Lunes, 22 de diciembre de 2008

LA SAGRADA FAMILIA / B

28 de diciembre de 2008


Que Jesús, el Hijo de Dios hecho hombre, esté con todos vosotros.


Con toda el gozo, nos reunimos este domingo para celebrar la Eucaristía. El Hijo de Dios, aquel que es la Luz y la Vida, ha venido a compartir nuestra condición humana, y ha nacido en un establo, en Belén, acompañado del amor de José y de María.

Hoy nuestros ojos siguen fijos en aquel niño. Y contemplamos cómo su vida humana se va desar­rollando, en el seno de una familia que le ayudaba a crecer, a descubrir el mundo, a descubrir tam­bién su misión. Y mientras lo contemplamos a él, pensamos también en todos los niños que crecen en el mundo entero, en situaciones tan distintas, a veces muy difíciles y dolorosas. Y pensamos tam­bién en nuestras familias yen todas las familias, y pedimos a Dios para que a todos nos acompañe con su amor.


A. penitencial: Con unos momentos de silencio, preparémonos ahora para celebrar la Eucaristía.


Hijo de Dios, que, nacido de María, te hiciste nuestro hermano. SEÑOR, TEN PIEDAD.

Hijo del hombre, que conoces y comprendes nuestra debilidad. CRISTO, TEN PIEDAD

Hijo primogénito del Padre, que haces de nosotros una sola familia. SEÑOR, TEN PIEDAD.


Gloría: Como los ángeles en Belén, cantemos también nosotros la gloria de Dios, que es la paz para la humanidad entera:

 

Antes de las lecturas: Dispongámonos a escuchar el mensaje de la Palabra de Dios, que tendrá como momento culminante la lectura del evangelio, en el que contemplaremos la Buena Noticia del Hijo de Dios hecho hombre, en el seno de una familia humana.


Oración universal: El nacimiento del Hijo de Dios ha unido el cielo y la tierra. Por eso, con toda con-fianza, podemos rezarle a Dios, nuestro Padre, diciendo: PADRE, ESCÚCHANOS.

Por la Iglesia. Para que la celebración del nacimiento del Hijo de Dios nos llene a todos los cristianos de alegría y de confianza. OREMOS:


Por los países que viven los horrores de la guerra y del hambre. Para que los dirigentes políticos y económi­cos quieran trabajar de verdad para terminar con estos desastres. OREMOS:


Por las familias de nuestra parroquia, y por todas las familias. Para que el amor de Dios manifestado en la familia de Jesús, María y José las llene de su fortaleza y de su gracia. OREMOS:


Por nosotros, reunidos en este domingo para celebrar la Eucaristía. Que cada día sepamos amarnos más unos a otros. OREMOS:


Escucha, Padre, nuestra oración, en esta fiesta de la Sagrada Familia de Jesús, María y José, y con-cédenos vivir con la fe, la esperanza y el amor con que ellos vivieron. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Prefacio de Navidad

Padrenuestro: Como hijos de Dios, hermanos de Jesús, nos atrevemos a decir:


Invitación a la comunión: La Palabra se hizo carne, y habitó entre nosotros, y hemos contemplado su gloria. Este es Jesús, el Mesías, el Señor, el Salva­dor. Dichosos los invitados a su mesa.


CPL


Publicado por verdenaranja @ 22:23  | Liturgia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios