Jueves, 24 de abril de 2008

Vigilia de oración para la celebración de la Jornada de las voaciones nativas 2008.

Vocaciones nativas

Responsabilidad de todos

 

Vigilia de Oración

 

Objetivos y orientación

 

La Vigilia ha de tener estos dos ejes:

 

. La promesa del Espíritu Santo, de la que nos hablan los textos de la liturgia del Domingo 6º de Pascua, con la proximidad de su cumplimiento en Pentecostés.  

. El lema de esta Jornada 2008, «Responsabilidad de todos».

 

El gran tema/símbolo de la Vigilia será el agua: el Agua viva del Espíritu. Aún recordamos la Vigilia Pascual, la “madre de todas las vigilias”, con la que hemos comenzado este Tiempo Pascual.
(Está a punto de inaugurarse la Expo de Zaragoza –el 14 de junio–, que tiene como tema central el agua).

 

. Se puede colocar un cartel o panel como el del dibujo en un lugar bien visible.


. Preparar un recipiente grande y digno con agua bendita (¿de la noche pascual?).


. Las vocaciones nativas serían simbolizadas por esa profusión de “pozos” que en cada país, en cada comunidad cristiana, bombean el Agua espiritual que fecunda las Iglesias locales con multitud de vocaciones y carismas.



Monición de inicio

 

El Tiempo Pascual es el tiempo de la Iglesia. Los relatos de las apariciones nos han hablado de la Resurrección de Cristo. Él es el Viviente y está de nuevo en medio de los suyos, reuniéndolos, animándolos, preparándolos para la gran aventura. El Agua viva brotada de su costado traspasado se ha convertido en un torrente de gracia. Todos encuentran en Él alivio, perdón, misericordia y paz.

En Pentecostés comenzarán los tiempos nuevos, se pondrá en pie la Iglesia del Señor como signo avanzado entre las naciones. Las lecturas de los Hechos de la Apóstoles nos han ido narrando esta aventura del Espíritu. Las comunidades cristianas han surgido por doquier, en tierra favorable o en tierra árida. La fuerza vital del Espíritu es imparable. Bajo su acción surgen los testigos del Resucitado, se entregan los discípulos por entero a su Maestro, proliferan las vocaciones y los carismas.

Los Hechos de los Apóstoles continúan hoy en el mundo. La promesa del Espíritu se sigue cumpliendo. Si en nuestro país vivimos tiempos de sequía vocacional, en otros pueblos y continentes florecen las vocaciones. A todos nos conviene que funcionen los vasos comunicantes entre cristianos y entre Iglesias. La misión es responsabilidad de todos. Es el mismo Señor quien nos envía y es el mismo y único Espíritu quien la impulsa.

Nuestra oración de esta (mañana/tarde/noche) nos pone en contacto con todas las comunidades cristianas del mundo. Con ellas suplicamos al Padre: Danos muchas y santas vocaciones sacerdotales y consagradas.

 

Canto: Alusivo al agua

 

Saludo y oración colecta (Presidente)

 

Saludo


Cristo Resucitado, que junto al Padre nos envía el Agua viva del Espíritu, esté con todos vosotros.

 

Oración colecta (Presidencial)

Oh Señor, que has prometido a tu Iglesia la abundancia del don del Espíritu, envía a tu mies a buenos y santos obreros, dedicados por entero a continuar tu obra en medio de los hombres, en especial entre los pobres y abandonados de la Tierra. Que sean obreros esforzados, llenos de amor y de misericordia, para que recojan la cosecha de los pueblos, que tantas veces se pierde por falta de brazos.
Te lo pedimos a Ti, que conoces

 

Procesión y escucha de la Palabra

 

Procesión


Se introduce el cirio pascual y el recipiente del agua ya bendita. Mientras, sigue sonando el canto de entrada.

 

Escucha de la Palabra

 

Lector 1


Quizás algunos conozcáis aquel antiguo montaje audiovisual titulado El País de los Pozos. Todos los pozos estaban comunicados por abajo, de forma real pero invisible. Todos estaban en contacto con el acuífero profundo e inagotable. Pero algunos estaban secos. O mejor, se habían taponado, convertidos en un vertedero. Esos pozos tristes y aburridos son la parábola de nuestra civilización. Llenamos de cosas y de caprichos nuestras vidas y nos quedamos sin agua.


Lector 2


Lectura del profeta Jeremías (Jr 2,13).


Lector 1

Si queremos que el agua llegue a nuestro pozo, nos hemos de desprender de estorbos y limpiar el corazón de exigencias y de deseos continuos. Hemos de mirar hacia dentro sin miedo al vacío, dejando a Dios venir hasta nosotros a darnos cuanto de verdad necesitamos…

Otros muchos pozos estaban limpios. Su brocal era sencillo, sin pretensiones, pero por dentro se abrían al misterio de la vida. El Agua viva de Dios brotaba a borbotones y anegaba los campos, y fluían los ríos llevando la vida muy lejos...


Lector 3


Lectura del profeta Ezequiel (Ez 47,1-12).


Lector 1


El profeta nos ha hablado de una corriente impetuosa que sale del Templo de Dios.


En ella abundan peces de todas las especies. Pero ¿si faltan pescadores?... (silencio).


En sus riberas crecen las plantas comestibles. Pero ¿si faltan recolectores?... (silencio).


Hay especies aromáticas. Pero ¿si faltan perfumistas, espíritus sensibles a la belleza y a la alabanza?... (silencio).


Hay plantas medicinales. Pero ¿si faltan médicos del cuerpo y del alma?... (silencio).


Señor, ¡envía abundantes vocaciones a tus Iglesias más jóvenes y necesitadas! ¡De lo contrario, se desperdiciará el torrente benéfico de tu Espíritu!

Haz que funcionen los vasos comunicantes. Que nuestra entrega fiel, que nuestra colaboración espiritual y económica puedan aflorar dando la vida en otros puntos del planeta donde tantos hermanos esperan el mensaje salvador del Evangelio.

 

Canto: Una aclamación o súplica al Señor, que se haga eco de las frases anteriores

 

Homilía o testimonio misionero

 

Los misioneros y las vocaciones nativas son quienes interpelan hoy a las gentes de sus pueblos: “Si conocierais el don de Dios”…

 

Preces
 

Presidente: “Responsabilidad de todos”… Con este lema te presentamos, Señor, nuestra Jornada de las Vocaciones Nativas de este año 2008.


Lectores:


Para que toda la Iglesia se sienta implicada en la evangelización del mundo con un solo corazón y una sola alma.

Para que los seminarios y casas de formación de las Iglesias misioneras sean esos pozos anchos y bien abastecidos del Agua del Espíritu.

Para que las comunidades cristianas en crecimiento gocen de todos los dones y carismas que necesitan para su construcción como cuerpo de Cristo.

Para que la cooperación misionera entre las Iglesias sea fuente de vitalidad cristiana para todos.

Para que haya muchos cristianos y cristianas nativos que amen a la Virgen María hasta el punto de imitarla en su respuesta a Dios: “Hágase en mí según tu palabra”… 


Padrenuestro.

 

Gesto y compromiso

 


Los asistentes se acercan ordenadamente a la fuente bautismal, introducen en ella su mano y se santiguan, refrendando así su compromiso bautismal y su pertenencia a la comunidad eclesial.


Canto: Se entona un canto apropiado.

 

Oración final

 


Se reza la oración de la Jornada, de Benedicto XVI.


Te rogamos
por nuestros hermanos y hermanas
que han respondido sí a tu llamada al sacerdocio,
a la vida consagrada y a la misión.


Haz que sus existencias se renueven de día en día,
y se hagan evangelios vivientes.


¡Señor misericordioso y santo,
sigue enviando nuevos operarios
a la mies de tu Reino!


Ayuda a los que has llamado a seguirte
en este tiempo nuestro;
haz que contemplando tu rostro,
respondan con alegría a la maravillosa misión
 que les has confiado por el bien de tu Pueblo
y el de todos los pueblos.
Por Jesucristo nuestro Señor.

 (Benedicto XVI)

 


Despedica


El presidente despide a la asamblea, que entona un canto a María.

 

Por Seminario Diocesano de Burgos

 


Publicado por verdenaranja @ 23:57  | Misiones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios