Lunes, 21 de julio de 2008

SANTIAGO, APÓSTOL

25 de julio de 2008


La gracia y la paz de nuestro Señor Jesucristo estén con todos vosotros.

 

Celebramos hoy la fiesta del apóstol Santiago. El fue uno de los primeros a los que Jesús invitó a seguirle. Él formó parte del grupo de los doce elegidos por Jesús como fundamento de su comu­nidad. Él fue el primero de los apóstoles que dio su vida por el Evangelio.

 

Según la tradición, Santiago predicó este Evan­gelio en España. Y su sepulcro en Compostela ha sido, desde hace muchos siglos, punto de referen­cia de visitas y peregrinaciones.

 

Comencemos con alegría nuestra celebración, y reafirmemos nuestra voluntad de seguir el camino cristiano del que los apóstoles dieron testimonio.

 

A. penitencial: Ante Dios, en silencio, pidamos gracia y fortaleza para avanzar en la fidelidad al Evangelio de Jesucristo. (Silencio).

 

Tú, que fortaleces a la Iglesia con el testimonio de los apóstoles. SEÑOR, TEN PIEDAD. 

Tú, que por medio de los apóstoles nos anuncias la gran noticia de la salvación. CRISTO, TEN PIEDAD. 

Tú, que resucitado de entre los muertos eres vida para todos los que te siguen. SEÑOR, TEN PIEDAD.

 

Oración universal: Unidos en la fe y en la esperanza, oremos a Dios nuestro Padre diciendo: PADRE,

ESCÚCHANOS.


Oremos por la Iglesia entera. Para que viva siempre la alegría renovadora de la fe de Jesucristo, y sepa transmitirla como hicieron los apóstoles. OREMOS:


Oremos por los cristianos de nuestro país: por los obispos, sacerdotes, religiosos y laicos. Para que nuestra vida sea un fiel reflejo del amor de Jesucristo.
OREMOS:


Oremos por todos los ciudadanos. Que en todos crezca el espíritu de generosidad, de servicio, de buena convivencia. OREMOS:


Oremos por nuestros gobernantes. Para que trabajen siempre al servicio de la justicia, la paz y el bienestar de todos, y especialmente de los más débiles. OREMOS:


Oremos por los que viven en la soledad y la tristeza. Para que sientan muy cercana la fuerza de Dios y la ayuda de los hermanos. OREMOS:


Oremos por todos nosotros. Para que el testimonio del apóstol Santiago nos empuje a ser verdaderos seguidores de Jesucristo. OREMOS:


Padre, escucha la oración que te hemos presen­tado en la fiesta del apóstol Santiago, y derrama sobre nosotros los dones de tu bondad. Por Je­sucristo nuestro Señor.


Padrenuestro: Los apóstoles, reunidos en torno a Je­sús, le pidieron que les enseñara a orar. Y Jesús les enseñó a llamar a Dios con el nombre de "Padre". Por eso ahora nosotros, fieles a esa enseñanza, nos atrevemos a decir:


CPL


Publicado por verdenaranja @ 11:45  | Liturgia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios