Viernes, 22 de febrero de 2008
Enviado por Carlos Peinó Agrelo Peregrino, cursillista, colaborador en la Positio super virtutibus del Siervo de Dios Manuel Aparici.



MANUEL APARICI: RECORDANDO LA HISTORIA

EXPRESIONES DE AQUELLOS AÑOS

 

            «[...] En aquellos años –le dice Bonnín a Mons. Cordes–, se hicieron famosas las expresiones: “En Santiago, santos” e “Ir en peregrinación no sirve de nada, ir de peregrinación con fe es abrir un camino”» [1]. Sin embargo, a Eduardo Suárez le dice: «Para Santiago, santos» y “Peregrinar no es nada, peregrinar con fe es abrir camino» [2].

 

            Las expresiones correctas son las que le dice a Eduardo Suárez no las que le dice a Mons. Cordes.


            La primera se debe a Antonio Rivera,  «El Ángel del Alcázar» y la segunda a Manuel Aparici.

            «Movido por las ideas de Manuel Aparici, Antonio Rivera en unos Ejercicios Espirituales escribió su propósito: «Para Santiago he de ser santo». Muerto Antonio Rivera, este grito –«¡Para Santiago, santos!»– fue el lema de los jóvenes peregrinos en los largos años de caminar en espíritu hacia Compostela» [3].


            Manuel Aparici insistía tanto a la Juventud de Acción Católica en esta idea de peregrinar porque peregrinar es el estilo propio de la vida cristiana y tal vez, también, el estilo de la vida española. Pero –les repetía– «peregrinar, no es nada; peregrinar con fe es abrir  camino al Reino de Dios: en la propia alma y, como consecuencia, en la de los demás» [4].


«La vida de D. Manuel la entiendo como una proyección de la esperanza en su actividad, en su deseo y trabajo por llevar los jóvenes a Cristo; más aún, asumió los sufrimientos de Cristo en esta labor de conquista de la juventud, que la materializó en su frase: “Peregrinar no es nada, peregrinar con fe es abrir camino”; pues entiendo que el que abre un camino espera encontrar lo que busca al final del mismo, y él buscaba la gloria del Padre» [5].


            «Peregrinar no es nada, peregrinar con fe es abrir camino. Este era su “ritornello” peregrinante» [6].

            «Peregrinar –decía– no es nada; peregrinar con fe es abrir camino al Reino de Dios: en la propia alma y, como consecuencia, en la de los demás» [7].



 [1]  SDE p. 57.

[2]  EBAC p. 36.

[3]  Biografía del Siervo de Dios puesta en la página web por la Asociación de Peregrinos de la Iglesia: http://www.peregrinosdelaiglesia.org, apartado C: Después de la Guerra (1939-1941)

[4]  Informe de los Peritos Archivistas (C.P. pp. 9504-9638).

[5]  Virgilio José López Cid.

Fue Presidente del Consejo Diocesano de los Jóvenes de Acción Católica de Orense. Miembro de la Asociación Católica de Propagandistas, etc. Conoció a Manuel Aparici en 1934, testigo en su Causa de Canonización, etc. (C.P. pp. 135-151).

[6]  José López Mosteiro (C.P. pp. 406-420)

[7]  Informe de los Peritos Archivistas (C.P. pp. 9504-9638).


Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios