Viernes, 22 de agosto de 2008

Artículo semanal del Padre Fernando Lorente, o.h., publicado en EL DÍA el mércoles 20 de Agosto de 2008 en la sección CRITERIOS bajo el epígrafe "Luz en el CAmino".

Luz en el Camino Fernando Lorente, o. h. *

 

Reflexión veraniega: en la comunicación

 

DE MI AMIGO Paco, un paciente de esta clínica (hoy hos­pital) de S. Juan de Dios que frecuentemente me envía una comunicación con la cual quiere corresponder a las que yo escribo semanalmente en este periódico, que tanto le hacen a él y a su familia. En la esperanza de que lo mismo pudiera suce­der a los lectores de este espacio con esta suya, os la transcribo a continuación:

 

"Todos deseamos estar informados de lo que sucede en el mundo. Pero no podremos dejar de enteramos de lo que ocu­rre en nosotros mismos, y corremos todos el riesgo de dejar mar­ginados ese conocimiento de nosotros Pero éste, si alcanza el hondón del alma donde late Dios, engendra allí serenidad y espe­ranza. Hemos de atender a nuestro nivel de esperanza, pues la desesperanza puede arraigar fácilmente en un mundo que alguien ha definido como patético y apático. Patético por aquello que no tiene de bueno y apático por la posible falta de reacción. Si crecen estas cualidades negativas en nuestro tiempo, no le harán precisamente capaz de proyectarse hacia un futuro alegre y espe­ranzador que valga la pena vivir.


Soy de los que opina que no queremos ser apáticos, no reac­cionando en positivo, Un aspecto a no olvidar es reaccionar ante el pecado. Y ello quiere decir: ante el pecado propio, arrepen­timiento; ante el pecado ajeno, perdón. Reaccionando así, el Reino de Dios está cerca, estamos llegando a él.

 

Cristo dice: "Si no os hacéis como niños, no entraréis en el Reino del Cielo". Y la falta de esperanza es la negación del espí­ritu de infancia. Porque este espíritu de infancia es esencial-mente resurgimiento, llama viva, disponibilidad, acogimiento del futuro. La esperanza comporta espíritu de infancia que es espíritu de amor. Dios nos ofrece siempre su amistad, y el tiempo comienza a moverse nuevamente y, a la vez, aunque sea de una forma imprecisa. La esperanza se despierta, como una luz, en el fondo del alma. Una luz que puede ser crecimiento en la gra­cia que tenemos. Para otros puede ser encender el arrepenti­miento, en el caso de que hayan caído en pecado.

 

Insisto en la esperanza, en cualquier situación, porque nada es posible sin ella. No hay capacidad de reacción, ni ilusión de cambio. No hay perspectiva de futuro. Y lo peor que nos puede suceder es quedamos anclados en el presente, cuando estamos lanzados a una historia de salvación que, desde siempre, Dios ha pensado en cada uno de nosotros y en todos en comunidad humana".

 

Así termina el mensaje de mi amigo Paco. Muy positivo para una reflexión veraniega; y, también, para cualquier otra esta­ción del año. La esperanza cristiana es el oxígeno de la vida humana. Vida desesperanzada es vida asfixiada.

 

* Capellán de la clínica S. Juan de Dios.


Publicado por verdenaranja @ 0:12  | Espiritualidad
Comentarios (6)  | Enviar
Comentarios
Publicado por leopldocruzr
Viernes, 22 de agosto de 2008 | 1:05
Nuestro Dios a colocado unos privilegios como hijos pero no podemos hacer mal uso de ellos por que se convierten en una maldicion entonces hay que luchar contra ese pecado con el cual se ha incumplido la ley
Publicado por leopldocruzr
Viernes, 22 de agosto de 2008 | 1:09
Nosotros como hijos de un creador somos creativos y podemos hacer maravillas con nuestra exitencia, pero asi mismo si desobedecemos seremos arrastrados en el fango que nosotros mismos preparamos
Publicado por leopldocruzr
Viernes, 22 de agosto de 2008 | 6:58
mi querida familia no tengan recelo de mi, que nada pedire a cambio si mis palabras sirven de algo cojalas como propias de mi terru?o no me movere un paso estoy feliz donde la voluntad de Dios me a plantado
Publicado por leopldocruzr
Viernes, 22 de agosto de 2008 | 7:02
lo unico que le pido a mi querida familia es que reacione pechisquen a ver si estan vivos o es que son cepulcros blanquiados el que no quiera ver lo que pasa es que esta vivo y huele a muerto
Publicado por leopldocruzr
Viernes, 22 de agosto de 2008 | 7:04
perdone mi querida famila pero es que el tiempo perdido los santos olios, llego la ora de quitarnos esa venda que no nos deja ver como dijimos el primer dia todos con el corazon dispuesto vamos con todo.
Publicado por leopldocruzr
Viernes, 22 de agosto de 2008 | 7:07
quitemonos ese tapujo de la bocs que nos tiene haciendo fuerza y depronto nos reventamos seamos libres que en la libertad es que nace Dios nada hay que ocultar por que el que nada debe nada teme asi que animo que Jesus esta con nosotros.