Lunes, 16 de marzo de 2009

DOMINGO 4 DE CUARESMA / B
22 de marzo de 2009

 

La gracia y la paz de nuestro Señor Jesucristo, que nos ama y nos llama a la conversión, estén con todos vosotros.

 

Hemos pasado ya la mitad de la Cuaresma. La Pascua está cerca. A lo largo de estas semanas, con buena voluntad, nos hemos esforzado por renovar nuestra vida, acercándonos más al Evan­gelio y uniéndonos más a Jesús. Y lo seguiremos haciendo, convencidos de que merece la pena llenarnos del amor, de la luz, de la vida que él nos ofrece


A. penitencial:
Con el anhelo de intensificar nuestra renovación personal, iniciemos esta celebración pidiendo perdón por todo aquello que nos separa de Dios, nuestro Padre. (Silencio, sin prisas).

 

Confesemos juntos nuestros pecados: Yo confieso, ante Dios Todopoderoso...

 

Dios, rico en misericordia, se apiade de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna.

 

Y ahora, desde nuestra pequeñez, invoquemos a Aquel que nos ama y tiene piedad de nosotros.

SEÑOR, TEN PIEDAD / CRISTO, TEN PIEDAD / SEÑOR, TEN PIEDAD (cantado).

 

1. lectura (2 Crónicas 36,14-16.19-23): En estos domingos de Cuaresma, seguimos recordando las etapas princi­pales de la historia del Antiguo Testamento. Hoy se nos recuerda un momento triste, un momento de ruptura. Es el final de los años en los que Israel había sido gober­nado por los reyes descendientes de David.

 

Salmo (136): Con las palabras del salmo, nos unimos a los israelitas desterrados en Babilonia.

 

2. lectura (Efesios 2,4-10): Preparándonos para la Pascua, escuchemos el anuncio de salvación que nos hace san Pablo. Es la obra de Dios, es la vida nueva que Jesucristo nos invita a vivir.

 

Oración universal: En este tiempo de conversión y de renovación de nuestra fe y nuestra esperanza, oremos cantando: KYRIE, ELEISON.

 

Por la Iglesia. Que sea siempre signo del amor de Dios para toda la humanidad. KYRIE, ELEISON.

Hoy, de un modo especial, oremos por el Seminario, donde se preparan los futuros sacerdotes de nuestra diócesis, y por sus responsables y formadores. KYRIE, ELEISON.

 

Por las vocaciones sacerdotales. Que no falten jóvenes que se sientan llamados y estén dispuestos a seguir al Señor en este camino de servicio. KYRIE, ELEISON.

 

Por los niños yjóvenes que recibirán el sacramento del bautismo, o de la confirmación, o que comulgarán por primera vez, en el próximo tiempo de Pascua. KYRIE, ELEISON.

 

Por todos nosotros. Que vivamos con intensidad este tiempo de conversión y de renovación que es la Cuaresma. KYRIE, ELEISON.

 

Escúchanos, Señor Jesús, y ten piedad de nosotros y del mundo entero. Tú que vives y reinas...

 

Padrenuestro: "Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único para que no perezca ninguno de los que creen en él, sino que tengan vida eterna", hemos escuchado en el evangelio. Por eso, como Jesucristo nos enseñó, nos atrevemos a decir:


CPL


Publicado por verdenaranja @ 23:05  | Liturgia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios