S?bado, 29 de noviembre de 2008

 Información enviada por Carlos Peinó Agrelo, peregrino, cursillista, colaborador en la redacción de la positio super virtutibus del Siervo de Dios Manuel Aparici.

 

¿EN QUÉ AÑO NACIERON REALMENTE LOS

CURSILLOS DE CRISTIANDAD? 

 

«[...] Está muy claro –escribe el Presidente del OMCC, Juan Ruiz, en el Boletín del mes de agosto de 2007– que no se puede llamar por nombre el Fundador en todas partes del mundo [1], ni tampoco se puede dar la fecha exacta del primer cursillo [...]».

         Estamos de acuerdo con Bibiloni que es «un asunto que reviste gran importancia el de los inicios y evolución del MCC. No para prestigiar o desprestigiar a determinados sujetos,  como  creen algunos, sino con el fin de que resplandezca la verdad histórica [...]» [2].

 

         Sorprende, ciertamente, estas palabras de Bibiloni, cuando, en otro momento sostiene –como veremos– que el Cursillo de Cala Figuera fue el primero de los hoy llamados Cursillos de Cristiandad. ¿Qué ha querido decir en este momento con estas palabras?

         Tema de tanta importancia, tan delicado como éste y a la vez tan controvertido lo presentamos de la mano de Francisco Forteza, Eduardo Suárez del Real, Guillermo Bibiloni, Eduardo Bonnín, del padre Gabriel Seguí, etc. con sus propias palabras tomadas de los siguientes libros:

         *       «Historia y Memoria de Cursillos», de Francisco Forteza Pujol [3]; «Eduardo Bonnín un aprendiz de cristiano», de Eduardo Suárez del Real Aguilera, e «Historia de los Cursillos de Cristiandad. Mallorca, 1944-2001», de Guillermo Bibiloni, los cuales forman parte de la Colección: CURSILLOS DE CRISTIANDAD, FUNDACIÓN CURSILLOS DE CRISTIANDAD, Libros Libres,  y figuran entre las publicaciones de la Fundación Eduardo Bonnín Aguiló (FEBA). Es de agradecer a todos ellos su testimonio y a la Fundación su publicación.

         «Tal como yo lo veo –me decía Ismael Sahún, administrador de la página web Cursillos y Cursillistas y de la Fundación, libros, por su E-Mail de fecha 3 de enero de 2007–estos libros están supervisados, cuando no escritos, por Eduardo Bonnín [...]».

         *       «Signos de Esperanza. Retrato de siete movimientos eclesiales», de Mons. Paul Joseph Cordes.

 

         1.      FECHA DE NACIMIENTO

 

         Forteza, Bonnín, Bibiloni y el padre Seguí sostienen en un momento que los Cursillos de Cristiandad nacieron en agosto de 1944.  En otros que ... Sigamos.

 

                   1.1.   Francisco Forteza

 

El primer Cursillo se celebró «según los esquemas de Bonnín en un “chalet” de Cala Figuera de Santanyí, en Mallorca, entre el 20 y el 23 de agosto de 1944» [4].

«Sin duda, el Cursillo de Cala Figuera fue un auténtico cursillo de cristiandad [...]. Y sin duda, los demás dirigentes de la Acción Católica diocesana pensaron que era simplemente un nuevo Cursillo de Peregrinos más corto, con una serie de innovaciones muy en línea con “las cosas de Eduardo” [...]» [5].

         «No es menos cierto  que en ese periodo inicial, algunos comentaristas, en Proa o en documentos particulares, se referían a estos Cursillos como de “Jefes de Peregrino” o “de Peregrinos” [...]» [6].

 

         No sólo los demás dirigentes de Acción Católica [7] o algunos comentaristas, en Proa o en documentos particulares, pensaron que ese Cursillo era simplemente un nuevo Cursillo de “Jefes de Peregrinos” o “de Peregrinos. También lo pensó, como veremos,  el padre Seguí.

Y –recordemos que– del padre Seguí escriben Forteza y Bibiloni entre, otras cosas, lo siguiente: «[...] Historiador de prestigio [...]» [8]. «[...] Historiador escrupuloso donde los haya y testigo privilegiado de los comienzos del MCC [...]» [9].«[...] Un testigo muy cualificado del nacimiento de Cursillos [...]» [10]. «[...] Pertenece también a la hornada de primera hora [...], convirtiéndose en uno de sus más fervientes promotores. Él fue quien prestó al grupo fundacional la luz y el consejo [...]» [11]. «[...] Doctor en Teología e Historia Eclesiástica, y gozaba en la Isla de un merecido prestigio por sus estudios sobre la Iglesia Balear en los primeros siglos del cristianismo [...]» [12]. «[...] Asesor de la Escuela de Dirigentes de los Jóvenes de Acción Católica [...] de grata memoria entre los pioneros del MCC» [13].

 

1.2.   Eduardo Bonnín

 

«[...] El primer Cursillo –le dice a Eduardo Suárez– lo celebramos en agosto de 1944 en un chalet de  Cala Figuera de Santanyí, con catorce asistentes [...]» [14]; afirmación que reitera más adelante [15]. «[...] Se inició el 19 de agosto de 1944 [...]» [16].

 

1.3.   Guillermo Bibiloni

 

«[...] En el mes de Agosto de 1944, ocurrió en Cala Figuera Santanyí (Mallorca) un hecho al que la prensa no concedió entonces importancia. Pero que el tiempo ha demostrado después que la tenía en sumo grado. Un grupo de catorce jóvenes se reunieron en dicho lugar con el fin de asistir a un cursillo que iban a darles Eduardo Bonnín, José Ferragut y Jaime Ruitort.

»Este cursillo fue el primero que se realizó según los nuevos esquemas, trazados por Bonnín y su equipo, el grupo que lideraba [...]. Para decirlo de una vez, el Cursillo de Cala Figuera fue el primero de los hoy llamados Cursillos de Cristiandad [...]» [17].

 

Mientras que Bibiloni habla de «jóvenes», Salvador Escribano Hernández, uno de los 14 jóvenes que asistieron al Cursillo de Cala Figuera, habla de «jovencitos» en su testimonio dado en Palma de Mallorca, España, a 20 de agosto de 2004. «Fueron los elegidos [...] entre los 14 y los 23 años». Él hizo el Cursillo antes de cumplir los 15 años. Jesús Valls, por ejemplo, también hizo el cursillo cuando tenía tan sólo 15 años [18].

Bonnín, escribe Bibiloni, «[...] se opuso primeramente a los cursillos específicos para aspirantes de doce a diecisiete años [...]. Pues, bien –decía Eduardo–, si el adolescente tiene suficiente personalidad, que asista a un cursillo normal, si no la tiene, que espere [...]» [19].

«Años más tarde –añade–, don Juan Hervás, desde Ciudad Real, reavivó la polémica al organizar cursillos exclusivamente para hombres adultos, aunque admitiendo por excepción unos tres o cuatro jóvenes que hubieran dado muestras de madurez. Con la misma lógica que había rechazado los de aspirantes, rechazó también Eduardo esta nueva modalidad [...]» [20].

¿Un muchacho de 14 años tenía entonces la suficiente personalidad, madurez psicológica, etc. como para asistir a un Cursillo con jóvenes de 23 años?

         Por otro lado, habrá notado el lector que mientras Forteza afirma que el primer Cursillo de Cristiandad «se celebró según los esquemas de Bonnín», Bibiloni asegura que se celebró «según los nuevos esquemas trazados por Bonnín y su equipo». ¿Se celebró según los esquemas de Bonnín o según los esquemas de Bonnín y su equipo?

Por último, recordar que en 1944 se estaban impartiendo Cursillos de Adelantados, de Jefes  y Guías de Peregrinos en todas las Diócesis.

 

                   1.4.   Padre Gabriel Seguí

 

         Bibiloni recoge las siguientes palabras escritas por el padre Seguçi: «“En el mes de agosto del mismo año 1944, se tuvo en Cala Figuera el quinto Cursillo de Jefes de Peregrino, que puede considerarse [...] como el primer Cursillo de Cristiandad ... [...]. Sin duda, el primer cursillo que se llevó a cabo conforme a esta nueva modalidad, es el que se tuvo desde el 19 al 23 de agosto de 1944, en Cala Figuera de Santanyí (Mallorca). Este juicio se basa en las noticias recogidas a través de Proa y de algunos jóvenes que asistieron al mismo”» [21].

Para el padre Seguí –añade– «es evidente que los Cursillos comenzaron el año 1944 en Cala Figuera (Santanyí). Pocos podían afirmarlo con mayor autoridad y conocimiento de causa. Reconocido como historiador meticuloso, testigo excepcional de la génesis y desarrollo del MCC en la década de los 40, tenía a mano la colección de boletines y documentos imprescindibles para llevar a término su trabajo, que completó  con  las  notas  y  recuerdos  de  su archivo personal [...]» [22].

«El padre Gabriel Seguí –sigue diciendo– ha señalado el año 1944 como piedra miliar en la historia de los Cursillos [...]» [23].

 

         Mientras que el padre Seguí y Bonnín afirman que el primer Cursillo de Cristiandad tuvo lugar desde el 19 al 23 de agosto, Forteza dice que se celebró entre el 20 y el 23 de agosto. Bibiloni recoge las versiones de los dos historiadores (Forteza y el padre Seguí) sin hacer comentario alguno.

Si los Cursillos de Jefes de Peregrinos fueron creados por Manuel Aparici en 1940, al igual que los de Adelantados y Guías, y para el padre Seguí el quinto Cursillo de Jefes de Peregrinos puede considerarse como el primer Cursillos de Cristiandad ¿se podría concluir, siguiendo su razonamiento, que puesto que Manuel Aparici creó los primeros, creó también los segundos: los de Cristiandad? En modo alguno. Manuel Aparici no creó los Cursillos de Cristiandad, si bien sus Cursillos de Peregrinos fueron el antecedente de aquellos como hemos visto.

         Mientras que para el padre Seguí «su juicio se basa en las noticias recogidas a través de Proa y de algunos jóvenes que asistieron al mismo», para Bibiloni en que «tenía a mano la colección de boletines y documentos imprescindibles para llevar a término su trabajo, que completó  con  las  notas  y  recuerdos  de  su archivo personal». Como puede apreciarse, Bibiloni va más allá que el propio padre Seguí. No mantienen el mismo discurso.

        

2.      PERIODO DE GESTACIÓN Y ALUMBRAMIENTO

 

         Ahora cambia el discurso como vamos a ver.

Tengamos muy presente lo que afirma Bibiloni: que el proceso de gestación comienza en abril de 1941 y culmina con su alumbramiento en agosto de 1944.

 

*       «El Movimiento de Cursillos de Cristiandad [...] –dice– surgió, tras un largo y laborioso proceso de gestación, que comienza en abril de 1941, con el primer Cursillo de Adelantados y no culmina hasta agosto de 1944, con el cursillo de Cala Figuera (Santanny) [...]» [24].

 

Según el Diccionario de la Lengua Española «gestar» significa:

1.  tr. Dicho de una hembra: Llevar y sustentar en su seno el embrión o feto hasta el momento del parto.

2.  tr. Preparar o desarrollar algo, especialmente un sentimiento, una idea o una tendencia individual o colectiva. U. t. c. prnl.

*       «[...] Lo que podríamos llamar el inicio de todo, sucedió así –le dice Bonnín a Mons. Cordes–.  Cuando  hice el servicio militar –soy de la quinta del 38– pude constatar que el mundo era muy diferente del concepto que yo tenía de él. En aquel ambiente eran apreciados algunos valores opuestos a los que yo había vivido en familia. Esto me hizo pensar: “Esta gente ¿es así porque siente el peso de la ley o porque ignora la doctrina?”. Observando la vida de aquellas personas, me convencí de que más que por la ley estaban abrumados por la ignorancia de la doctrina.

»Desde ese momento mi casi única preocupación fue la de comprender lo más posible el núcleo fundamental, esencial, de la doctrina, la cosa más importante del mensaje cristiano [...].

»Me interesaba también saber cómo es el hombre, el que debía recibir el mensaje, y leí, entre otros, a [...].

»Pero sentía entonces, y siento hoy, que lo que mejor sintetiza y resume la doctrina es el evangelio, el mensaje de Jesús, de este Cristo [...].

»Progresar en el conocimiento de Cristo y en el conocimiento del hombre como persona y por ende de su capacidad de convicción, decisión y constancia, fue mi interés primario [...]» [25].

 

Años más tarde, en la entrevista que mantiene con Eduardo Suárez le repite casi literalmente lo que le había dicho antes a Mons. Cordes.

 

*       «Entonces –le dice– yo hacía mi servicio militar, y no precisamente en servicios auxiliares, sino de manera normal y corriente por espacio de nueve años [26]. Fue, también, cuando tuve ocasión de comprobar que mis compañeros de cuartel profesaban una moral que dejaba bastante que desear. Al observarles yo siempre pensaba: ¿será que les pesa la ley, o que ignoran la doctrina? Saqué en conclusión que no tenían ni idea de lo que era y lo que es lo cristiano.

»Ello, como te comenté, me impulsó a leer y estudiar todo lo que pude de los autores que en aquel entonces estaban en la cresta de la ola de lo cristiano [...]. Y de todo ello hicimos un cuerpo de doctrina, sintetizándolo en tres días [27]. Éramos solamente seglares y nos lanzamos a dar el primer Cursillo en Cala Figuera de Santanyí, Mallorca, en el mes de Agosto de 1944 [...]» [28].

         «Profundizamos en grupo –añade– en el estudio del ambiente. Yo contribuí con lo que había elaborado desde hacía mucho tiempo. Tratamos, ante todo, de reflexionar sobre cómo eran las personas: las catalogamos mentalmente en grupos [...]. Preparamos incluso fichas [...].

         »Así es como entró en escena el Estudio del Ambiente y ése fue el primer paso hacia nuestros Cursillos de Cristiandad» [29].

«Nunca el mensaje cristiano –le dice a Eduardo Suárez– había sido tan anodino como en aquellos tiempos; el mensaje de Cristo nunca será insustancial, pero era desangelada la manera de presentarlo. Yo intenté hacer un ramo con las verdades más importantes, recogidas de los libros que estaban cambiando el mundo. Así empezó Cursillos [...]» [30].

 

¿Cómo sabía Bonnín que nunca el mensaje cristiano había sido tan anodino como en aquellos tiempos? ¿Ha vivido él todos los tiempos del mensaje cristiano para hacer una afirmación de este calado?

 

*       «Lo que llamamos ahora Cursillos de Cristiandad –le dice Bonnín a Eduardo Suárez– tuvo su origen en una inquietud que nos produjo un discurso que el Papa Pío XII hizo a los párrocos y cuaresmeros de Roma el 6 de febrero de 1940» [31]. «[...] Llamó la atención e hizo mella en el alma de Eduardo –escribe Bibiloni–, quien a la sazón contaba veintidós años, y también en el grupo que lideraba [...]» [32].

 

En otro momento, sin embargo, le dice:

 

*       «[...] Fue de la inconformidad y de la insatisfacción de donde nacieron los Cursillos de Cristiandad» [33].

 

         ¿Dónde situar realmente el origen de los Cursillos de Cristiandad? ¿En 1939 según fray Ivan,  en la vivencia durante su servicio militar, en la inquietud que le produjo el discurso del Papa Pío XII en 1940, de la inconformidad e insatisfacción, etc. como dice Bonnín, en abril de 1941, con el primer Cursillo de Adelantados, como afirma Bibiloni [34], en el Cursillo de 1943 como sostiene Forteza.,  en 1949 como asegura Guillermo Ruitort como  veremos ?

 

*       Bibiloni cita varias veces la obra del norteamericano fray Ivan J. Rohloff, fraile franciscano, «The origins and development of Cursillos (1939-1973)» [35].

 

         ¿Podríamos decir con las palabras de Bibiloni que para fray Ivan el proceso de gestación de los Cursillos de Cristiandad comienza en 1939 y culmina con su alumbramiento en ... ?

 

*       El padre Seguí –escribe Bibiloni– «[...] en su opúsculo intitulado «Orígenes de los Cursillos de Cristiandad (1941-1949) [...]» [36].

 

         ¿Podríamos decir también con palabras de Bibiloni que para el padre Seguí el proceso de gestación comienza en 1941 y culmina con su alumbramiento en 1949?

 

*       Nos hallamos –escribe Bibiloni– en un momento crucial de la génesis del MCC, en el principio del principio, según el Manifiesto de 1981. Dicho Estudio [del Ambiente] supuso un paso sustancial en el camino hacia los actuales Cursillos de Cristiandad. Francisco Forteza no duda en calificarlo de espina dorsal del posterior Movimiento de Cursillos [...]» [37].

*       «El padre Seguí –escribe Forteza– había sido un testigo muy cualificado del nacimiento de Cursillos, y uno de los escasos sacerdotes que había ayudado realmente al “parto” entre 1944 y 1949, junto a D. Sebastián Gayá y D. José Dameto responsabilizándose de muy diversas sesiones de la Escuela  de  Dirigentes de Acción Católica donde se fraguaba el nuevo espíritu» [38].

 

Ahora los Cursillos no nacieron en agosto de 1944 sino que su “parto” tuvo lugar entre 1944 y 1949.

 

         *       «Entiendo –añade– que el momento crucial de la génesis de los Cursillos de Cristiandad es la fase inmediatamente posterior a aquella Semana Santa de 1943, en que Bonnín relaciona lo vivido en el Cursillo de Peregrinos con sus inquietudes personales más profundas y con su experiencia catalizadora de los ambientes descristianizados. Llegó a la conclusión de que algo a la vez similar  y  diferente  de aquel Cursillo de Jefes de Peregrinos podía dinamizar en cristiano no sólo [...]» [39].

 

En un momento [40] Forteza sostiene que el nuevo espíritu se fraguó en la Escuela de Dirigentes de la Acción Católica –que por cierto nació en noviembre de 1945 como veremos–, tesis que más tarde sostiene Bibiloni –como iguamente veremos– , lo que no tiene nada de extraño porque, como él mismo dice, acude hartas veces a Forteza.  En otro momento sostiene que el momento crucial de la génesis de los Cursillos de Cristiandad es la fase inmediatamente posterior a aquella semana Santa de 1943, en que Bonnín relaciona lo vivido en el Cursillo de Peregrinos con sus inquietudes personales. ¿Cuál de las versiones es la correcta?

 

         *       «Recordemos –escribe Bibiloni– que el MCC  nació en el seno de una Escuela, de cuyos dirigentes recibió la forma y el impulso para crecer y perfeccionarse. La Escuela es, pues, anterior a los Cursillos, ya que en sus entrañas se gestaron, en ella se nutrieron y desde ella perseveran y se difunden como movimiento de Iglesia [...]. El nuevo método de Cursillos se alumbró en la Escuela de Dirigentes, considerada como el núcleo fundacional, entre los años 1944 y 1948 [...]» [41]

 

En este momento Bibiloni afirma que el nuevo método se gestó, nutrió y alumbró en las entrañas de la  Escuela de Dirigentes, considerada como el núcleo fundacional,  entre los años 1944 y 1948, y no en ese largo y laborioso proceso de gestación que comienza en abril de 1941 y no culmina hasta agosto de 1944 con el Cursillo de Cala Figuera. Se da la circunstancia, sin embargo, que la Escuela –como veremos– nace un año después, en 1945, en la VII Asamblea de la Juventud Masculina Católica, que tuvo lugar en noviembre.

Según el Diccionario de la Lengua Española «gestar» –repetimos–  significa:

1.tr.  Dicho de una hembra: Llevar y sustentar en su seno el embrión o feto hasta el momento del parto.

2.tr.. Preparar o desarrollar algo, especialmente un sentimiento, una idea o una tendencia individual o colectiva. U. t. c. prnl.

 

Mientras Bibiloni afirma que el nuevo método se alumbró entre los años 1944 y 1948, Forteza asegura que el “parto” fue entre 1944 y 1949.

 

*       «[...] La Escuela de Dirigentes –escribe Forteza–, uno de los resortes clave en el alumbramiento de Cursillos» [42].

*       «Nacida en la Asamblea VII de la Juventud Masculina de Acción Católica, que tuvo lugar en noviembre de 1945, fue –añade Bibiloni– uno de los resortes clave en el alumbramiento de Cursillos [...]» [43]. «[...] Fue, repetimos, en esa Escuela de Dirigentes de la Juventud Masculina de Acción Católica de Mallorca, donde en realidad se incubaron los Cursillos de Cristiandad [...]» [44].

         «[...] El nombre –sigue diciendo Bibiloni– viene heredado  de aquella primera Escuela de Dirigentes de la Juventud Masculina de Acción Católica de Mallorca, donde en realidad se incubaron los Cursillos [...]» [45].

 

         Como habrá podido observar el lector, Bibiloni repite y repite, para que no haya ninguna duda, que los Cursillos se incubaron en la Escuela de Dirigentes de la Juventud Masculina de Acción Católica de Mallorca, afirmación que antes había hecho Forteza como acabamos de ver.

Si el nuevo método de Cursillos se gestó, nutrió y alumbró en la Escuela de Dirigentes y ésta nació  en la VII Asamblea de la Juventud Masculina de Acción Católica, que tuvo lugar en noviembre de 1945, los Cursillos no pudieron nacer en agosto de 1944. Ya estábamos casi en 1946.

Y, para mayor “INRI”, era Asesor de la Escuela el Padre Seguí.

 

«[...] Era Asesor de la Escuela el padre Gabriel Seguí [...]» [46] y «entre los seglares que integraron aquella primera Escuela de Dirigentes –aparte Eduardo Bonnín, José Ferragut y Juan Mir– figuran Jaime Ruitort, Guillermo Estarellas, etc. [...]» [47].

         *       Bonnín –escribe Bibiloni– le dice a Mons. Hervás, Obispo de Ciudad Real, el 21 de mayo de 1964, que «“[...] los Cursillos se gestaron los años 1944, 1945 y 1946, valiéndonos de las notas y de las experiencias que teníamos de los que se celebraron el año 1941 y 1943 por los del Consejo Superior. Esta es la verdad”» [48].

 

         En un momento –como acabamos de ver– Bonnín afirma que el primer Cursillo de Cristiandad se celebró en agosto de 1944. En éste, que los cursillos se gestaron los años 1944, 1945 y 1946. Y ésta es la verdad. ¿Sólo –repetimos– ésta es la verdad? ¿Quiere decir –repetimos– que cualquier otra afirmación hecha por él antes de esa fecha no la hemos de tener por verdad?

Según el Diccionario de la Lengua Española «gestar» significa:

1.  tr. Dicho de una hembra: Llevar y sustentar en su seno el embrión o feto hasta el momento del parto.

2.  tr. Preparar o desarrollar algo, especialmente un sentimiento, una idea o una tendencia individual o colectiva. U. t. c. prnl.

 

         *       «Después de la mili [49]–le pregunta– volviste al negocio familiar y, de alguna manera, tu tiempo ya no era tuyo, habías iniciado una opción singular, que es la que te llevaría a crear el Movimiento de Cursillos. ¿Tuviste problemas con tu padre por este motivo?». «No los recuerdo –le contesta Bonnín–. Siempre toleraron el que me fuera y nunca me pidieron cuentas de nada, a pesar de que siempre que venía decía que nunca me había divertido tanto, y lo sigo diciendo ahora» [50].

 

         Bonnín acepta la pregunta tal como le es hecha sin formular reparo alguno.

         Después de la mili –dice Eduardo Suárez– Bonnín volvió al negocio familiar en 1946  [51]  y, de alguna manera, su tiempo ya no era suyo, porque había iniciado una opción que le llevaría a crear el Movimiento de Cursillos. No dice porque había creado el Movimiento de Cursillos. Y estábamos ya en el año 1946.  Luego ¿cómo pudieron haber nacido los Cursillos en 1944?

 

Publicado por verdenaranja @ 0:02  | Noticias de religi?n
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios