Viernes, 25 de julio de 2008

ZENIT publica el comunicado que emitió el viernes, 25 de Julio de 2008,  la Oficina de Información de la Santa Sede, tras la audiencia que Benedicto XVI concedió al primer ministro de Irak, Nouri Kamel Al-Maliki.

 

Hoy, en el palacio apostólico de Castel Gandolfo, el Santo Padre Benedicto XVI ha recibido en audiencia a su excelencia el señor Nouri Kamel Al-Maliki, primer ministro de la República de Irak. Antes, el primer ministro había visitado al secretario de Estado, el cardenal Tarcisio Bertone, quien estaba acompañado por el secretario para las Relaciones con los Estados, el arzobispo Dominique Mamberti.


Los coloquios, que han tenido lugar en un clima de cordialidad, han permitido examinar algunos aspectos fundamentales de la situación iraquí, tomando en cuenta también el contexto regional. Se ha prestado particular atención al tema de los numerosos refugiados iraquíes, dentro y fuera del país, que tienen necesidad de asistencia, de cara también a un deseado regreso.


Se renovó la condena de la violencia que casi todos los días sigue golpeando diferentes partes del país, sin perdonar a las diferentes comunidades cristianas, que sienten intensamente la necesidad de mayor seguridad.


Se ha expresado el deseo de que Irak pueda encontrar el camino de la paz y del desarrollo a través del diálogo y de la colaboración de todos los grupos étnicos y religiosos, incluidas las minorías, para que en el respeto de las respectivas identidades, y con espíritu de reconciliación y búsqueda del bien común, contribuyan juntas a la reconstrucción moral y civil del país.


En este sentido, se ha subrayado la importancia el diálogo interreligioso como senda para la comprensión religiosa y la convivencia civil. El primer ministro invitó al Santo Padre a visitar Irak.


[Traducción del original italiano realizada por Jesús Colina]


Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios