Domingo, 25 de mayo de 2008

ASIA/CHINA - La historia del Santuario de Nuestra Señora de She Shan

Shang Hai (Agencia Fides) - El Santuario se encuentra en el distrito de Song Jiang, en las cercanías de la gran metrópolis de Shang Hai, y está dedicado a Nuestra Señora Auxilio de los Cristianos, “Our Lady Help of Christians” de She Shan.

En 1863 el entonces Superior de la comunidad Jesuita en Shang Hai compró la parte sur de la montaña de She Shan, desde la cual se ve un bellísimo panorama y un bosque de bambú. Aquí fue construida una casa de reposo para los Jesuitas, y junto a esta una pequeña capilla. Entonces comenzaron los trabajos para la construcción del Santuario. El 1º de marzo de 1868, el entonces Obispo de Shang Hai, Mons. Adrien Languillat SJ, consagró la capilla y bendijo la imagen de María Auxilio de los Cristianos. Cada año, el 24 de mayo con ocasión de la fiesta de María Auxiliadora, llegan al Santuario muchísimos fieles.

Durante el ataque de los rebeldes del Ejército de Tai Ping, el Superior de la comunidad Jesuita, p. Gu Zhen Sheng, se dirigió a la montaña de She Shan invocando a la Virgen: “Si la diócesis se salva del ataque de los rebeldes, construiremos una Basílica para dar gracias por la protección especial de Nuestra Señora”. La diócesis no fue destruida. En septiembre de 1870, p. Gu hizo pública la petición que le hizo a la Virgen y la promesa de construir un nuevo templo como agradecimiento: mediante un comunicado explicó a los fieles todos los detalles de la fachenda, pidiendo donaciones para la construcción de la basílica. El 24 de mayo de 1871, fiesta de María Auxilio de los Cristianos, y ante más de 6.000 personas, el Obispo de Shang Hai, Mons. Languillat pudo presidir la posición de la primera piedra de la nueva iglesia, construida gracias a las generosas donaciones de los fieles. El 15 de abril de 1873 Mons. Languillat consagró e inauguró la gran Basílica en la cima de la montaña. Desde entonces “Nuestra Señora de She Shan” se ha convertida en la Protectora de la diócesis de Shang Hai. Cada 1º y 24 de mayo la Basílica acoge a numerosos peregrinos provenientes de la China y de otros países de Asia.

A pedido de Mons. Languillat, el Papa Pío IX en 1874 concedió el don de la indulgencia a todos los peregrinos que realizaran una peregrinación a este Santuario durante el mes de mayo. El año después la comunidad de Shang Hai instaló diversas campanas.

En medio de la montaña los católicos construyeron en 1894 la iglesia de Zhong Shan "que significa "en medio de la montaña") dedicada a María Mediadora. Seguidamente construyeron tres capillas dedicadas a la Virgen María, a San José y al Sagrado Corazón de Jesús. Sobre la puerta de la iglesia, siguiendo una tradición china, se aprecian dos escritos: “Rest a while by the small chapel half-way up the hill and offer your filial homage. The sanctuary is up at the mountain top. Climb a few steps more and implore the mercies of the Mother of God” (traducción del chino de “Guide to the Catholic Church in China 2004"). A lo largo de los senderos han sido puestas también las 14 estaciones del Via Crucis.

El actual Santuario dedicado a “Our Lady Help of Christians” de She Shan es de estilo románico, con 56 metros de largo, 25 de ancho y 17 de alto, y un campanil de 38 metros. Sobre el campanil se observa una estatua de bronce de la Virgen, que pesa 2 toneladas y mide 3,87 metros. La Basílica de la Virgen de She Shan acoge a más de 3000 fieles y es conocida como la primera basílica de Asia oriental. Después de la revolución y con el regreso de la comunidad católica, la basílica recobró vida: cada año en el mes de mayo llegan fieles de todas las partes de China y de Asia para homenajear a la Virgen. (N.Z.) (Agencia Fides 23/5/2008; líneas 42, palabras 629)


Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios