Domingo, 23 de marzo de 2008

Pubicada en cuarderno de Caritas  para la Cuaresma y Pascua 2008 pra la celebración de la Vigilia Pascual.


I. Cristo, vida y redención nuestra

 

 

 

En la mañana de Pascua

una explosión de misterio,

el difunto rompe losas

dejando libre el infierno;

sus puertas ya están abiertas,

 toque de vida a los muertos,

Eva y Adán, redimidos,

por vez primera sonrieron.

Hijos de Adán, hijos de Eva,

no lloréis más sin consuelo,

alguien lloró vuestros llantos,

vuestras penas florecieron. 

 

Hay señales de victoria

en infierno, tierra y cielo,

un manto de flores blancas

cubre todo el universo.

¡Qué bien huele a rosa y nardo,

y a pan carnal recién hecho!

Todo sabe a miel con vino,

como en banquete del Reino.

Fue en la mañana de Pascua

lo que un día al fin seremos.

Dios esperando a sus hijos

con los dos brazos abiertos.

Es Cristo resucitado

anticipo y compañero,

él nos ha abierto el camino,

parto del hombre nuevo.

Sé tú mi fiesta perenne,

en la noche mi lucero,

sé tú mi blanca bandera,

todos los triunfos al vuelo.


Publicado por verdenaranja @ 21:26
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios