Lunes, 03 de noviembre de 2008

DEDICACIÓN DE LA BASÍLICA DE LETRÁN
9 de noviembre de 2008


La gracia y la paz de Dios, nuestro Padre, y de Jesu­cristo, el Señor, estén con todos vosotros.


Hoy, día 9 de noviembre, celebramos una fiesta peculiar: la dedicación de la basílica de san Juan de Letrán, que es la catedral de Roma y recibe el nombre de «cabeza de todas las iglesias de la ciudad y del mundo» ytambién «madre de todas las iglesias». Esto le viene del hecho de ser el primer gran templo cristiano construido en Roma después de las persecuciones, en el siglo IV.

Esta fiesta de hoy nos invita a sentirnos más intensamente piedras vivas de la única Iglesia de Cristo, reafirmando nuestra comunión eclesial. Y también nos impulsa a fortalecer nuestra dignidad como templos vivos del Espíritu Santo.


A. penitencial: Nosotros, los fieles que formamos la Iglesia aquí en la tierra, somos mujeres y hom­bres pecadores, necesitados de la conversión del corazónyde la misericordia de Dios. Implorémoslas en estos momentos de silencio. (Silencio).


Tú, que eres el santuario de Dios entre los hombres:
SEÑOR, TEN PIEDAD.

Tú, que eres el fundamento de nuestra fe: CRISTO, TEN PIEDAD.

Tú, que nos llamas a ser una comunidad de piedras vivas: SEÑOR, TEN PIEDAD.


1. lectura (Ezequiel 47,1-2.8-9.12): El profeta Ezequiel profetiza la reconstrucción del Templo de Jerusalén, del que manará un agua capaz de regenerarlo todo. Es como una imagen de la vida nueva que nos ofrece la Iglesia de Jesucristo.

2. lectura (1 Corintios 3,9b-13.16-17): San Pablo nos recuerda que aquellos que han sido edificados sobre Jesucristo, se convierten en templos vivos de Dios en el mundo.


Antes del aleluya (Ev.: Juan 2,13-22): El evangelio nos muestra cómo la profecía de Ezequiel se ve superada por su realización: Jesucristo es el nuevo Templo, y de El manará la salvación que regenerará a toda la humanidad.


Oración universal: Reunidos en esta casa de oración, presentemos a Dios nuestras peticiones, diciendo:

ESCÚCHANOS, SEÑOR.


Por la Iglesia de Roma. Que sea ejemplo de fe y de amor para todas las Iglesias. OREMOS.


Por el papa Benedicto, obispo de Roma. Que Dios le dé acierto y alegría en su misión. OREMOS.


Por nuestro obispo          Que con su ministerio nos ayude a todos a crecer en la fe y la esperanza.

OREMOS.


Por los que no conocen a Jesucristo. Que puedan descubrir un día la luz de la fe. OREMOS.


Por los enfermos y los que sufren: para que la partici­pación en la pasión de Jesucristo les abra las puertas del Reino de Dios. OREMOS.


Por todos nosotros: para que, fieles al Espíritu reci­bido en el Bautismo y alimentados con la Eucaristía, vivamos como Pueblo de Dios, Cuerpo de Cristo y Templo del Espíritu Santo. OREMOS.


Escucha, Señor, las peticiones que te hemos dirigido en esta casa de oración, y concédenos con abundancia lo que te hemos pedido. Por Jesucristo, nuestro Señor.


Padrenuestro: Unidos como Iglesia, nos dirigimos al Padre con la oración que Jesucristo nos enseñó:

CPL


Publicado por verdenaranja @ 22:36  | Liturgia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios