Jueves, 29 de mayo de 2008

Consejos para poner en prática publicados en "Como las Abejas" Boletín Informativo "Hogar Santa Rita",   Marzo-Abril - 2008 / N° 38.

 Algunos Consejos para poner en Práctica


La sencillez es una virtud
de niños inocentes, por eso es encantadora la vida de Santa Teresita del Niño Jesús, con su caminito de vida espiritual y su autobiografía de La Historia de un alma, donde se ve que conserva la sencillez de la niñez, sin malicia ninguna, siempre amable y sonriente. Nunca, pues, andar con astucia y artificios, ni andar con rodeos. Lo que está mal, está mal, hágalo quien lo haga. No andemos justificando el mal según qué persona lo haga. Si somos nosotros los equivocados, entonces hemos de aceptar la corrección y pedir sencillamente perdón y tratar de rectificar y cuando hayamos hecho lo que teníamos que hacer y hayamos rectificado, no volver a darle vueltas al pasado. Ni nos estemos justificando poniendo mil excusas para quitarnos la culpabilidad. Jamás un Santo se creyó Santo, y hasta soportaban con sencillez las injusticias, sin estar echando la culpa a nadie. La sencillez deja todo en manos de Dios.

 

Cuando hagamos algo, no andemos averiguando si lo hicimos bien. Si agradó o no a todo el mundo. Hemos de evitar de hablar de los éxitos propios, o de las cosas que hemos hecho, o de los títulos o diplomas o distinciones que hemos recibido. Hacer las cosas de la mejor manera que sepamos por amor a Dios, sin estar pensando, si nos van a tener en cuenta o si nos van a aplaudir. Cuando están hablando bien de nosotros nos encanta que se alarguen en elogios, cuando alaban a otros, muchas veces interrumpimos para que no hablen tanto, o nos da envidia y queremos que cambien de rollo. Y hasta a veces le quitamos importancia y decimos "que no es para tanto". Maldita envidia, que nos ciega. Al contrario, deberíamos desear que alaben a los demás, que triunfen, que tengan suerte, que les vaya bien. Qué importa que a ti te ignoren. Dios es el mejor testigo de todo lo bueno que tú hagas y ya llegará el momento en que te premiará.

 

Si alguien te critica, o dicen barbaridades de tu vida y hasta inventan historias sobre tu vida, que jamás hiciste tú y ni siquiera se te pasó por la cabeza, deja que siga la vida. No vale la pena ponerte a defenderte. A Jesucristo, que era perfecto, lo criticaron y lo odiaron tanto que lo crucificaron y le escupieron en la cara iQué asco y qué horrible verdad! Entonces ¿De qué nos vamos a extrañar? Procura que no sea verdad lo que critican de ti y si hay algo de verdad, pues, acepta el aviso y corrígete. A veces el amor propio nos ciega y nos impide reconocer los propios fallos. Recibir las contrariedades, y las enemistades con delicadeza y mucha paciencia y en silencio. Que no nos falte la sonrisa. Que nuestro mal humor no lo pague nadie. Ni echemos cuatro gritos para desahogar nuestra soberbia y la falta de control.

 

No hay mayor infelicidad que la de sentirse fracasado. Aún cuando uno esté muy mal por dentro, tenemos que seguir adelante y no es cuestión de ir enseguida en busca de alguien con quién desahogarse. En esos momentos duros pienso que es mejor aceptar el sufrimiento v meternos dentro de nosotros mismos y hablar con Dios y pedirle ayuda. Pienso también que no debemos perder el tiempo en buscar culpables, y darle vueltas a la historia pasada. Si tiene solución el problema, pues, poner los medios, sin perder los nervios, con serenidad y afrontando las consecuencias. Si no tiene solución y no tiene arreglo, pues, para qué sufrir más con un problema pasado. La vida sigue y vendrán nuevas oportunidades.

 

Uno tiene que tomar en serio la vida. Siempre estamos estrenándola. Es lo más serio que tenemos v el tiempo se nos va. Y no es cuestión de rellenar el tiempo. Uno debe organizarse para aprovechar mejor el tiempo. Uno tiene que tener personalidad y no tener miedo a comprometerse. Tiene uno que definirse. Dice el Señor: El que quiera seguirme que tome su cruz de cada día y que me siga. 0 estás conmigo o estás contra mí. Pero Dios está contigo. Te acompaña siempre, tienes que hacer frente a los problemas reales de cada día, confiando en Dios que es amor, que nunca falla. iVenga! iAdelante!


Publicado por verdenaranja @ 23:22  | Espiritualidad
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios