Lunes, 10 de marzo de 2008
AMERICA/GUATEMALA - “Una Iglesia viva y de mártires con muchas vocaciones, más de 2000 catequistas y 23 mártires a pesar de los numerosos problemas y desafíos de hoy”: Entrevista al Vicario Apostólico de Izabal.

Roma (Agencia Fides) - Guatemala posee 12 diócesis y 2 Vicariatos Apostólicos, uno de los cuales es el Vicariato Izabal, dependiente de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos. Su Vicario Apostólico Mons. Gabriel Peñate Rodríguez en una entrevista concedida a la Agencia Fides durante la reciente visita “Ad Limina Apostolorum” (ver Fides 7/3/2008) presenta las principales características y desafíos del Vicariato a él confiado.

¿Cuáles son las principales características y desafío del Vicariato Apostólico de Izabal?

El Vicariato Apostólico de Izabal tiene 40 años de vida, 20 como Administración Apostólica y 20 como Vicariato Apostólico. Uno de los principales desafíos de este vicariato es la cuestión de la cultura pues tenemos tres culturas presentes, Es el único departamento del Guatemala con presencia de indígenas, de afro descendientes y toda el área latina, lo cual constituye una gran riqueza y al mismo tiempo el desafío del encuentro de las culturas. Debemos buscar ser respetuosos con la forma de ser de los pueblos a los que evangelizamos, que se sientan acogidos por parte de la Iglesia, aceptando lo bueno que tienen pero al mismo tiempo con la valentía de corregir aquello que no corresponde al Evangelio.
También aquí en esta zona nos enfrentamos con el desafío de las grandes fincas y el problema de la tierra. La mayoría de la gente no tienen tierras para cultivar y esto provoca que a veces los pobres invadan fincas de áreas que son estatales. De hecho justo antes de venirme a Roma todo un municipio 40 comunidades se habían levantado para exigir tierras y llevaron 29 policías como rehenes a una aldea lejana buscando de este modo que el gobierno les escuche y haga algo para darles acceso a la tierra.
Luego tenemos el problema del narcotráfico . La misma geografía de Vicariato de Izabal situado en el mar, entre Belice y Honduras crea condiciones idóneas para el narcotráfico. Creemos que aquí se e encuentran los cabecillas de trafico de drogas de Guatemala. Debido a ellos estamos prácticamente sin autoridad pues son ellos los que dominan con grupos armados que los protegen. Ellos también contribuyen al problema de la posesión de tierras de la gente pobre están comprando a bajo precio con amenazas la tierra de la gente.
A nivel eclesial nuestro principal problema son siempre las sectas que abundan en todo el país que viene además facilitado por la falta de sacerdotes para atender a toda la población de forma adecuada.

¿Cuáles son las principales características de la Iglesia en el Vicariato de Izabal?

Digamos que es una iglesia viva. De momento tenemos todavía pocos sacerdotes pero tenemos numerosas vocaciones. Estas son siempre una gran bendición para el Vicariato aunque también implican el problema económico para sostener el seminario y que es algo que siempre excede de nuestras posibilidades. Gracias a Dios recibimos siempre ayudas para ello. En la actualidad tenemos 23 seminaristas mayores, 20 menores y hay además muchas vocaciones a la vida religiosa, sobre todo femenina. Se ha fundado además un monasterio de vida contemplativa de las Esclavas del Santísimo y de la Inmaculada, unas religiosas de origen español que ante la escasez de vocaciones en Europa han preferido no han querido traer vocaciones de América sino ir a fundar allí directamente para de este modo fortalecer las Iglesias en América Latina y al mismo tiempo dar la posibilidad de las jóvenes de allí a realizar su camino vocaciones. De hecho tienen ya 15 vocaciones.
Otra característica de nuestra Iglesia es que contamos con laicos muy comprometidos. La Iglesia vive gracias a la generosa coloración de mas de 2000 catequistas que logran atender las necesidades espirituales de las comunidades rurales porque el Vicariato es sobre todo un área rural que tiene pocas ciudades.
Es además una iglesia martirial. Tenemos 23 mártires y tenemos ya empezado el proceso de beatificación de un sacerdote y un catequistas. Estamos ya terminando la fase diocesana del proceso esperamos en julio poder entregar ya el trabajo.

A pesar de la falta de personal y de medios ¿el Vicariato de Izabal siente también el compromiso de la Misión?

Ciertamente. En Izabal estamos pendientes de unirnos al trabajo de la Gran Misión Continental. Es todo el continente el que ha tomado esta decisión y creo que todos estamos decididos a realizar esa misión continental. De momento estamos un poco esperando las indicaciones que vayan saliendo del CELAM de las Conferencias Episcopales para llevar adelante esa misión. Ahora lo más importante e inmediato es el conocimiento del Documento de Aparecida porque no podremos llegar si no tenemos conocimiento del contenido. Por eso en todas las diócesis y parroquias se están realizando cursos de estudio de Aparecida.
Además tenemos en el Vicariato la gran alegría de que en el 2009 se va celebrar aquí el ser el Tercer Congreso Misionero Guatemalteco. Ya hemos empezado los preparativos y hay mucha ilusión. Desde hace algún tiempo está recorriendo todas las aldeas y parroquias dos símbolos misioneros: la Cruz misionera y una imagen de la Inmaculada nuestra Patrona preparando el Congreso. Estas visitas terminaran poco antes de la celebración del Congreso que se prevé para septiembre u octubre del 2009. (RG) (Agencia Fides 10/3/2008 Líneas: 70 Palabras: 890)


Publicado por verdenaranja @ 22:25  | Entrevistas
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios