S?bado, 16 de febrero de 2008

24 de enero de 2008,
Víspera de la fiesta de la Conversión de San Pablo
 

 

Estimados compañeros sacerdotes

El pasado Octubre tuvo conmigo Don Bernardo el detalle inesperado, pero agradable a la vez, aunque de mucha responsabilidad, de elegirme para colaborar con él en el estudio y discernimiento de la realidad de la Piedad Popular en nuestra Diócesis. Acepté sin mediar palabra, pues ha sido la Piedad de nuestra gente algo que siempre me ha interesado, unas veces para fortalecerla y otras para corregirla, acertadamente unas y erróneamente otras, pero siempre tuve claro que la Piedad Popular era un PUENTE válido por donde suelen transitar las "COSAS" de Dios. 

Este curso quisiera que diéramos un paso: Que nos sentáramos los sacerdotes en los arciprestazgos y reflexionáramos sobre esta realidad tan importante, y cómo la estamos integrando en nuestro Ministerio. No hablar tanto de las desviaciones de la Piedad Popular, que también podría darse el caso, sino sobre todo de nosotros mismos y de cómo discernimos las distintas situaciones que se dan. No para quejarnos de las rutinas posibles o reales en la que está sumida la Piedad Popular, y lamentarnos y salir desanimados, sino para ver QUE se puede hacer, ya que la Piedad Popular es un hermoso puente para la transmisión de la fe, de hecho ha sido un instrumento providencial para la conservación de la fe allí donde los cristianos se veían privados de atención pastoral. Y salir alentados en la esperanza de que podemos hacer algo y que estamos haciendo algo por ese precioso mundo del "misterio", de lo escondido, y que sólo le es revelado a la gente sencilla. 

Te invito, pues, a participar en este reto y que en cada Arciprestazgo se nombre al sacerdote mas sensibilizado en este tema, para ir dando pasos acordes a lo que nos pedía el Sínodo y a lo que impulsa el Directorio de la Piedad Popular que en el año 2002 nos dio a conocer el Vaticano. 

Te mantendré informado de las distintas cosas que vayamos preparando. Quizá algún día te haremos llegar hojas informativas o trípticos o folletos... para su distribución en las parroquias.

 

Un saludo cordial y mi fe en que vas a regalarnos tu confianza y tu oración.

Argelio Dómínguez Rodríguez

Delegado  de Piedad Popular

 


Comentarios