Lunes, 26 de enero de 2009

DOMINGO 4 DEL TIEMPO ORDINARIO / B

1 de febrero de 2009

 

La paz de Dios esté con todos vosotros.


Bienvenidos a celebrar la Eucaristía de este domingo. El evangelio de Marcos que leemos este año, nos presenta a Jesús anunciando la Buena Noticia de Dios en su tierra de Galilea, y liberando de todo mal. Y todos los que lo veían quedaban admirados.

También nosotros, seguidores de Jesús, admiramos su enseñanza y su fuerza salvadora, y por eso queremos seguirle. Hoy, una vez más, escuchare-mos su palabra y nos sentaremos a su mesa, para que él nos llene de su vida.


A. penitencial: En silencio, preparémonos para cele­brar la Eucaristía. (Silencio).


Tú, fuerza y esperanza para los que sufren. SEÑOR, TEN
PIEDAD.

Tú, liberador de los oprimidos. CRISTO, TEN PIEDAD.

Tú vencedor del mal y de la muerte. SEÑOR, TEN PIEDAD.


1. lectura (Deuteronomio 18,15-20): En esta primera lec­tura, Dios anuncia a su pueblo que enviará un profeta para que hable en su nombre. Nosotros reconocemos que Jesús es este profeta, y creemos que él es la pre­sencia de Dios entre nosotros.


2. lectura (1 Corintios 7,32-35): En la segunda lectura, san Pablo valora su propia experiencia como per­sona totalmente dedicada al anuncio del Evangelio, y reflexiona sobre la importancia de esa plena dedica­ción a Dios. Por ello, anima a renunciar al matrimonio a todo aquel que sienta esa llamada, para vivir la entrega total que él vive.

Oración universal: Unidos en la fe y en la esperanza, oremos al Padre por toda la humanidad. Somos hermanos de todos los hombres y mujeres del mundo, y queremos que el amory la gracia de Dios transforme las vidas y los corazones de todos. Oremos diciendo: ESCÚCHANOS, PADRE.


Por las comunidades cristianas del Tercer Mundo. Oremos para que sean estímulo de esperanza para sus países y para su gente. OREMOS:


Por las vocaciones sacerdotales y religiosas. Oremos para que aumenten en nuestras comunidades, para el bien de toda la Iglesia. OREMOS:


Por los gobernantes y los políticos de nuestro país. Oremos para que trabajen al servicio del respeto y la concordia entre todos los ciudadanos. OREMOS:


Por los jóvenes. Oremos para que puedan encontrar trabajos dignos que les permitan afrontar el futuro con confianza. OREMOS:


Por todos nosotros. Oremos para que la celebración de la Eucaristía que nos reúne cada domingo nos haga vivir con mayor alegría nuestra fe. OREMOS:


Escucha, Padre, nuestra oración, y haz que toda nuestra vida sea un buen testimonio de la fe que profesamos. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Padrenuestro: Como Jesucristo nos ha enseñado, y sintiéndonos hijos de Dios, nos atrevemos a decir:


CPL


Publicado por verdenaranja @ 22:24  | Liturgia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios