S?bado, 18 de octubre de 2008

Extracto de DOSSIER FIDES “Especial Jornada Misionera Mundial 2008” publicado por Agencia Fides el 19 de octubre de 2008


LA MISIÓN EN ÁFRICA

Algunos eventos significativos para la Iglesia en África

 

         Entre los eventos significativos que han marcado a la Iglesia africana en el último año está la clausura del Año Jubilar por el XXV aniversario de la primera aparición de la Virgen María en Kibeho. El 28 de noviembre de 2007, en Kibeho (Rwanda), diócesis de Gikongoro, se llevaron a cabo las importantes celebraciones que marcaron la clausura oficial del Año jubilar con ocasión del XXV aniversario de la primera aparición de la Virgen María, acaecida en este lugar el 28 de noviembre de 1981.


        
La liturgia fue presidida por el Card. Ivan Dias, Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, invitado por la Conferencia Episcopal de Ruanda. La Santa Misa fue celebrada al abierto; concelebraron el Nuncio Apostólico, todos los Obispos de Rwanda, algunos Obispos provenientes de países limítrofes, numerosos sacerdotes de las diversas diócesis rwandesas y también del extranjero. Estuvieron presentes en el rito también muchas religiosas y religiosos, las autoridades del Estado, y una inmensa multitud de fieles. “En la Misa estuvieron presentes todos los obispos de Rwanda y además 300 sacerdotes de los países vecinos (Burundi y la parte oriental de la República Democrática del Congo)”, refirió a la Agencia Fides Su Excelencia Mons. Misago, Obispo de Gikongoro. “La participación de los fieles ha sido altísima, más de 35 mil personas provenientes de todo Ruanda, de otros países africanos e incluso de los Estados Unidos”. “La Misa, que duró 5 horas, ha sido vivida con intensidad por todos los fieles, ha sido un verdadero momento de gracia para los participantes”, afirma el Obispo de Gikongoro.


En relación al Año Jubilar, Mons. Misago destacó que “todos los rwandeses lo han tenido presente. Cada mes ha estado dedicado a una diócesis o a un grupo particular de personas (jóvenes, asociaciones de vida consagrada, asociaciones de familias católicas, etc.) que han organizado peregrinaciones muy concurridas”.


La atención del Santo Padre Benedicto XVI por los católicos africanos ha sido subrayada por el hecho de que Josefina Bakhita, la primera santa de Sudán y la primera mujer africana que llega a los altares sin ser mártir, ha sido citada como ejemplo en la segunda encíclica de Papa Benedicto XVI “Spe salvi”. “Para nosotros, que vivimos desde siempre con el concepto cristiano de Dios y nos hemos acostumbrado a él, el tener esperanza, que proviene del encuentro real con este Dios, resulta ya casi imperceptible. El ejemplo de una santa de nuestro tiempo puede en cierta medida ayudarnos a entender lo que significa encontrar por primera vez y realmente a este Dios. Me refiero a la africana Josefina Bakhita, canonizada por el Papa Juan Pablo II” (n. 3).


        
Un paso importante para una más profunda colaboración entre las Iglesias fraternas de África occidental ha sido la fusión de la Episcopal Conference of Anglophone West Africa, AECAWA, con la Conference Regionale de l’Afrique de l’Ouest, CERAO, que ha dado vida a la Asociación de las Conferencias Episcopales de África occidental. El Cardenal Peter Turkson, Arzobispo de Cape Coast, en Ghana, ha sido nombrado primer Presidente del nuevo organismo, mientras el Vicepresidente es el Cardenal Theodore Sarr, Arzobispo de Dakar, en Senegal.


“Es un sueño que se ha realizado después de 7 años de oración, encuentros, documentos y borradores de estatutos”, afirma el Cardenal Turkson en el mensaje publicado al final de la Asamblea Plenaria, enviado a la Agencia Fides. “Estamos muy animados por la realización del deseo de una única Asociación por todos los Obispos del África occidental”, continúa el Cardenal Turkson, que recuerda “los frutos abundantes de los primeros misioneros en nuestra región. No podemos no expresar nuestra gratitud a las diversas sociedades misioneras que han plantado las semillas de la evangelización en nuestros países”.


        
Las tareas de la nueva Asociación son: mantener y promover las relaciones entre las Conferencias episcopales que forman parte de ella, establecer relaciones fraternas y eficaces entre las diferentes Conferencias episcopales a través de sus respectivos Secretariados; coordinar estudios de interés común y formas de colaboración entre las Conferencias episcopales y otros organismos, servir como agencia de enlace para hacer frente a los problemas urgentes para la Iglesia del África occidental, como la proclamación de la Fe, el diálogo interreligioso, la inculturación, la justicia, el desarrollo y la paz.


Al confirmar el compromiso de seguir promoviendo el concepto de “Iglesia - Familia de Dios”, los Obispos del África occidental quieren afrontar los desafíos que derivan “de los actuales desarrollos económicos, socio-políticos y culturales en la región”. Por este motivo han sido creadas 5 subcomisiones regionales que se ocupan de: seminarios, clero y religión, justicia, paz y desarrollo, laicos y vida familiar, diálogo interreligioso, catecismo y comunicación social.

La nueva asociación ha sido puesta bajo la Alta Protección de María Inmaculada.

 

 

El Año Paulino en África  

 

Carta Pastoral de los Obispos de Camerún en ocasión de la apertura del Año Paulino


Yaundé (Agencia Fides) – “En comunión con la Iglesia universal, los cristianos de Camerún acogen con alegría la iniciativa de Su Santidad Benedicto XVI para convocar el año Jubilar dedicado a San Pablo, dando gracias a Dios”, afirma la Carta Pastoral de los Obispos de Camerún, publicada en ocasión del Año Paulino convocado por el Santo Padre.


En su Carta Pastoral los Obispos recuerdan que “según la voluntad del Papa, este año será la ocasión para redescubrir la figura del Apóstol, de su vida, de su actividad y de sus numerosos viajes; releer sus numerosas cartas a las primeras comunidades cristianas; revivir los primeros tiempos de nuestra Iglesia; profundizar sus ricas enseñanzas dirigidas a los gentiles y meditar sobre su vigorosa espiritualidad de fe, de esperanza y de caridad; revitalizar nuestra fe y nuestro lugar en la Iglesia de hoy, a la luz de sus enseñanzas; orar y actuar por la unidad de la Iglesia, ‘Cuerpo místico de Cristo’”.


Los Obispos desean que las celebraciones del Año Paulino permitan “revitalizar nuestra vida cristiana y nuestro impulso misionero. Invitamos a nuestros fieles así como a todos los hombres de buena voluntad a apropiarse de sus orientaciones reflexionando sobre el tema “Llamados a ser apóstoles de Jesucristo” (1 Co 1, 1)”.


La vida de San Pablo continúa siendo fuente de reflexión y de inspiración para los cristianos de hoy. Los Obispos de Camerún destacan los siguientes aspectos: la dificultad de vivir la fe (“Se hoy en Camerún podemos alegrarnos por la libertad religiosa, no olvidemos que persisten las dificultades para aceptar la propia fe en serenidad”); el encuentro con Cristo y la transformación de la persona (recordando la conversión de San Pablo, de perseguidor de cristianos a testimonio del Evangelio); el encuentro con Ananías y la importancia de los otros (“Todos necesitamos de un padrino o una madrina para nuestro camino humano y espiritual”); el compromiso de Pablo y la acción misionera de hoy (“nuestras energías deben ser dirigidas hacia la acción evangelizadora en el seguimiento de San Pablo, fundador de comunidades cristianas entre todos los pueblos”). Para esto, en la Carta Pastoral se recuerdan “los numerosos evangelizadores que siguiendo el ejemplo de San Pablo han llegado hasta nosotros. Damos gracias al Señor por los misioneros Palotinos, los sacerdotes del Sagrado Corazón, los Espiritanos, los misioneros de Mill Hill, los Oblatos de María Inmaculada, las numerosas personas consagradas, el clero autóctono y la gran cantidad de catequistas”.


En la Carta los Obispos indican tres etapas del Año Paulino en Camerún: apertura el 29 de junio, Solemnidad de San Pedro y Pablo; manifestación ecuménica en enero del 2009, durante la Semana de oración por la unidad de los cristianos; clausura durante la Asamblea Plenaria de los Obispos, del 22 al 28 de junio del 2009. Entre las iniciativas propuestas por la Conferencia Episcopal están: procesiones parroquiales y diocesanas centradas en Pablo; preparación de una publicación para difundir la figura de San Pablo; profundización de textos paulinos; inicio de obra sociales inspiradas por la espiritualidad paulina.


Para coordinar las celebraciones del Año Paulino, la Conferencia Episcopal de Camerún ha creado un Comité ad hoc, compuesto una oración, cantos, y preparado el texto de una obra de teatro sobre la vida de San Pablo. (L.M.) (Agencia Fides 27/6/2008 líneas 41 palabras 565)

 

“Construir comunidades fundadas en la ley del amor siguiendo el ejemplo de San Pablo”: Nota Pastoral de los Obispos de Angola, Sao Tomé y Príncipe por el Año Paulino


Luanda (Agencia Fides) – “Somos invitados a vivir este año, como un año de gracia, un año en el que resuena en el corazón de cada uno de nosotros, la invitación a la conversión, a una experiencia más radical del Evangelio en nuestra vida, un testimonio creíble de fe cristiana. Para hacer esto, confiémonos en los medios que la Iglesia pone a nuestra disposición. Entre estos, están las indulgencias que se pueden obtener visitando, con un espíritu de oración, una iglesia dedicada a San Pablo, la Catedral u otros lugares de culto indicados por el Obispo de la Diócesis. Condiciones necesarias son la confesión, la comunión, el rezo del Credo, la oración según las intenciones del Santo Padre y la práctica de la caridad”, escriben los Obispos de Angola, Sao Tomé y Príncipe, en una Nota Pastoral publicada con ocasión del Año Paulino.


En la Nota, enviada a la Agencia Fides, se afirma que el “Año Paulino” es asimismo una oportunidad para evaluar el Plan Pastoral de la CEAST (Conferencia Episcopal de Angola, Sao Tomé y Príncipe), iniciado en el 2005 y que terminará en el 2010. El lea del Plan Pastoral es “Rema mar adentro” (Lc 5,4). “Es una invitación a la profundización de nuestra fe, que no será posible sin el anuncio gozoso del misterio pascual de Cristo, muerto y resucitado. Este anuncio debe partir de personas que han tenido la experiencia de un encuentro profundo con Cristo, como ocurrió con Pablo de Tarso, convirtiéndose en constructores de comunidades fundadas sobre la ley del amor”, se lee en el documento.


“San Pablo, el comunicador por excelencia, nos lleva a dirigir nuestra atención a los medios a disposición de la CEAST para el anuncio de la Buena Nueva”, siguen los Obispos. “En Angola estos son Radio Ecclesia, el periódico "O Apostolado", y los Boletines diocesanos y parroquiales, en Sao Tomé y Príncipe, "Radio Jubilar". Ellos merecen nuestro apoyo para alcanzar los objetivos para los cuales han sido creados”.

“Hace pocos días, se concluyó en Roma la Conferencia de las Radios católicas, promovida por el Pontificio Consejo de las Comunicaciones Sociales, que ha subrayado la extraordinaria importancia de la radio para la evangelización”, recuerda la nota. “Conscientes de este hecho, nosotros Obispos reafirmamos nuestro apoyo a Radio Ecclesia, a su dirección y a sus trabajadores, reconociendo su aporte al trabajo de evangelización y a la afirmación de la libertad y de la justicia en Angola. Esperamos que un día las emisiones de Radio Ecclesia puedan llegar a todas las esquinas de Angola”.


Los Obispos recuerdan finalmente que “en Angola se acercan las elecciones parlamentarias, previstas para el 5 de septiembre. Se trata de un evento que amerita nuestra atención por la importancia que tiene para la vida del país. San Pablo nos recuerda la importancia de que todos asuman sus responsabilidades de ciudadanos (Rm 12, 2-13)". (L.M.) (Agencia Fides 15/7/2008 líneas 33 palabras 476)


Publicado por verdenaranja @ 23:42  | Misiones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios