Domingo, 02 de marzo de 2008

Oración para la celebración
del
III Congreso Americano Misionero


Señor, que nos llamas a seguirte como discípulos,
vivifica nuestra generosidad,
para que respondamos con amor a tu llamada.

Que cada cristiano, cada Iglesia particular en América,
viva con radicalidad la misión ad gentes que Tú le has confiado.

Haz que nuestras comunidades cristianas en América “estén contigo”,
vivan el misterio de tu Amor,
irradien la Luz de tu perdón y de tu misericordia.

Concédenos ser discípulos verdaderos y fieles
para llevar tu Evangelio, tal como lo has entregado a tu Iglesia,
a todos los pueblos de la tierra.

Danos fortaleza para superar las dificultades
que como cristianos y misioneros encontraremos.

Sabemos que Tú estás siempre con nosotros
y que envías incesantemente tu Espíritu Santo.

Haznos obedientes a tu mandato de evangelizar,
haz que siempre echemos las redes del Evangelio
llenos de gozo y esperanza,
sabiendo que el fruto será abundante, pues depende de Ti.

Suscita vocaciones misioneras en tu Iglesia en América.

Manda sacerdotes, religiosos, religiosas,
fieles laicos, familias misioneras,
para aquellos que, dentro y fuera de nuestro continente,
atienden el anuncio de la resurrección de tu Hijo Jesucristo.

Te lo pedimos por intercesión de la Santísima Virgen María,
Madre tuya y Madre nuestra.

Con ella te seguimos como discípulos y con ella caminamos
hacia todos los pueblos, como misioneros de tu Palabra.

Benedicto XVI


Publicado por verdenaranja @ 23:32  | Habla el Papa
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios