S?bado, 07 de marzo de 2009

Carta pastoral conjunta, con motivo de la Cuaresma, escrita por el Arzobispo católico Mons. John Bathersby y el Arzobispo anglicano Mons. Philipp Aspinall, al cumplirse el 150º aniversario de la institución de la Archidiócesis Católica y la Archidiócesis Anglicana en la ciudad de Brisbane.

 

 

 

Unidos por Jesús a través de la Cuaresma

Carta Pastoral conjunta de Cuaresma para 2009

150 aniversario de las archidiócesis Católica y Anglicana en Brisbane

 

¡Gracia a vosotros y paz de parte de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo!

 

Reconocemos y admitimos que el Espíritu Santo ha estado anidando en esta antigua tierra y su pueblo durante miles de años. En los últimos tiempos – los últimos 150 años y antes – al conocimiento de Dios se le ha dado expresión más concreta por la buena noticia de Jesucristo.


Damos gracias y rogamos a Dios por las muchas bendiciones vertidas sobre nuestras respectivas iglesias en los últimos 150 años.

 

Damos gracias a Dios especialmente por aumentar generaciones de fieles hombres y mujeres, que han testificado del amor de Dios, han conocido la gracia de Jesucristo, y que, con el poder del Espíritu Santo, han practicado el mensaje de Cristo y el ministerio de la reconciliación y han traído esperanza a los otros.

Han vivido como discípulos de Cristo, han mantenido la fe, han terminado la carrera y han brillado como lámparas en nuestras diócesis para la gloria de Dios Padre, y nos han transmitido una fe viviente.

 

Damos gracias y rogamos a Dios por el crecimiento conjunto  de nuestras iglesias, recordando la oración de Jesús “que todos puedan ser uno”.


La amistad personal entre los anteriores arzobispos y obispos de nuestras respectivas iglesias ha sido constante, y proporcionó un trampolín para un feliz florecimiento de cooperación ecuménica, especialmente desde el temprano 1960.


Esta cooperación continúa en nuestro propio tiempo de muchas maneras.

Cada año los obispos comparten una comida juntos y cada año el clero diocesano acude juntamente a un día de estudio y reflexión común. Durante 25 años el Colegio de Teología de Brisbane ha proporcionado una educación teológica común para los candidatos de ordenación de las dos iglesias.

 

Cada año las dos catedrales acuden juntas a celebraciones comunes, tales como la reciente “marcha de calle” – parte de la preparación del Día Mundial de la Juventud Romana Católica en 2008.


Estudiamos conjuntamente los documentos de la Comisión Internacional Anglicana- Católica Romana para la Unidad y Misión, y AUSTARC (Conversaciones Australianas Anglicano Romano Católicas);  participamos del sentimiento  respecto a tensiones dentro de ambas comuniones; y nos alegramos por las iniciativas parroquiales de cooperación.

 

En 2008, el Arzobispo Bathersby (en su calidad de Presidente de IARRCUM) fue convidado como un invitado a la Conferencia Anglicana de Lambeth y esto consolidó más la amistad que compartimos.

 

Quizá el ruego a Dios por el don precioso de la unidad fue expresado mejor en Mayo de 1984, cuando el Arzobispo John Grindrod y Francis Rush firmó una Declaración Común en la Catedral de San Juan, que elevó las cálidas relaciones entre las comunidades Anglicanas y las Católicas Romanas de las diócesis respectivas de Brisbane.

 

En una sociedad cada vez más secular, las iglesias reconocen el valor en solidadridad y fraternidad. Pero más que esto, estamos motivados por un deseo de ser obedientes a Jesús que rogó “que ellos sean uno… para que el mundo pueda creer que tú me envisaste”. Al estar al pricipio de la Cuaresma, un tiempo que nos invita al recuerdo especial  y reflexión, también nosotros reconocemos las sombras en las que hemos caído en la cooperación ecuménica.


Alguna vez cada iglesia ha frustrado al Espírtu Santo.


Durante muchas décadas, hubo poco o ningún contacto entre las iglesias. Sectarismo, sopecha, y dureza de corazón han sido parte de nuestra común historia también.


Nos hemos conducido más por el temor que por el amor; más por la propia protección que por la esperanza; careciendo en ambos entendimiento y voluntad para responder a las demandas del Evangelio. Nos ha faltado hacer lo que deberíamos haber hecho.

 

 

Por esta razón – y para hacer consonacia con la Cuaresma y  hacer nuestras celebraciones del 150 más auténticas – invitamos como  muchos Anglicanos y Católicos Romanos deseamos hacerlo así, a unirnos en la Catedral de San Juan el viernes 27 de Marzo, para un acto común de arrepentimiento por nuestros defectos ecuménicos y otros durante estos pasados 150 años, y para volver a consagrarnos a nosotros mismos al trabajo de Cristo en cooperación y buena voluntad de unos para con los otros en los años venideros.


También, el viernes 29 de Mayo, intentamos renovar la Declaración Común de 1984 y firmar un acuerdo de entendimiento.

 

A través de este acuerdo buscamos y anticipamos las bendiciones de Dios en los años venideros. Nos comprometemos entre otras cosas:


- a continuar orando unos por otros

- a mantener una celebración de una Liturgia Ecuménica anual de Reconciliación

- a invitar a los obispos a predicar en unas y otras iglesias en ocasiones oportunas

- a continuar el día conjunto del clero de oración compartida, debate y reflexión

- a considerar posibilidades para uso conjunto de fábrica y recursos de iglesia- a considerar posibilidades para más colaboración en educación teológica, formación sacerdotal y educación y capacitación laical.

 

Y a investigar posibilidades para cooperación en el desarrollo y presentación de música de iglesia, arte, obra de teatro y lecturas públicas adecuadas y eventos.


En todo eso que hacemos este año, buscamos la gloria de Dios, conscientes que el Espíritu Santo está moviendo, inspirando y guiándonos. Pedimos vuestras oraciones, porque juntos predicamos el Evangelio de Jesucristo.


Estad seguros de nuestras oraciones por vosotros a través del camino cuaresmal.


John Bathersby, Arzobispo Católico

Phillip Aspinall, Arzobispo Anglicano

 

(Traducción particular no oficial desde el inglés)

 


Publicado por verdenaranja @ 23:27  | Hablan los obispos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios