Jueves, 08 de enero de 2009

Comunicado que han emitido los patriarcas y responsables de las Iglesias en Jerusalén ante situación en Gaza. (Enero 2009) 

 

Nosotros, patriarcas, obispos y responsables de las Iglesias cristianas en Jerusalén, seguimos con profundo interés, pesar y conmoción la guerra que se ha desatado en la Franja de Gaza y la subsiguiente destrucción, asesinatos y derramamiento de sangre, especialmente en un periodo en el que celebramos la Navidad, el nacimiento del Rey del amor y de la paz.


Al mismo tiempo que expresamos nuestra profunda tristeza por este renovado ciclo de violencia entre israelíes y palestinos, y la continuada ausencia de paz en nuestra Tierra Santa, denunciamos las continuadas hostilidades en la Franja de Gaza y toda forma de violencia y asesinatos desde todas las partes. Creemos que continuar con este derramamiento de sangre y de violencia no conducirá a la paz y a la justicia sino que despertará más odio y hostilidades, y más aún, continua confrontación entre los dos pueblos.


Por consiguiente, hacemos un llamamiento a los jefes de ambas partes del conflicto para que vuelvan a la sensatez y cesen los ataques violentos, que sólo traen destrucción y tragedia, y por el contrario les urgimos a trabajar para resolver sus diferencias a través de medios pacíficos y no-violentos.


También hacemos un llamamiento a la comunidad internacional para que cumpla con sus responsabilidades e intervenga inmediatamente, que pare de forma activa el derramamiento de sangre, y ponga fin a toda forma de confrontación; que actúe de manera fuerte y clara para que termine la presente confrontación y se actúe sobre las causas del conflicto entre los dos pueblos; para que finalmente se resuelva el conflicto israeli-palestino a través de una solución justa y global basada en las resoluciones internacionales.


A las diversas facciones palestinas les decimos: Es hora de acabar con vuestra división y de solucionar vuestras diferencias. Llamamos a todas las facciones en esta hora crucial a poner los intereses del pueblo palestino por encima de los intereses personales o de facción, y de avanzar de forma inmediata hacia una reconciliación nacional conjunta y a usar todos los medios no-violentos para lograr una paz justa y completa en la región.


Finalmente, elevamos nuestras oraciones al Niño del pesebre para que inspire a las autoridades y a los que pueden decidir de ambas partes, israelíes y palestinos, para que actúen de forma inmediata para que finalice la trágica situación actual en la Franja de Gaza. Oramos por las víctimas, los heridos y los que están llenos de angustia. Que el Señor Dios Todopoderoso conceda consuelo y paciencia a todos los que han perdido a sus seres queridos. Oramos por todos los que tienen que vivir en el pánico y el miedo, para que Dios les bendiga con la calma, la tranquilidad y la verdadera paz.

 

Llamamos a que el próximo domingo, día 4 de Enero, sea un día de justicia y de paz en la tierra de la paz.

 

+ Patriarca Theophilos III,  del Patriarcado Griego Ortodoxo.

+ Patriarca Fuad Twal, Patriarcado Latino.

+ Patriarca Torkom II, Patriarcado Armenio Apostólico Ortodoxo.

Padre Pier Battista Pizzaballa, OFM, Custodio de Tierra Santa.

+ Anba Abraham, Patriarcado Copto Ortodoxo.

+ Arzobispo Swerios Malki Mourad, Patriarcado Sirio Ortodoxo.

+ Abune Matthias, Patriarcado Etíope Ortodoxo.

+ Arzobispo Paul Nabil Sayyah, Exarcado Patriarcal Maronita.

+ Obispo Suheil Dawani, Iglesia Episcopal de Jerusalén y Oriente Medio.

+ Obispo Munib Younan, Iglesia Evangélica Luterana en Jordania y Tierra Santa.

+ Obispo Pierre Malki, Exarcado Patriarcal Sirio Católico.

+ Obispo Youssef Zre'i, Exarcado Patriarcal Greco Católico.

Padre Raphael Minassian, Exarcado Patriarcal Armenio Católico


Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios