Domingo, 17 de febrero de 2008

DOMINGO 3 DE CUARESMA
24 de febrero del 2008
Domingo de la samaritana

 

Jesús es la fuente de agua que mana hasta la vida eterna; Jesús es la luz del mundo; Jesús es la re­surrección y la vida para todos los que creen en él. Que su gracia esté con todos vosotros.

Poco a poco vamos avanzando hacia la Pascua. Y este año, en los tres domingos centrales de la Cuaresma, escucharemos aquellas historias tan conocidas de la samaritana, el ciego de nacimiento y la resurrección de Lázaro. Son unos textos fun­damentales que ya desde la antigua Iglesia han servido para preparar a aquellos que en la próxima Pascua han de recibir el bautismo. Que nos ayuden también a nosotros a renovar nuestra adhesión a Jesús muerto y resucitado.

A. penitencial: Ante Dios que nos ama, reconozcamos nuestro pecado. (Silencio más largo).

Confesemos juntos nuestros pecados: Yo confieso ante Dios todopoderoso...

Dios todopoderoso tenga misericordia...

Y ahora, desde nuestra debilidad, invoquemos a Aquel que nos ama y tendrá piedad de nosotros:

SEÑOR, TEN PIEDAD / CRISTO, TEN PIEDAD / SEÑOR, TEN PIEDAD (cantado).

1 lectura (Éxodo 17,3-7): En esta primera lectura, recor­damos otro de los momentos centrales de la historia de la salvación. El pueblo de Israel, liberado de Egipto, se encuentra en el desierto. Y una vez más se rebela contra Dios. Pero Dios, a través de Moisés, mantiene su fidelidad y les da el agua que necesitaban para calmar su sed.

2. lectura (Romanos 5,1-2.5-8): Recordemos ahora, con las palabras de san Pablo, que el perdón y la salvación nos vienen del gran amor de Dios, que se ha mani­festado en Jesús, muerto por nosotros, yen el don de su Espíritu derramado en nuestros corazones.

Antes de la aclamación (Ev.: Juan 4,5-42): Dispongá­monos a escuchar a Jesús, que se acerca a nosotros como se acercó a la mujer samaritana. El es la fuente del agua de la vida. Recibámoslo con corazón abierto. Pongámonos de pie.

Oración universal: A Jesús, que es la fuente de agua viva, pidámosle por nosotros y por toda la humani­dad cantando: KYRIE, ELEISON.

Por la Iglesia, por todos los que la formamos. Que vivamos con fe y sinceridad este tiempo de conversión. KYRIE, ELEISON. R/ KYRIE, ELEISON.

Por los que viven alejados de la fe y de la comunidad cristiana. Que encuentren en Jesús la fuente de agua que sacie su sed de valores auténticos. KYRIE, ELEISON.

Por todos aquellos que en el próximo tiempo de Pascua recibirán el bautismo, la confirmación o la primera comunión. Que vivan cada día con mayor profundidad su adhesión a Jesucristo. KYRIE, ELEISON.

Por los inmigrantes que viven entre nosotros. Que puedan encontrar la vida digna que todo ser humano merece. KYRIE, ELEISON.

Por nosotros. Que nos preparemos de verdad para poder celebrar con mucha alegría la Pascua del Señor. KYRIE, ELEISON.

Escúchanos, Señor, y derrama tu amor sobre nosotros. Tú, que vives y reinas por los siglos de los siglos.

Padrenuestro: Confiando plenamente en nuestro Padre Dios, nos atrevemos a decir:

Invitación a la comunión: Este es el Cordero de Dios, Jesús, la fuente de agua viva, la luz que ilumina a la humanidad entera, el vencedor de la muerte. Dichosos los invitados a la cena del Señor.

 

CPL


Publicado por verdenaranja @ 18:46  | Liturgia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios