesional y el mundo del ministerio sacerdotal, dado que muchos di?conos contin?an desenvolviendo sus profesiones y mantiene sus posiciones, importantes o tambi?n de vida sencilla, mientras que s?bado y domingo trabajan en la Iglesia. De esta forma testimonian en el mundo de hoy, asimismo en el mundo laboral, la presencia de la fe, el ministerio sacramental y la dimensi?n diaconal del sacramento del Orden. Esto me parece muy importante: la visibilidad de la dimensi?n diaconal. Naturalmente asimismo todo sacerdote sigue siendo di?cono y debe siempre pensar en esta dimensi?n, porque el Se?or mismo se hizo nuestro ministro, nuestro di?cono? Pienso que una caracter?stica del ministerio de los di?conos es precisamente la multiplicidad de las aplicaciones del diaconado?.

J?venes
"Todos sabemos lo dif?cil que es para un joven de hoy vivir como cristiano. El contexto cultural, el contexto medi?tico, ofrece de todo menos el camino que lleva a Cristo. Parece casi imposible ver a Cristo como centro de la vida y vivir la vida como Jes?s nos ense?a. Sin embargo, me parece tambi?n que muchos experimentan cada vez m?s la insuficiencia de todas estas ofertas, de este estilo de vida que al final deja vac?os? La sinceridad es fundamental. Los j?venes deben sentir que no decimos palabras que nosotros mismos no vivimos sino que hablamos porque hemos encontrado e intentamos encontrar cada d?a de nuevo la verdad como verdad para mi vida? La cuesti?n sigue siendo pues como encontrar la vida, qu? elegir, como elegir la vida? la elecci?n fundamental es la indicada: elige a Dios. ES necesario entender que quien va por el camino sin Dios, se encuentra al final en la oscuridad, aunque pueden haber momentos en que parezca que ha encontrado la vida. Luego un paso posterior es como encontrar a Dios, como elegir a Dios. Aqu? llegamos al Evangelio: Dios no es un desconocido, una hip?tesis quiz?s sobre el inicio del cosmos. Dios tiene carne y huesos. Es uno de nosotros. Lo conocemos con su rostro, con su nombre. Es Jesucristo que nos habla en el Evangelio? me parece que este es el punto fundamental en nuestra atenci?n pastoral con los j?venes, para todos pero sobre todo para los j?venes: llamar la atenci?n sobre la elecci?n de Dios, que es la vida. Sobre el hecho de que Dios existe. Y existe de modo muy concreto. Y mostrar la amistad con Jesucristo. Hay tambi?n un tercer paso. Esta amistad con Jes?s no es una amistad con una persona irreal, con alguien que pertenece al pasado o que est? lejos de los hombres, a la derecha de Dios. ?l est? presente en su cuerpo, que es todav?a un cuerpo de carne y hueso: es la Iglesia, la comuni?n de la Iglesia. Debemos construir y hacer m?s accesibles las comunidades que reflexionan, que son el espejo de la gran comunidad de la Iglesia vital".

Pecado y Novis?simos
"Pienso que a todos nosotros continua siempre impresion?ndonos la objeci?n de los marxistas, seg?n la cual los cristianos s?lo hablaban del m?s all? descuidando la tierra. Nosotros queremos demostrar que realmente nos comprometemos a favor de la tierra y no somos personas que hablan de realidades lejanas, que no ayudan el mundo. Ahora bien, aunque es justo mostrar que los cristianos trabajan por la tierra - y todo nosotros estamos llamados a trabajar para que esta tierra sea realmente una ciudad para Dios y de Dios - no debemos olvidar la otra dimensi?n. Sin tenerla en cuenta, no podremos trabajamos bien por la tierra? Cuando no se conoce el juicio de Dios, no se conoce la posibilidad del infierno, del fracaso radical y definitivo de la vida, no se conoce la posibilidad y la necesidad de la purificaci?n? Debemos hablar tambi?n y precisamente del pecado como posibilidad de destrucci?n de uno mismo y tambi?n de otros partes de la tierra? Hoy nos hemos acostumbrado a pensar: ?qu? es el pecado?, Dios es grande, nos conoce, por lo tanto el pecado no cuenta, al final Dios ser? bueno con todos. Es una bella esperanza. Pero existe la justicia y la verdadera culpa. Los que han destruido el hombre y la tierra no pueden sentarse inmediatamente a la mesa de Dios junto con sus v?ctimas. Dios crea justicia. Debemos tenerlo presente? la necesidad de seguir el camino de los mandamientos, de los que debemos hablar m?s. Estos son realmente indicadores del camino y nos ense?an c?mo vivir bien, como elegir la vida. Por tanto debemos tambi?n hablar del pecado y del sacramento del perd?n y la reconciliaci?n. Un hombre sincero sabe que es culpable, que debe recomenzar, que debe ser purificado. Y ?sta es la maravillosa realidad que el Se?or nos ofrece: hay una posibilidad de renovaci?n, de ser nuevos? ".
Silencio y contemplaci?n
"Vivimos en la inflaci?n de las palabras, de las im?genes? me parece que el tiempo de Cuaresma puede ser tambi?n un tiempo de ayuno de palabras e im?genes. Necesitamos un poco de silencio, necesitamos un espacio sin el bombardeo permanente de im?genes. En este sentido, hacer accesible y comprensible hoy el sentido de cuarenta d?as de disciplina exterior e interior es muy importante para ayudarnos a entender que una dimensi?n de nuestra Cuaresma, de esta disciplina corporal y espiritual, es crear espacias de silencio sin im?genes, para abrir de nuevo nuestro coraz?n a la imagen verdadera y a la palabra verdadera".

Di?logo y misi?n
"Por una parte, es absolutamente necesario el di?logo, conocerse rec?procamente, respetarse y tratar de colaborar de todos los modos posibles a favor de los grandes objetivos de la humanidad, o de sus grandes necesidades, para superar los fanatismos y crear un esp?ritu de paz y amor. Y esto est? tambi?n en el esp?ritu del Evangelio, cuyo sentido es precisamente que el esp?ritu de amor, que hemos aprendido de Jes?s, la paz de Jes?s que ?l nos ha donado a trav?s de la cruz, se haga presente de forma universal en el mundo. En este sentido el di?logo debe ser verdadero di?logo, en el respeto del otro y en la aceptaci?n de su alteridad; pero tiene que ser tambi?n evang?lico, en el sentido de que su objetivo fundamental es ayudar a los hombres a vivir en el amor y a hacer que este amor se difunda por todas partes en el mundo. Pero esta dimensi?n del di?logo, tan necesario, es decir del respeto del otro, de la tolerancia, de la cooperaci?n, no excluye la otra, es decir que el Evangelio es un gran don, el don del gran amor, de la gran verdad, que no podemos mantener s?lo para nosotros sino que debemos ofrecer a los otros, considerando que Dios les da la libertad y la luz necesaria para encontrar la verdad. Esta es la verdad. Y por lo tanto ?ste es tambi?n mi camino. La misi?n no es imposici?n, sino que es ofrecer el don de Dios, dejando a Su bondad que ilumine a las personas para que se extienda el don de la amistad concreta con el Dios de rostro humano? No s? si me he explicado bien: di?logo y misi?n no s?lo no se excluyen, sino que se complementan". (1 - continua) (S.L, (Agencia Fides 12/2/2008; L?neas: 94 Palabras: 1330)

Links:
Texto completo de las preguntas de los sacerdotes y las respuestas del Santo Padre, en italiano
http://www.evangelizatio.org/portale/adgentes/pontefici/pontefice.php?id=1020
Publicado por verdenaranja @ 22:15  | Habla el Papa
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios