Lunes, 22 de septiembre de 2008

Artículo publicado en el Boletín Bimestral SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2008 de los MISIONEROS DE LA TERCERA EDAD- CORAZÓN DE LA MISIÓN.

LA MISIÓN, TAREA DE TODOS

 
Octubre es el mes misionero por excelencia: el día 1 la Iglesia hace memoria de Santa Teresa del Niño jesús, patrona de las misiones; el día 1p, de San Daniel Comboni; el día 15, de Santa Teresa de Avila, que intentó huir a tierras de misión para bautizar "moros"; y e119, domingo del DOMUND.

 

En ese mes la Iglesia nos invita a rezar "para que todas las comunidades cristianas sientan la necesidad de participar en la misión universal de la Iglesia". Si esta mision es universal no puede ser obra de unos pocos llamados "misioneros", sino de todo cristiano, puesto que TODOS SOMOS UTILES.

 

Cornboni lo tenía muy claro. Por eso en muchos de sus escri­tos y viajes por Europa no tendrá ningún reparo en pedir a unos oraciones y sacrificios; a otros, personal; a otros inclu­so dinero.


Además, todas las obras ya existentes cuyo objetivo es favo­recer a los negros, obras todas de Dios, mientras que separa-das unas de otras producen escasos e incompletos frutos, uni­dlas y dirigidas al unico fin de implantar establemente la fe en Africa interior, cobrarían mayor vigor, se desarrollarían más fácilmente y se volverían grandemente eficaces para alcanzar la meta deseada (Escritos 1100).

 

La Obra debe ser católica, no ya española, francesa, alema­na o italiana. Todos los católicos deben ayudar a los pobres negros, porque una nación sola no puede socorrer a foda la estirpe negra. Las iniciativas católicas... sin duda han hecho mucho bien a un número de individuos negros; perp hasta ahora, todavía no se ha comenzado a implantar en Africa el catolicismo y hacerlo arraigar allí para siempre... Y para obte­ner esto, me parece, se deben unir todas las obras hasta ahora existentes las cuales, teniendo desinteresadamente ante los ojos el nolle fin, deberán dejar a un lado sus intereses parti­culares (Escritos 944).

 

De hecho, cuando usted reza por mí, se une a las muchas casas religiosas de todo el mundo, y la oración de tantas almas tiene que encontrar respuesta en el Corazón Sacratísimo de jesús con un dar al que pide y un abrir al que llama (Escritos 1889).


Acudan también las Ordenes y Congregaciones religiosas, que son la milicia selecta de la Iglesia, a cosechar laureles en este vastísimo campo... Y vosotros a los que obligaciones de vuestro estado os impiden marchar, no neguéis ni vues-tras oraciones cotidianas, ni el óbolo de vuestra caridad (Escritos 2181).


Publicado por verdenaranja @ 23:31  | Misiones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios