Viernes, 25 de abril de 2008

Está ubicada junto a las Casas Capitulares y se está estudiando la redacción del proyecto. El acceso al futuro museo será gratuito y se podrán ver textiles, orfebrería, imaginería, belenes, pinturas y esculturas.

(EL DÍA, 25 - IV, D. BARBUZANO, La Laguna) La antigua casa número 33 de la calle Bencomo, adquirida por la Iglesia, será, una vez restaurada, la nueva sede del museo de los tesoros que, durante siglos, ha conservado la Catedral.

La vivienda es de dos plantas y antiguamente albergó el popular restaurante La Casa. Lo importante es que se encuentra anexa a las Casas Capitulares, con lo que, una vez restaurada la Catedral, formará un conjunto de alto valor arquitectónico, histórico, religioso y artístico.

El deán y ecónomo del Obispado, Julián de Armas, destacó a EL DÍA que para llevar a cabo este proyecto hay un convenio entre el Ayuntamiento de La Laguna, el Cabildo Insular de Tenerife y el Gobierno de Canarias. Añadió que en la actualidad se está estudiando el proyecto para restaurar la casa del museo.

El antiguo museo de la Catedral poseía auténticas joyas tanto desde el punto de vista textil, como de la orfebrería, la imaginería y la pintura, que en el nuevo centro, al disponer de más espacio, podrán ser admiradas de mejor manera. Un material al que le será añadida la excelente colección de belenes cedida por Julián de Armas.

Con respecto a los textiles hay que destacar que se remontan, incluso, al siglo XVII, y están formados por mantos y trajes de las diferentes imágenes que posee el templo, además de valiosos ternos compuestos por casullas, dalmáticas y capas pluviales, prendas que utilizaban los sacerdotes para celebrar las misas. Parte de estos ropajes pertenecieron al arzobispo Cristóbal Bencomo, y sobresalen por sus ricos bordados, elaborados a base de hilos de colores y de oro y algunos adornos de pedrería.

Se espera que el público pueda admirar la siguiente cantidad de objetos: esculturas y pinturas (50 obras), orfebrería (200 piezas), textil (1.500 piezas) y belenes (420 nacimientos de los cinco continentes).

Este complejo museístico contará, además, con varias salas para actividades culturales y pastorales, como, por ejemplo, conferencias y exposiciones.

Un museo vivo

El deán del Cabildo Catedral de La Laguna, Julián de Armas Rodríguez, destacó en su día que "este proyecto es importante porque aportará a la sociedad un museo vivo, ya que se darán a conocer al público aquellos objetos que son utilizados a diario en el proceso litúrgico". Estos elementos pertenecen a los siglos XVII, XVIII y XIX y motivarán que el museo textil sea uno de los más importantes en su ámbito en el panorama de las Islas Canarias.

Los belenes que se expondrán pertenecen a 11 países y han sido donados por el sacerdote Julián de Armas Rodríguez.

El museo de la orfebrería mostrará piezas originarias de distintos mercados europeos y latinoamericanos a partir del siglo XVI, mientras que el museo de la escultura y la pintura expondrá obras escultóricas a partir del siglo XVI, con muestras de imagineros de la talla de Roque Balduque, y pinturas como las de Juan de Miranda, Cristóbal Hernández de Quintana y José Rodríguez de la Oliva.

Además, hay que destacar que este proyecto se completa con el museo de iconos, ya inaugurado, y que recoge 160 auténticas piezas de muy diverso origen.

Todas las obras de gran valor que posee la Catedral no están en dicho templo, para que no se deterioren al estar cerrado, y se encuentran, según ha podido saber este periódico, en un lugar donde están perfectamente conservadas e incluso aireadas para que no sufran ningún desperfecto.


Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios