Domingo, 13 de julio de 2008

 

El Vicario General de la diócesis de Tenerife nos envía la siuiente comuncación:
"Les envío esta información, por su incidencia en las procesiones marítimas que algunos tendrán durante el verano. Feliz descanso.
Fraternalmente, Domingo Navarro
 "



Según regula el Real Decreto 62/2008

 

 

ES OBLIGATORIO SOLICITAR UNA AUTORIZACIÓN  PARA LA REALIZACIÓN  DE CONCENTRACIONES O PRUEBAS DE CARÁCTER COLECTIVO EN EL MAR

 

·        Esta norma se aplicará por primera vez a las procesiones marítimas  del Día del Carmen

 

·        Para poder participar en la procesión marítima del Día del Carmen, que tendrá lugar, el próximo día 16 de julio, en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, la AUTORIDAD PORTUARIA ha determinado la necesidad de realizar una pre-inscripción, cuyo impreso se encuentra disponible en la página web de dicha Autoridad.

 

 

4 de julio de 2008,. De acuerdo con lo establecido en el Real Decreto 62/2008, de 25 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de las condiciones de seguridad marítima, de la navegación y de la vida humana en la mar aplicables a las concentraciones náuticas de carácter conmemorativo y pruebas náutico-deportivas, la Capitanía Marítima de Santa Cruz de Tenerife desea recordar lo siguiente:

 

OBLIGACIONES DE LOS ORGANIZADORES DE EVENTOS MARÍTIMOS, TALES COMO REGATAS, CONCENTRACIONES O PROCESIONES NAVALES:

 

Entre otras, cabe mencionar, las siguientes:

 

a) Solicitar por escrito la autorización para la celebración de la concentración náutica a la Capitanía Marítima en cuyas aguas vaya a tener lugar el evento, indicando la fecha y hora previstas tanto de su inicio como de su finalización.

 

b) Incluir en la solicitud una Memoria en la que figuren diversos aspectos de organización y de seguridad (véase el real decreto 62/2008).

 

c) Designar un Coordinador de Seguridad, quien ejercerá la dirección interna de las actividades preparatorias y de ejecución y desarrollo de la concentración.

 

 

OBLIGACIONES DE LOS PATRONES PARTICIPANTES

 

Los Patrones de las embarcaciones se asegurarán de que tanto estas como los equipos y aparatos que se hallen a bordo reúnen las condiciones técnicas adecuadas para la navegación, cumpliendo todos los requisitos que les sean exigibles por la legislación vigente, así como de que las embarcaciones se encuentran cubiertas por las pólizas de seguros o garantía de responsabilidad que exige el Real Decreto 62/2008.

 

Durante el desarrollo de la concentración náutica, el Patrón de cada embarcación participante estará sujeto al cumplimiento de las instrucciones que imparta el Coordinador de Seguridad y la Capitanía Marítima y, en todo caso, deberá cumplir –entre otras- las siguientes obligaciones:

 

 

En lo que afecta a la navegación:

 

a) Navegar a la velocidad indicada por el Coordinador de Seguridad y ocupar en todo momento la posición designada por el mismo, manteniéndola a lo largo de todo el evento.

 

b) Las maniobras de atraque y desatraque del muelle se realizarán de forma paulatina, evitando maniobras simultáneas de las embarcaciones próximas.

 

c)          Durante la navegación no realizará ningún tipo de maniobra que pueda poner en peligro la seguridad de las personas que se encuentren a bordo, ni de la propia embarcación u otras embarcaciones.

 

Respecto de la embarcación:

 

a) No permitirá que suban a bordo más personas de las que puedan ser embarcadas y cuyo número será el menor de los obtenidos de acuerdo con los cálculos que se incluyen en el Real Decreto 62/2008.

 

b) Si la embarcación no dispone de amuradas, o barandillas fijas en la cubierta de, al menos, 90 centímetros de altura, se dispondrá de un sistema de barandillado provisional de al menos dicha altura, que evite la caída de personas al agua.

 

c)          La cubierta de la embarcación se encontrará despejada de aparejos, cabos, herramientas, maquinaria móvil o de cualesquiera otros objetos que puedan entorpecer la circulación del personal por cubierta, o puedan suponer un riesgo potencial de accidente.

 

d) Toda embarcación deberá disponer de, al menos, dos aros salvavidas guarnidos con su correspondiente cabo, dispuestos para su lanzamiento, así como chalecos salvavidas en número no inferior al de personas embarcadas.

 

e) El número mínimo de aros salvavidas, se deberá incrementar en función del número de personas embarcadas, como mínimo en un aro más por cada veinte personas.

 

f) Además de lo especificado anteriormente, el patrón deberá adoptar las medidas preventivas elementales encaminadas al reforzamiento de la estabilidad de la embarcación, tales como el lastrado o relleno de combustible de los tanques bajos, evitando las superficies libres en los mismos (tanques a medio llenar), así como no disponer pesos en lugares altos respecto de la quilla (normalmente en cubiertas altas o sobre la obra muerta).

 

OBLIGACIONES DE LAS PERSONAS EMBARCADAS

 

Con carácter general las personas embarcadas deberán seguir las instrucciones que impartan los Patrones de las embarcaciones, tanto en las operaciones de embarque y desembarque, como una vez que se encuentren a bordo, respetando en todo caso el cumplimiento de las siguientes obligaciones:

 

a) No podrán embarcar personas menores de edad ni personas discapacitadas que no puedan valerse por sí mismas, si no van acompañados de una persona mayor de edad responsable de los mismos.

 

b) No se podrán arrojar residuos sólidos o líquidos a la mar, debiendo disponerse a bordo de recipientes o bolsas para su recogida y posterior descarga a tierra.

 

c) Las personas embarcadas no estarán autorizadas para el lanzamiento de cohetes, petardos u otros ingenios luminosos o explosivos, ni podrán acceder con ellos a las embarcaciones, salvo que su utilización sea consustancial a las motivaciones tradicionales que fundamentan la conmemoración de una efeméride y se realice conforme a las instrucciones de seguridad que imparta el Patrón de la embarcación.

 

d) No podrán realizar señales pirotécnicas, ópticas o luminosas, ni podrán manipular radiobalizas, ni efectuar ningún tipo de emisión radioeléctrica, salvo en situaciones de emergencia y siempre que esa actividad no pueda realizarse por el patrón o los tripulantes.

 

e) Las personas embarcadas no deberán agruparse en una de las bandas de la embarcación, y no interferirán la visibilidad del patrón o las faenas marineras que se desarrollen en la travesía.

 

f)  Queda prohibido el embarque o estancia a bordo de cualquier persona cuyas facultades se encuentren mermadas o disminuidas por efectos de bebidas alcohólicas o sustancias psicotrópicas de cualquier tipo.

 

 

Finalmente, las horas de comienzo y finalización, así como cualquier incidencia que ocurra durante la celebración, deberán comunicarse inmediatamente al Centro Regional de Coordinación de Salvamento (CRCS – Tenerife), utilizando cualquiera de los siguientes medios:

 

Llamada Selectiva Digital (LSD)                      002241007

Teléfono                       922 597 551 – 922 597 552

VHF                                                  Canales 16 / 74

 

 

 

Para más información:

 

CAPITANIA MARITIMA

Vía de Servicio Paso Alto, 4

S/C de Tenerife

T – 922 597 364

F – 922 596 225


Comentarios