Lunes, 23 de junio de 2008

Santiago (Agencia Fides) - La Pastoral Nacional de Alcoholismo y Drogadicción (PANAD) ha convocado a todas las diócesis a celebrar el Día Internacional de la Prevención de Drogas el próximo jueves 26 de junio. El Obispo presidente de la PANAD, Mons. Luis Infanti De la Mora y el Director de la PANAD, p. Sergio Naser, a través de una carta dirigida a todos los obispos diocesanos han pedido que se celebre una eucaristía en ese día en los templos mayores de cada diócesis en horario vespertino.




COMPROMISO DEL MUNDO CRISTIANO CON LA PREVENCIÓN DE DROGAS


En Santiago, a 21 de abril de 2008, el Consejo Nacional para el Control de

declaran lo siguiente:


1. Reconocemos que el consumo problemático de drogas y el abuso de alcohol

son temas transversales en nuestra sociedad, pero son aún más dolorosos y difíciles, cuando se le asocian problemas tan  rofundos como pobreza, exclusión social, discriminación e individualismo, situación que demanda una respuesta participativa de toda la sociedad.


2. Reconocemos que esta dramática realidad tiene una dimensión espiritual, que

llega a poner en cuestión el sentido de la vida. Es ahí en donde el Mundo Cristiano hace una enorme y valiosa contribución.


3. Por respeto a su dignidad, nos comprometemos a continuar acogiendo con

amor fraternal a las personas afectadas, escuchándolas sin prejuicios. Para ellas abrimos nuestras instituciones, Iglesias y templos, nuestras comunidades y organizaciones, nuestros programas y nuestros corazones.


4. Seguiremos contribuyendo a mejorar las condiciones de vida de todos y todas,

pero especialmente de los niños y niñas, los y las jóvenes, las familias y los sectores que más sufren las consecuencias físicas, sociales y espirituales provocadas por las drogas y el alcohol.


5. Nos proponemos promover con más fuerza el fortalecimiento de las familias

como principal factor protector para la prevención, generando espacios de intercambio intergeneracional en donde padres, madres, hijos e hijas vivan experiencias relacionales significativas.


6. Valoramos a los y las jóvenes como constructores de presente y de futuro,

abriendo más oportunidades para su desarrollo físico, espiritual y social, incorporándolos de manera activa a programas, acciones y procesos para que sean un aporte al bien de Chile.


7. Llamamos a recuperar creativamente los espacios públicos locales, para

8. Buscamos que más personas se comprometan en la prevención a través de la capacitación y el testimonio, mostrando el trabajo y las múltiples expresiones, que para abordarla, desarrollan las distintas comunidades.


Todas las personas e instituciones, pueden y deben comprometerse a facilitar los

espacios y los recursos humanos y materiales necesarios.


Propiciaremos que los servicios públicos y programas tengan una mirada integral y

que se fortalezca la coordinación con el mundo privado desde la perspectiva de la responsabilidad social.


9. Valoramos todos los esfuerzos que desarrollan las organizaciones e

propiciar cambios en las personas y las comunidades.


10. Los representantes de las distintas Iglesias Cristianas y CONACE expresan la

voluntad de trabajar en conjunto para generar mecanismos cada vez más efectivos de cooperación, reconociendo y respetando la identidad de cada actor, en el desafío de asumir la multiplicidad de programas posibles.


Invitamos a todos y todas a actuar, a dar fuerza y concreción a esta voluntad; a

reflexionar y enriquecer los alcances de este Compromiso, a llevarlo a las distintas comunas y a cada región del país; a propiciar y multiplicar las buenas prácticas para reinstalar la esperanza en las personas y comunidades que hoy sufren.


EL GOBIERNO DE CHILE, CONACE Y LOS REPRESENTANTES DEL MUNDO

CRISTIANO, ABAJO FIRMANTES, ADHIEREN A ESTE DOCUMENTO Y SE

COMPROMETEN A TRABAJAR POR LA PREVENCIÓN DEL CONSUMO DE

DROGAS.

instituciones del Mundo Cristiano, que permiten atender de manera individual o colectiva a personas que padecen sufrimiento, entre ellas, a las que usan drogas y abusan del alcohol. Valoramos las diversas formas de acoger, acompañar y

generar mayor vida comunitaria y encuentro de las personas, favoreciendo el desarrollo de actividades en que todos y todas puedan participar; fortaleciendo la organización social, las redes y la participación de la comunidad.

Estupefacientes (CONACE), dependiente del Gobierno de Chile y la Mesa de trabajo constituida por obispos, pastores, sacerdotes, religiosos y religiosas, agentes pastorales y laicos, para reflexionar sobre el problema de las drogas,
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios