S?bado, 14 de junio de 2008

El sacerdote Agustín Yanes Valer ha sido nombrado recientemente “Prelado de Honor” por Su Santidad el Papa Benedicto XVI en mérito a su labor en el mundo de la discapacidad auditiva. Los Silos, su pueblo natal, se adhirió a este acontecimiento expresando su reconocimiento con un entrañable acto en la tarde del Domingo 4 de Mayo. Ejemplo de su afición a la poesía es el poema siguiente:





ANIVERSARIO DE PRIMERA MISA


Recuerda, madre, aquel día

cuando me vestí de alba... t

ú me arreglaste los pliegues

y en cada pliegue pusiste

unas perlas transparentes

que surgían de la fuente

del manantial de tu alma.


Yo caminé por el pueblo,

la calle se hacía tan larga...

eran tantos mis deseos,

iba con alas de ansia;

tú, yo no sé como ibas;

 padre con su recia planta;

era orgullo que teníais

viendo como Dios quería

hacerse de pan y vino,

venirse a mis manos blancas.


Tú, una vecina del pueblo

donde transcurrió mi infancia,

donde viviste la historia

que nuestra familia narra:

Junto a la olla de barro,

o lavando ropa ¡tanta!

escribiste, no sé cuantas,

páginas que son de oro

de tu amor de madre santa.


Hoy que han pasado los días

me sumerjo en la añoranza,

y desgrano mi rosario,

quizá con amor más recio,

puede que con fe más amplia,

y voy otra vez al pueblo

y me pongo el alba blanca,

donde a no brillan perlas,

que el tiempo quiso robarlas...


Me acerco al altar de Dios,

meta de todas mis ansias,

y torrente de alegrías

que han bebido tantas almas...

y me vuelvo cara a todos

llevando a Cristo en mis palmas,

y veo sillas vacías,

recuerdo caras que faltan,

algo me surge por dentro,

es la emoción que me embarga,

y mientras voy bendiciendo,

brillantes perlas, surgiendo,

adornan pliegues del alba.

 

Agustín Yanes Valer

 


Publicado por verdenaranja @ 0:02
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios