Domingo, 20 de abril de 2008

DOMINGO 6 DE PASCUA / A

27 de abril de 2008

 

Tradicionalmente se celebra hoy en España el Día del Enfermo. Fuera de España habrá que suprimir la referencia que se hace en la monición de entrada.


La gracia, la misericordia y la paz de Jesucristo resu­citado estén con todos vosotros.

 

Estamos en pleno tiempo de Pascua, estos cincuenta días en los que celebramos la resurrección del Señor. Jesús resucitado nos promete el don del Espíritu Santo, que celebraremos por Pentecostés, la culminación del tiempo pascual hacia la que nos dirigimos. Y hoy, este sexto domingo de Pascua, es el día del enfermo, por lo que tendremos un recuerdo especial por aquellos que sufren el dolor de la enfermedad y por los que les cuidan.


Aspersión: Comencemos nuestra celebración recor­dando, con la aspersión del agua, nuestro bau­tismo, con el que se inició nuestra vida nueva, como hijos e hijas de Dios y unidos a Jesús resu­citado.

 

Que Dios todopoderoso nos purifique del pecado y, por la celebración de esta Eucaristía, nos haga dignos de participar en el banquete de su Reino. Amén.

 

1. lectura (Hechos 8,5-8.14-17): En el fragmento de hoy de los Hechos de los Apóstoles se nos explica la predicación de Felipe, y la alegría de la gente al recibir la buena noticia de Jesús.

 

2. lectura (1 Pedro 3,15-18): San Pedro nos anima hoy a dar razón de nuestra esperanza: Jesús murió, pero por el Espíritu Santo fue devuelto a la vida. El mismo Espíritu Santo que en el evangelio Jesús promete que Dios nos dará también a nosotros.

 

Oración universal: A Jesús resucitado, vida y espe­ranza de la humanidad entera, orémosle diciendo: JESÚS RESUCITADO, ESCÚCHANOS.

 

Por la Iglesia. Que sea testimonio creíble de la vida nueva que nace de la Pascua. OREMOS:

 

Por todos los cristianos. Que sepamos dar razón de nuestra fe, y que nuestra predicación y nuestro testi­monio den fruto en bien de muchos. OREMOS:

 

Por los enfermos, y por los profesionales, voluntarios y familiares que cuidan de ellos. Que, en medio del su­frimiento, encuentren en Jesús resucitado su fuerza. OREMOS:

 

Por los niños y jóvenes que reciben durante este tiempo de Pascua los sacramentos de la iniciación cristiana: el bautismo, la confirmación, la primera eucaristía. OREMOS:

 

Por todos nosotros, reunidos como cada domingo, convocados por Jesús resucitado. Que él mismo nos dé el Espíritu de la verdad, que siempre esté con nosotros. OREMOS:

 

Escucha, Jesús resucitado, nuestras oraciones, y derrama sobre nosotros tu Espíritu Santo. Tú, que vives y reinas por los siglos de los siglos.

 

Padrenuestro: Fieles a la enseñanza de Jesucristo, nuestro Pastor y Guía, nos atrevemos a decir:

 

Invitación a la comunión: Este es el Cordero de Dios, Cristo Jesús, el vencedor de la muerte, que se nos da como alimento de vida eterna. Dichosos los invitados a la mesa del Señor.

CPL


Publicado por verdenaranja @ 22:32  | Liturgia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios