Martes, 28 de octubre de 2008

Extracto de DOSSIER FIDES “La Congregación para la Causa de los Santos” publicado por Agencia Fides el 29 de Marzo de 2008



Nuevas normas para las beatificaciones y las canonizaciones

 

En febrero del 2008, el entonces Prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos, el Card. José Saraiva Martins, ilustró las nuevas normas dictadas por Papa Benedicto XVI para los procesos de beatificación. Se pidió una mayor atención por parte de los Obispos en la apertura de las causas de beatificación de un siervo de Dios, más claridad en el procedimiento para la comprobación de los milagros.


El documento titulado “Instrucción para el desarrollo de la investigación diocesana en las Causas de los Santos” fue aprobado el 23 de febrero del 2007 por el Papa. El Card. José Saraiva Martins había anticipado los contenidos fundamentales al Osservatore Romano, explicando que las nuevas normas derivan del hecho que el mismo Benedicto XVI ha querido llevar nuevamente el rito de beatificación a la tierra natal del santo. De esto deriva la mayor responsabilidad que tendrán que tener los Obispos en las varias fases de la causa diocesana. El documento trata en primer lugar «del proceso de las investigaciones diocesanas que se refieren a las virtudes heroicas o al martirio del Siervo de Dios. Antes de decidir el inicio de la causa, el Obispo tendrá que realizar algunas verificaciones determinantes para tomar su decisión».


«Tras la decisión de iniciar la causa –prosigue el texto- se dará inicio a la verdadera y propia investigación, ordenando las pruebas y los documentos de la causa. De no ser encontradas dificultades insuperables, se procederá con la excusión de los textos y, finalmente, con la clausura de la investigación y el envió de las actas a la Congregación, donde iniciará la fase romana de la causa, o sea, la fase del estudio y del juicio definitivo de la causa misma».


En el documento se hace explícita referencia al tema de los milagros: «En lo que se refiere a las investigaciones sobre los presuntos milagros, la Instrucción destaca algunos elementos del procedimiento que, a lo largo de los últimos veinte años, han sido problemáticos en la aplicación de las normas de las mismas investigaciones sobre los milagros».


La publicación del documento –explicó el Card. Saraiva Martins- ha sido necesaria tras las novedades introducidas por Benedicto XVI en los procedimientos del rito de beatificación. La más importante ha sido sin lugar a duda la de celebrar el rito en la tierra natal del santo. Se trata de una innovación muy importante porque acerca aún más aquella población a la Iglesia universal. Justamente por esto los Obispos locales deben tener en cuenta las nuevas disposiciones al examinar los pedidos para abrir nuevos procesos, y tendrán que «proceder con mayor cautela y con mayor cuidado».


La publicación, de unas veinte páginas, aconseja a los Obispos «mayor sobriedad y rigor en acoger los pedidos de apertura de nuevos procesos diocesanos para beatificaciones y canonizaciones», afirma el Cardenal.


El documento fue presentado en la Sala de Prensa Vaticana «pues merita una amplia difusión, y también porque buscamos llamar la atención de los postuladores. Estoy pensando realizar una jornada de estudios reservada justamente a los postuladores para ilustrar al detalle el documento. Estoy convencido de que deben ser justamente ellos los primeros en conocer perfectamente que es lo que los obispos diocesanos deben hacer».


«Se trata –agregó el purpurado- que se trata de innovaciones muy importantes, capaces de resaltar en modo eficaz la teología de la Iglesia local así como ha sido reafirmada en el Concilio Vaticano II. La beatificación de un siervo de Dios en la Iglesia a la que pertenece es algo que toda la comunidad vive, en un clima de fe que se transforma en gozo y fiesta eclesial por el solo hecho de que uno de ellos es elevado a los honores de los altares. En virtud de esto es necesario proceder con una mayor cautela y con mayor esmero».


Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios