Martes, 07 de abril de 2009

Lo que es el sacerdote según Pablo VI — “A los sacerdotes de Roma, 17-2-1972”, hoja distribuida a los presentes (sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos) en la Iglesia Catedral de Tenerife en la Misa de los Óleos, el Martes Santo 7 de Abril de 2009,  con encargo del Obispo Diocesano de leerla y meditarla.

LO QUE ES EL SACERDOTE

El presbítero no es sólo el que preside el momento religioso de la comunidad, sino que es verdaderamente el indispensable y exclusivo ministro del culto oficial, realizado en la persona de Cristo y -al mismo tiempo- en nombre del pueblo. 

Es el hombre de la oración,

el sólo operador del sacrificio Eucarístico,

el vivificador de las almas muertas,

el tesorero de la gracia,

el hombre de las bendiciones.

 

El, el Sacerdote-apóstol,

es el testigo de la fe,

el es el misionero del Evangelio,

el es el profeta de la esperanza,

el es el centro de promoción y de reunión de la comunidad,

el es el constructor de la Iglesia de Cristo fundada sobre Pedro.

 

Es el pastor del pueblo de Dios,

es el obrero de la caridad,

el tutor de los huérfanos y de los pequeños,

el abogado de los pobres, el consolador de los que sufren,

el padre de las almas, el confidente, el consejero,

el guía, el amigo de todos,

el hombre para los demás,

y, si llega el caso, el héroe voluntario y silencioso. 

Mirando bien, en el rostro anónimo de este hombre solitario, sin hogar propio, se percibe el hombre que ya no sabe amar como hombre, porque todo su corazón lo ha entregado, sin retener nada para sí, a aquel Cristo que se entregó a si mismo hasta la cruz por él (Cfr. Gal. 2, 20), y aquel prójimo que el se ha propuesto amar según la medida de Cristo (Cfr. lo. 13, 15); este es el sentido de su intensa y beata inmolación celibataria, en una palabra, es otro Cristo.

Esta finalmente es la identidad del Sacerdote; lo hemos oído repetir muchas veces: el Sacerdote es otro Cristo, Entonces: ¿Por qué dudar? ¿Porqué temer?


Publicado por verdenaranja @ 17:09  | Espiritualidad
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios